CRONICAS PARA LA HISTORIA DE PUERTO SERRANO Por Manuel Garcia Gil

EL ESCUDO

Escudo

El símbolo heráldico de Puerto Serrano, está dividido en dos partes, en la parte superior, en oro, está un soberbio caballo blanco, en actitud indómita, sobre fondo verde, primorosamente enjaezado y con las riendas cortadas. En la parte inferior, en plata, una encina de Sinople, terrasada de color verde, y coronado con una Corona Real, cerrada por diademas, típica de la casa de Borbón.

El caballo simboliza el carácter de los policheros, independiente y luchador. También nos dice que pertenecíamos a Morón de la Frontera.

Dice la leyenda que “ Estando la tropa del Santo Rey Fernando III de Castilla en las paredes del Castillo de Morón, realizando el sitio para su rendición, después de conquistar las fortalezas, Castillos y Torres de Defensa de los alrededores, entre las que se encontraba la Torre de Gailir, con buenos jinetes armados, hallaron gran resistencia mora.

Día tras día, merodeaban por los alrededores del castillo, presumiendo los jinetes de su prestreza y adiestramiento. Los árabes presentaron varias escaramuzas, pero estaban asustados ante tan gran Ejército que tenían delante de las murallas. Los moros miraban desde las almenas de la Fortaleza, como poco a poco iban estrechando el cerco, subiendo incluso los Caballeros Cristianos hasta las mismas murallas.

El Capitán moro, pensando que iban a asaltar la gran fortaleza, aceptó la lucha a muerte, a acero desnudo.

En uno de tantos ataques, batiéndose espada en mano, un caballero cristiano, le cortó las riendas del caballo del Adalid Sarraceno, quien fue vencido en el suelo, mientras el corcel desbocado volvió a la misma puerta de donde había salido, aprovechando los caballeros del ejército del Santo Rey el paso del corcel para penetrar en la fortaleza y conquistarla, el día 22 de Julio de 1.240.

Alfonso X El sabio, hijo del conquistador, dijo “por haber rendido y preso a este caudillo moro, esforzado y valiente, se ganó la población y, habiéndole ganado el caballo en la refriega, resultó el tomarle sus moradores por trofeo, como se advierte en el escudo de la villa”.

La encina es debida a que la mayor parte del término municipal estaba constituida por este arbol. Según el libro “Vegetación Forestal de la Provincia de Cádiz” publicado en 1.930, la mitad del término era zona forestal y según Mc Pherson en su libro “Bosquejo Geológico de la Provincia de Cádiz” de 1.873, por la gran arboleda existente en nuestro término, era lugar predilecto de escondite de los bandoleros Diego Corriente, Francisco Villaescusa “El Cristo” y José María El Tempranillo.

ANTIGUEDAD

La zona sub-bética donde nos encontramos, fue cuna de civilizaciones que vinieron por el mediterráneo y se adentraron por la vega del Guadalquivir.

Las tierras policheras han sido testigos del asentamiento de diferentes culturas. Esta ocupación ininterrumpida obedece a las distintas características geográficas que confieren al lugar unas favorables condiciones de habitabilidad. Entre ellas podemos citar: la proximidad del río Guadalete, que atraviesa ricas tierras de labor y que fue una importante vía de comunicación en tiempos prehistóricos e históricos, y de fuerza motriz para los molinos de aceite y harina; la posición estratégica en la que se establece, como zona fronteriza y, a la vez, de paso, por ser nexo entre distintos términos; y sus abundantes recursos naturales y económicos: agricultura, caza, extracción de minerales.

DSC_0029

Silos prehistóricos, necrópolis del Bronce, tumbas árabes, restos de poblamientos romanos y un importante legado cultural conforman el patrimonio de este pueblo de privilegiado por el paso de culturas y civilizaciones.

DSC_0043

En el cerro el Castellar, existen restos de batallas y como prueba de ello, tenemos la espada depositada en el museo arqueológico de Villamartín así como las numerosas puntas de flechas encontradas. Esta espada está datada en torno al siglo III antes de Cristo.

Son También de ese tiempo los restos de las murallas existentes en la cima de dicho cerro. Seguramente fue escenario del asalto por parte de o bien romanos o bien cartagineses al recinto amurallado existente allí. Porque por aquel tiempo hubo en esta zona fuertes enfrentamientos entre romanos, cartagineses y los iberos, habitantes autóctonos.

Debía ser un recinto de cierta importancia como podemos ver por los restos de hierro fundido que se han encontrado y que aún guarda la forma del fondo del crisol que era un recipiente de piedra donde se vertía el metal fundido.

Seguramente este emplazamiento del Castellar vigilaría una ruta comercial ya que en esta época existía una amplia red de intercambios. En el propio Castellar han aparecido cuentas de collar de bariscita.

Estrabón, señala que los Iberos poblaron la orilla izquierda del Guadalquivir.

En la Huerta de Pozo Amargo, en la vertiente meridional de la montaña, se descubrieron los restos de una importante civilización prehistórica. Sigue una línea de muchos centenares de metros, haciendo luego un vasto círculo por toda ella, se ve la cimentación no interrumpida de un grueso muro de piedras yuxtapuestas, estando el centro ocupado por los restos de edificios cuadrangulares.

Se han encontrado sepulturas de forma trapezoidal típicas de los ibéricos por la posición del cadáver, compuestas por piedras sin tallar y cubiertas de lajas y otras por montículos de tierra y hachas pulimentadas que parece son del Neolítico.

En el Castellar se han encontrado flechas, hachas pulimentadas, cuchillos, etc. conservándose restos prehistóricos, y una antigua muralla del castillo que sirvió de defensa.

Es comienzos de de Bronce, cuando la zona parece cobrar mayor relevancia, como lo han demostrado las excavaciones arqueológicas realizadas en la necrópolis Fuente de Ramos, de cuevas artificiales correspondientes al II milenio antes de cristo.

Tartessos desapareció abruptamente de la historia: a partir de la batalla de Alalia no hay más referencias escritas. Su lugar fue ocupado por los Fenicios para adueñarse del comercio mediterráneo.

Ya los hermanos De la Cierva en su libro de Puerto Serrano, decían que en nuestro término se han encontrado objetos que hacen pensar en el poblamiento de la falta de la Sierra, en el Haza del Toril, en lo que conocemos como Torre Gailin y Chaparral existió una ciudad Fenicia de cierta importancia en aquellos tiempos. Podemos pensar que el rio Guadalete era una buena comunicación con el Mar. En un verso, dice Silio Itálico “Sidonium posesa iugum thartessia tellus” que significa “La tierra Tartesia ocupada -soportó- el yugo Fenicio”. Se extendía por la falta de Torre Gailin, desde el Almendral hasta el Chaparral, el lugar central se conoce como “La Huerta del Rey” y vivían en grupos diseminados. Se han hallado gran material que así lo prueban, monedas, un hermoso mosaico que según los más mayores del lugar dice que se volvió a enterrar, edificaciones, tumbas, etc.

Con la llegada de los romanos se vivió un prolongado periodo de paz floreciendo el comercio en nuestro término como demuestra el hecho de que en el Cañuelo hayan aparecido monedas semis de Carteia (San Roque), Podríamos sacar la conclusión de que el tesoro numismático encontrado en Puerto Serrano a fines del XIX y depositado en el museo arqueológico de Sevilla, estaba datado en la época de las guerras de Mario y Sertorio contra Sila en el siglo I a. C.

MARCIAGO.

En la “Huerta del Rey”, hubo un asentamiento fenicio de cierta importancia como se describe en el apartado anterir.

Aún existen en nuestro pueblo muchas casas antiguas construidas a base de yeso, barro y piedras, costumbre que nos dejaron los fenicios.

Posteriormente, fue una ciudad romana que debió tener cierta importancia, pues han aparecido monedas con acuñaciones propias, e importantes restos arqueológicos, como la escultura de “Atis Funerario” que se encuentra en el Museo Arqueológico de Sevilla con el número de catálogo 1.360, por donación de J. Sebastián Bandaran en 1,944, y que Garcia Bellido lo describe minuciosamente “ Cruza las manos sobre su abdomen y descansa el peso del cuerpo sobre el pie derecho avanzando la pierna exonerada. Se viste de túnica corta, chlamys, que cae por detrás y bragas orientales. Fáltale la cabeza que era pieza postiza, pero quedan sobre los hombros las largas orejas del gorro frigio que cuelgan como ínfulas. Fáltale también los pies, el izquierdo desde la rodilla. Es Obra cuidadosa de factura superior”, columnas de mármol rojo, mosaicos que se encuentran en el Museo Arqueológico de Sevilla junto a 28 denarios oficiales romanos encontrados en la localidad. Asimismo quedan vestigios de numerosas “villae” (explotaciones agrícolas) que se repartieron por todo el término. Se conoce también la necrópolis correspondiente a este momento, que ocupó varias hectáreas y de la que aun se pueden visitar varios enterramientos en el pago de El Almendral.

IRIPPO Y ROMA

Irippo fue un asentamiento Turdetano, situado cerca de la finca Navalahiguera, cerca de San Pedro, según nos relata Juan J. García López en su “Historia de Morón”.

Los Romanos invadieron nuestra tierra para enfrentarse con el General Cartaginés Anibal, que quería atacar Roma, y nos invadieron a sangre y fuego.

Publio Cornelio Escipión fué el primer romano en venir, y lo hizo con un gran ejército , llegando a la Bética, pero antes de lograr su objetivo, murió en Linares, siendo sustituido por Cneo Cornelio Escipión, su hermano, que también murió sin conseguir el objetivo. Publio Cornelio Escipión hijo, (conocido como El Africano Mayor por su victoria en la Batalla de Zama (19 de octubre del 202 a. C.), y representó el desenlace de la Segunda Guerra Púnica. En ella se enfrentaron el general cartaginés Aníbal Barca y el joven Publio Cornelio Escipión, en las llanuras de Zama), sí consiguió el objetivo que tenía impuesto, venciendo en la gran batalla de Ilipa que hoy es Alcalá del Rio y en la de Estepa y fundó la ciudad de Itálica, consiguiendo echar a los Cartagineses de la península .

Conquistó IRIPPO, llegando posteriormente a tener cierta importancia.

Esta Ciudad estuvo enclavada en un despoblado entre Zahara y Morón, en la confluencia de los Ríos Guadalete y Guadalporcum. Según nos relató el historiador Bohorquez en el siglo XVII, estaba en la finca Navalahiguera y parte en la de Capellanías.

Se hallaron cimentaciones, una fuente que aún está en funcionamiento, un subterráneo que conducía a una bóveda espaciosa, sostenida por dos gruesos postes de mampostería, sepulcros, ídolos y muchas monedas con acuñaciones propias.(Se han encontrado monedas con Cabeza de Mancebo, coronada de hojas en el anverso y una matrona sedante con cornucopia y stribilus o pina en las manos en el reverso).

Moneda Irippo 2 Moneda de Irippo

Otra construcción de características romanas son los restos de “El Chaparral”, situados junto a la cañada real.

Los cultivos romanos y sus técnicas han servido en el campo hasta que llegó la mecanización. El arado romano tirado por mulos casi todos lo hemos conocido. Las técnicas del riego y el abono las podíamos ver en nuestras huertas.

Los Romanos, dotaron de carreteras a nuestro término. Puerto Serrano, era un cruce de 4 carreteras, una iba a Morón de la Frontera por el Charco Pajarito, atravesando el río. Otra por Siré hasta Arcos, otra por el Huerto León hacia Ronda y otra hacia Hispalis (actual Sevilla) é Itálica por la Cañada que va a Montellano. En casi todas se puede ver pinos diseminados, y no hace muchos años que aún estaban empedradas de cuando los Romanos, siendo la que mas ha durado la que pasa por el Huerto León.

También explotaron las salinas en nuestro término, existiendo una funcionando hasta hace muy poco tiempo.

Practicaban la religión indígena y realizaban el culto a la Madre, a pesar de la dominación Romana, pero a partir del 202 de nuestra era, según Tertuliano, eran ya Cristianos todos los confines de la Bética.

Con la caída del imperio Romano y la entrada de los Godos en nuestra tierra en el año 457 según nos relata Bohorquez, se perdió gran parte de la civilización que nos dieron los Romanos. Estuvieron aquí casi tres siglos, pero no nos dejaron mucha huella.

LA BATALLA DEL GUADALETE

Los visigodos (Godos sabios) que venían de Germania Oriental, conquistaron totalmente la península a los Romanos, mandados por Eurico, en el año 469.

El florecimiento que ganó España con los Romanos, se perdió bastante con los Visigodos. Morón y toda su zona incluido nuestro término, pertenecía al final de la dominación al famoso conde Don Julián que también era Gobernador de Ceuta. Era de la facción del fallecido rey Witiza que disputaba la corona a Rodrigo.

En la primavera del año 711, el 28 de Abril Tarik Ben-Zayat el Berberisco, lugarteniente de Musa, gobernador del Norte de África, desembarca en Gibraltar. Don Rodrigo, que estaba en Pamplona en guerra contra los Vascones se entera de la invasión y armó un ejercito improvisado y se dirigió hasta Andalucía y otro ejército lo puso al mando de Sisberto.

Musa, gobernador del Norte de África fue llamado por el conde Julián que fue el que facilitó el paso de las tropas árabes por el Estrecho de Gibraltar. Según cuenta la leyenda, la joven, hija del conde Julián, fue enviada a la corte para ser educada y encontrar un buen partido. Don Rodrigo, que en aquellos momentos padecía sarna y al que cuidaba la muchacha, se enamoró locamente de ella, hasta el extremó que la violó. La venganza del padre fue permitir el paso de Tariq.

Don Rodrigo

Según el pacto que habían contraído, la flota de Don Julián ayudaría a la infantería de Tāriq a desembarcar en la Península.

Desde un primer momento se establecieron en la llamada montaña de Calpe, que pronto fue renombrada por Ŷabal Tāriq ibn Ziyād, la montaña de Tāriq (la actual Gibraltar). 

Tāriq estableció una base un poco más al oeste, en isla verde (actual Algeciras), cuya misión era servir de base para garantizar la retirada del ejército en caso de sufrir una derrota.

Dos días de duras escaramuzas antecedieron a la batalla, el 19 y 20 de Julio. Cuando los ejércitos se enfrentaron, los witizanos, que ocupaban los flancos, traicionaron al rey y se pasaron a los musulmanes. Las tropas fieles resistieron pero estaban en clara inferioridad numérica y técnica. La caballería ligera musulmana causó estragos en las filas visigodas.

La batalla definitiva tuvo lugar entre el 22 y el 26 de julio de 711 cerca del río Guadalete, en la provincia de Cádiz.

 Batalla Guadalete

El encuentro entre invasores musulmanes y visigodos tuvo lugar según todos los indicios en la orilla del Guadalete, a la altura de la finca “El Grullo” en el lugar conocido en el pueblo como “La Vega del Rey”. Desde siempre se ha ido transmitiendo de Padres a Hijos el lugar, y en el mismo se han descubierto, gran cantidad de puntas de flechas, espadas, cascos e incluso un cementerio donde enterraron los muertos en la batalla y que hoy parece que se encuentra cubierto por las aguas del río.

1b

Por esta Zona, estaba la calzada romana que llegaba hasta Toledo, encontrándose en ella los dos ejércitos. Llevaron primero la ventaja los Visigodos gracias a su vigorosa caballería, pero entonces tuvo lugar la traición de sus capitanes Sisberto y Abba, que eran hijos del anterior Rey Witiza. Don Rodrigo fue derrotado al quedar sus ejércitos descabezados, pero peleando con mucho valor y arrojo hasta el último momento.

batalla_guadalete 2

El resto del Ejército de Don Rodrigo que pudo huir, fueron alcanzados por los Arabes y se enfrentaron de nuevo en la batalla de la Dehesa de Morejón donde fue definitivamente aniquilado.

Después de esta batalla, a los 4 meses los árabes estaban en Toledo. La Viuda de Don Rodrigo, Eguilona, se casó con el Rey Arabe Abd-El-Aziz, siendo el primer lazo de unión entre las dos culturas.

Posiblemente ninguna acción bélica haya tenido tanta repercusión en la historia de España como esta batalla que significó el fin de la monarquía visigoda y la conquista de la península por los musulmanes. No solo fue un cambio político, fue una transformación muy profunda que marcó nuestra cultura de manera fundamental. Las crónicas cristianas hablan de la ‘pérdida de España’, un suceso dramático, del que se culpó al rey Rodrigo por dejarse llevar por la lujuria.

La realidad es que la monarquía visigoda llevaba mucho tiempo en una situación de inestabilidad peligrosa por los enfrentamientos entre las diferentes facciones que, ya en otras ocasiones, habían pedido ayuda exterior para alcanzar el poder. En este caso fue igual pero con la diferencia fundamental de que los musulmanes se quedaron.

EL PERIODO ARABE

Los árabes, perfeccionaron la agricultura, y la industria, abundando en su época los molinos de harina y aceite en el río Guadalete.

Correspondiente a época hispanomusulmana se conocen varios lugares en el término. Aun se conservan restos de antiguas fortificaciones (El Castellar, Pozo Amargo) y de algunas alquerías con sistemas de almacenamiento (silos) como en la meseta en la que hoy se ubica del Almendral, y el Castillo de Gailir.

Al-Andalus fue dividida en 6 distritos y 21 coras o provincias. El Castillo de Gailir dependía de la Cora de Morón.

Aprovecharon y arreglaron los caminos romanos, pues los Visigodos no habían hecho nada, repararon e hicieron nuevas canalizaciones para el riego y construyeron los molinos de aceites y cereales en el cauce del río.

Era en la zona de Gailir donde los árabes tenían sus molinos de aceite, huertos y cultivos.

EL CASTILLO DE GAILIR

Gailir, fue un Castillo de la Cora de Morón, situado frente al actual Cortijo huerto Morillo. Construido por los árabes como defensa de las rutas de comercio entre Sevilla y Morón con Arcos y Medina Sidonia, que pasaba por la zona, pero principalmente para los molinos de aceite y harina que estaban a la orilla del Río, y que era imposible de defender desde El Castillo de Morón.

Fernando III el Santo, conquista Morón y su Cora, incluido Gailir en 1.240 y desde entonces se convierte en frontera con el Reina Nazarí de Zahara, por lo que tuvo gran importancia al ser la frontera real entre Moros y Cristianos.

En Junio de 1.407 fue atacado por los moros de Zahara, pero fueron repelidos y perseguidos hasta sus tierras.

En Septiembre de 1.407, lo visita el ejército de Don Fernando de Antequera, que queria conquistar Zahara. Estaba lloviendo mucho y los caminos estaban inundados, por lo que pernoctaron en el castillo. El día 11, mora en la casa de Alonso Martinez Cabreriza, cerca de san Pablo de la Breña, y el 12 en las huertas de Jeribel, donde se le unen Espínola, Alcaide de Arcos, Diego Romero de Espera y 305 caballeros y 605 peones de Jerez.

En 1.424 se celebró una batalla contra los moros de Zahara en nuestro término, en la finca Calchite, luchando los de Gailir junto con los de Morón, logrado la victoria. Donaron los despojos de la batalla a la Iglesia de San Miguel de Morón, pues nuestro Castillo de Gailir pertenecía a Morón.

Actualmente, por desgracia, no queda nada del Castillo. Fue aprobada su destrucción por el Ayuntamiento en sesión del 13 de Octubre de 1.894, ya que el maestro de obras del Pueblo Diego López Sousa, había aconsejado al Alcalde Don Juan Martín Ayllón que para evitar gastos, se utilizaran las piedras de la fortaleza para construir el Cementerio nuevo. Pidieron autorización al propietario de la finca “Torre Gailir” y éste accedió con la indiferencia de la ignorancia, porque “a él no le servía para nada”. Así se destruyó este Castillo que fue el que propició que a su alrededor naciera nuestro pueblo, por la incultura de unos mandatarios..

Al lado del Castillo, donde existía ya el núcleo de población, había una ermita, dedicada a Santa María Magdalena, y donde parece que estaba la Imagen de esta Santa Penitente, que luego en el siglo XX se llevaron a Sevilla y nos la cambiaron.

Lo de la ermita, está refrendado en el Memorial de Juan María Auñón y Francisco de Paula Carreño que fue presentado en el cabildo de Morón el 10 de octubre de 1787, Síndico Personero y Procurador General del común de vecinos de Morón, y otros documentos conservados en el Obispado de Jerez.

LA ORDEN DEL TEMPLE

Una vez reconquistada esta zona en 1240, algunas órdenes guerreras se instalaron en la zona. Entre ellas, los Templarios, Orden religioso-militar de los Pobres Caballeros de Cristo, fundada en 1.119 para luchar en las cruzadas.

Aquí construyeron una ermita de grandes dimensiones llamada “Ermita de la Gloria”, aunque tenían por costumbre celebrar sus misas al aire libre. Principalmente decían la misa en un lugar conocido como “el Pulpitillo”, aunque su Iglesia era más grande que la que tenemos actualmente en Puerto Serrano.

Como por esta zona había que pasar por los caminos para ir de Sevilla y Morón a Arcos, Cádiz y Medina Sidonia, se dedicaban a cobrar peajes a los que pasaban.

Los tesoros artísticos que albergaba fueron recogidos por los hombres de Gailir cuando cayó la Orden y trasladados a la Ermita de Santa María Magdalena, al lado del Castillo, entre los que se cree que estaban las imágenes de un Cristo, Santa María Magdalena y San Andrés

La ermita quedó vacía y, con el tiempo, pasó a convertirse en ruinas y desaparecer.

FUNDACION

Hay constancia de asentamientos desde la edad de piedra en nuestro término.

Durante el II milenio a.C habitaron aquí un pueblo prehistórico en la Fuente de Ramos donde podemos ver sus cuevas artificiales donde realizaban su vida cotidiana, y en el Castellar, donde a los arqueólogos tienen mucho trabajo por hacer.

En la dominación Romana, ciudades como Irippo ó Marciago, demuestra la importancia de nuestro término.

En la época árabe, el Castillo de Pozo Amargo, El Castellar ó Gailir, marcaron las defensas que la Cora de Morón utilizó para defender el territorio.

En Gailir es donde se produjo el germen de lo que iba a constituir la población de Puerto Serrano.

En Gailir solo podían habitar unas 300 personas, por lo que se fue construyendo en los alrededores del Castillo. Se cree que al tener esta pequeña capacidad, los moros realizaron un asentamiento en donde hoy radica el pueblo e hicieron su Mezquita donde hoy está el Convento de Nuestra Señora de la Guía (Molino Siré). Los habitantes cuando había peligro, se refugiaban en la fortaleza y en tiempos de paz, vivían en este hermoso valle.

Los Moriscos, que habitaban nuestro término, fueron expulsados de aquí en 1.610. El 13 de Mayo, el Ayuntamiento de Morón nombró a Francisco Jimenez Franco, para que “se encargue de la guarda, administración, beneficio de las casas, olivares y sembrados de los moriscos”. Se recoge en el libro 2º de Actas Capitulares del Ayuntamiento de Morón, y todas sus propiedades Castillo, Viviendas, Mezquita y tierras fueron dadas a los Castellanos.

Oficialmente, el pueblo fue erigido en el año 1.615, el día 22 de Julio. Por las casualidades del destino, el día de nuestra Santa Patrona Santa Maria Magdalena.

Según consta en un documento obrante en el Archivo Histórico Municipal de Morón de la Frontera: “En el año de 1615 se mandó por esta Villa, a instancias de varios moradores de Gailir, fundar de una vez la población de Puerto Serrano, celebrándose antes cabildo abierto en que se obligaron a quedar sujetos a Morón para siempre jamás y acordaron buscar el nombre”.

Eran Alcaldes de Morón, Antonio Auñón y Juan de Palma, por el Estado de Hijosdalgos y de Llanos respectivamente y cumplimentaron las diligencias de la fundación del Pueblo al Alférez Ginés Serrano de Molina y a Cristobal Angulo Gumiel, Corregidor y Alguacil Mayor.

Se designaron las calles, que eran, la de la Iglesia, Enmedio, Ronda, Calvario y San Juan, los vecinos pidieron los solares al Ayuntamiento, que puso solo una condición, que las fachadas debían tener 40 pies (unos 10 metros aproximadamente), y por eso las casas más antiguas del pueblo son todas de al menos 10 metros de fachada.

El nombre que le pusieron Puerto Serrano.

Puerto, por ser camino entre las sierras de Montellano y Tamarguillo, y Serrano, hay dos opiniones, la primera y más extendida es porque aquí comienza la Serranía y la segunda opinión es que fue un antropónimo, el del apellido del Corregidor que nombró el Ayuntamiento de Morón, Ginés Serrano de Molina que entregó la solicitud en el Ayuntamiento de Morón, e iba sin nombre y le puso su apellido.

Antigua zua

Lo lógico hubiera sido que se llamase Gailir, que es como se llamaba el castillo de donde surgió el pueblo a su falda.

El gentilicio que se aplica a sus habitantes es porserranense, aunque es muy común el uso de la palabra “polichero y polichera” para denominar a los naturales de Puerto Serrano. El término “polichero” proviene de la palabra bolichero, que hace referencia a la persona que hace carbón en un boliche. Al parecer, el uso de esta denominación tiene su origen en los habitantes de esta zona que se asentaron en las faldas del Castillo de Gailir, que fabricaban boliches de carbón de encina y cuya costumbre ha perdurado hasta nuestros días.

Se repartió entre los vecinos, el terreno donde hoy radican las calles que fueron las primeras del pueblo, De la Iglesia, Enmedio y Riba, y que debían de tener al menos de fachada 40 pies (unos 12 metros aproximadamente) por lo que las casas de estas calles aún podemos apreciar que son bastante anchas. Ya el 3 de Enero de 1.724, según el Padrón de habitantes que hizo Don Diego Lopez, había 350 vecinos, repartidos de la siguiente manera: Iglesia, 110 vecinos, Enmedio 120 vecinos y Riba 120 vecinos. Los oficios que señalaba que existían eran 1 hortelano, 1 cura, 1 pobre, 1 “jarriero”, 1 herrador, 1 pelandrín, 47 “hornaleros”, 1 hornero, 1 estanco de tabaco y 2 barberos.

Los mayores adinerados eran Juana Morato y sus hijos Juan y José Rodriguez Morato.

El 5 de Marzo de 1716, envía Morón un Diputado Pedáneo de Justicia, ya que había crecido mucho el pueblo, y para “celar, averiguar delitos, de prender in fragantis y de dar cuenta”, y a un fiel de hechos que repartiera las tierras de propios entre los vecinos.

En 1.788 se distribuyeron entre los vecinos 840 fanegas de tierra, y se sembraron a ambas orillas del río, arboles eucaliptus para que las crecidas tan frecuentes en esa época, no se llevaran la tierra de labor y todo lo que había a su alrededor. Aún podemos observar muchos de estos árboles a orillas del rio. Se ve que los antiguos eran inteligentes.

INDEPENDENCIA

En 1.791 contaba Puerto Serrano, con algo más de 1.000 habitantes, de los que 636 eran católicos de comunión. La situación había cambiado bastante desde su fundación, las personas habían prosperado y un grán número poseía tierras y ganado, por lo que se empieza a pensar que podemos andar solos y que ya no necesitamos a ninguna matriz para que nos mande.

Puerto Serrano dejo de ser aldea de Morón en 1.805 convirtiéndose oficialmente en Villa en 1.806. Morón reconoce en 1.806 a Puerto Serrano, como puebla autónoma o villa, señalándole un término pedáneo de 3.234,50 fanegas de tierra. Hasta aquí no teníamos problemas con Morón, porque aunque nos dieron esta “autonomía” ellos seguían nombrándonos al Alcalde Pedáneo y a los Diputados de Justificia y Fiel de Hechos.

En marzo de 1.820 se eligió de acuerdo con la Constitución del trienio Liberal, Ayuntamiento propio y se dejó de pertenecer a Morón. Pero el final del Trienio Liberal con la intervención militar de los Cien mil hijos de San Luis en 1.823 y la vuelta al absolutismo, nos privó de esta primera etapa de independecia, y volvimos a ser gobernados por el Ayuntamiento de Morón. El primer libro capitular del Ayuntamiento se inicia el 26 de marzo de 1.820, siendo Rey de España D. Fernando VII, y el Alcalde Don Juan de Navas, Procurador Juan Antonio Lopez, Regidores José Poley, Francisco Pavón, Francisco Barea y Alonso Navarro.

El 5 de enero de 1.821, el Cabildo, que era como el pleno actual, se dirige al Jefe Político del Rey Fernando VII, de acuerdo con el artículo 310, capítulo I, título 6º de la Constitución y solicita que nos den propios y arbitrios separados de Morón, pues estos los cobraban y administraban y en “este Ayuntamiento al no tener ingresos no podía desenvolverse y comenzó con ello la solicitud de independencia.

El restablecimiento del Régimen Liberal tras el fallecimiento de Fernando VII, permitió que por fin y de acuerdo con el Real Decreto de 23 de Julio de 1.835, nos convirtiéramos en un pueblo independiente para siempre, con el término pedáneo que teníamos, comenzando en ese momento la larga lucha por el término.

En 21 de Marzo de 1.836, el Ayuntamiento de Puerto Serrano, formó la Guardia Nacional con vecinos voluntarios.

Por Orden de la Reina Isabel II de 30 de Septiembre de 1.845, condena a Morón a dar el término completo a Puerto Serrano, y la separación total e independiente, aunque para conseguir que nos dieran el término, tardaríamos más de un siglo de pleitos.

LA LUCHA POR EL TERMINO

Puerto Serrano, era una Aldea de Morón de la Frontera, hasta que en el año 1.806 obtuvo su autonomía y fue declarada Villa, señalándosele un término municipal pedáneo de 3.234,50 fanegas de tierra. Como Morón seguía nombrando Alcalde pedáneo, Fiel de hechos y Diputados de Justicia, existía bastante amistad, que duró hasta que en el año 1.820 Puerto Serrano comienza a pedir su autonomía total, con lo que comienzan los problemas con Morón.

El 1 de Febrero de 1.821 siendo Alcalde Don juan Romero, basándose en la Constitución Española, artículo 310 del Capítulo I, título 6º, el Ayuntamiento pide la total independencia y comienza a trabajar totalmente autónomo, reconociéndosele la emancipación en 1.835.

Independiente pero pobre era este Ayuntamiento. Hubo de cobrar para subsistir las rentas de las tierras repartidas en suertes y que eran de Morón y designadas a Puerto Serrano.

No tiene más remedio para poder seguir subsistiendo, que solicitar la ampliación del término que se había quedado pequeño, solo así podrían prosperar los vecinos y disfrutar “de la completa felicidad que ofrece nuestra sabia Constitución … “, ya que la población había crecido en un setenta por ciento, comenzando con ello el gran litigio.

El 17 de Abril de 1.837 el Ayuntamiento pidió a la Diputación Provincial de Sevilla que ordenara a Morón, El Coronil y Montellano, que no repartieran entre sus vecinos los terrenos asignados a Puerto Serrano en el primer deslinde. No hacen caso y el tema se lleva a Madrid en 1842.

Nuestra primera batalla la ganamos, pues el 30 de Septiembre de 1845, salió una Real Orden de Isabel II, que obligaba a “que del territorio procomunal de dicha Villa de Morón, se designe a su antigüa aldea Puerto Serrano, la parte que le corresponda en justa proporción a su vecindario y localidad, según se hizo con el Pueblo de Montellano al erigirse en villa independiente de la misma matriz en 1788”.

Fue nombrado Comisario Regio Don José Maria Jeofrin, al objeto de que se designase el término propio de Puerto Serrano, tomándolo de su antigua matriz, y sirviéndole para la operación el vecindario de cada pueblo, su situación topográfica, la extensión y calidad del terreno divisible y otras circunstancias que deban tenerse en cuenta, siendo a cargo de ambos pueblos el pago de las dietas. (El Comisario cobraba 60 reales diarios). Real Orden de 27 de Julio de 1.849.

Este Comisario se vio obligado a dimitir muy pronto, por las fuertes presiones que ejercía Morón, entorpeciendo también su trabajo. En su dimisión dijo que lo hacía por motivos de salud.

Fue sustituido por Don Francisco Aumente, quien el 23 de febrero de 1850 visita Puerto Serrano, permaneciendo seis días, escuchando a los vecinos y mandatarios. Puerto Serrano decía que no había documentos donde se probara que Morón cediera tierras. Morón cobraba las contribuciones del término de Puerto Serrano. Carecía de propios y lo que necesitaba el Ayuntamiento, lo sacaba con repartos vecinales, hasta que en 1.848 se arregló el Presupuesto cobrando contribuciones directas y arbítrios sobre los consumos.

Morón decía que en 1.814 se repartió a los Policheros 840 fanegas de tierra y el Ayuntamiento decía que no, pues muchas caían al otro lado del río y eran improductivas.

El Comisario Aumente, dictó informe en el que decía que le correspondía a Puerto Serrano, 13.719 fanegas de tierra que habían de cogerse del término de Morón.

El 10 de Abril de 1.850 Puerto Serrano contaba con 1.674 vecinos según el Padrón Municipal de Habitantes, con una media de 4 hijos por matrimonio.

El 7 de Mayo de 1.850 en presencia de multitud de personas, se amojonó el término nuevo, comenzando en cuatro mojones, con una Comisión compuesta por los Alcaldes de Puerto Serrano Don Fernando Ramos, Morón Don Antonio Auñón y Algodonales.

Por Real Orden del 24 de Septiembre de 1.850, se aprobó el término municipal de Puerto Serrano con parte del de Morón, declarando de uso común para ambas poblaciones los pagos de Molino y Lazareto, sin perjuicio de que la jurisdicción correspondiera exclusivamente a Puerto Serrano, no pudiendo impedir a los de Morón hacer sus harinas en los molinos, ni destinar su ganado enfermo al citado Lazareto, con cuyas condiciones se salvaban completamente los inconvenientes y perjuicios que presentó el Ayuntamiento de Morón, en contra de la demarcación del término dada a Puerto Serrano y de que se procediese a la división y distribución de los bienes propios comunales, pero éste vuelve a presentar una reclamación diciendo que se había hecho sin contar con ellos ni con Sevilla y con Real Orden de Febrero de 1851, todo se quedó parado y no se pudo tampoco esta vez, tomar posesión del término completo, con lo que volvimos a la lucha.

Puerto Serrano, nombra un gestor para reactivar el asunto en Madrid y en en 1.873 vuelve a la lucha. Se pide que se ponga en ejecución la Real Orden de 1.850.

El 21 de Abril de 1.887 otorgaron poderes especiales a Don Ramón Salgado de Quero y Don Nicolas García Noriega para “que gestionen cuanto sea conveniente para obtener el término que se le otorgó por Real Orden del 24 de Septiembre de 1.850”. El Real Decreto de 30 de Noviembre de 1.883, que fijaba la actual división administrativa provincial, dividía España en 49 provincias y decía que la de Cádiz con Sevilla, se partía con el río Guadalete, por lo que esta porción no debió mantenerla Sevilla.

El 3 de Abril de 1893 el Tribunal Contencioso Administrativo de Madrid, dictó sentencia declarando sin curso la demanda de Morón para no dar término conforme otorgaba la Real Orden de 14 de Mayo de 1888, que ordenó que se reunieran en la finca Tejeda representantes de ambos pueblos para la entrega del término, siendo amonestado y multado por el Gobierno por obstaculizar las Ordenes, considerando firme y ejecutoria la Real Orden de 24 de Septiembre de 1.890 (R.Orden de 29-06-1893). Después de muchos recursos e incidentes de Morón, se dio posesión del término a Puerto Serrano. Esta sentencia se celebró en Puerto Serrano, como un gran triunfo. La noticia llegó el 14 de Agosto de 1.894, víspera de la Feria del Ganado. Se reunieron todos en la plaza, siendo Alcalde Don Ramón de Troya y Secretario Don Pedro Aguilar.

Pero Morón, volvió a la carga. Morón presentó en el Juzgado de Primera Instancia de Morón, pleito civil ordinario. Ello dio lugar a una competencia entablada por el Gobierno Civil de Cádiz que se resolvió a favor de la Administración por Real Decreto de 8 de febrero de 1.897 (Gaceta del 12-02-1897), estimando que la administración era competente para determinar si parte del término de un Ayuntamiento podía pasar a otro, ordenando que se cumpliera de inmediato la Real Orden de 1.850 sin admitir excusa, pretexto ni declaración alguna, por tratarse de gestión completamente terminada.

El 6 de Agosto de 1.900 se dictó otra Real Orden reconociendo el perfecto derecho de la corporación a cobrar el repartimiento de arbitrios extraordinarios en las fincas enclavadas en el nuevo término. (Boletín Oficial de la provincia número 233).

Fue un triunfo notable, comparable al que mantuvo Villamartin con Sevilla, dado que el oponente, Morón, tenía bastante categoría. Una comisión formada por el Alcalde Don Ramón de Troya y el Secretario Don Pedro Aguilar, se traslada a Jerez y a Cádiz, para agradecer lo que habían hecho en favor del pueblo, a Don Bartolomé Bohorquez, al que nombraron hijo adoptivo y pusieron su nombre a una calle, a Don Rafael de la Viesca al que también ponen su nombre a otra calle y al Gobernador Civil Don Manuel Cano y Cueto, “por su feliz intervención en este asunto que era de vida o muerte para el Pueblo”. El día 14 de Agosto, víspera de la feria, se celebra sesión pública extraordinaria. Don Ramón de Troya, Alcalde, toma la palabra y dice “Puerto Serrano, en constante y tenaz oposición no cedió en sus derechos, el pleito ha terminado de forma categórica”. El público prorrumpe en vítores y aclamaciones, y éste contesta “No se debe a mí, sino a los Diputados Conservadores de la Provincia, sobre los que he influido”.

Pero, desgraciadamente el tema no había de quedar así, Morón y Sevilla, muy disgustados, estudian todas las formas para evitar entregar el término, pues también la provincia de Sevilla, perdía terrenos, y lo colnsiguen. Interponen otro recurso ante el Tribunal Contencioso y un auto de 1.901, decreta la suspensión de la Real Orden. La Diputación de Sevilla en 1.904 también interpone un pleito contra la Administración del Estado.

En 1.932 Puerto Serrano, vuelve a solicitar la solución definitiva del asunto.

En 1932, acogiéndose al Estatuto Municipal, todos los agricultores propietarios de terrenos comprendidos entre el Río Guadalete hasta el pueblo, principalmente la zona de riqué y adyacentes, presentan un escrito al Ayuntamiento de Puerto Serrano, alegando que todos los propietarios eran naturales y residían en Puerto Serrano, y para que los obreros policheros pudieran trabajar allí, cosa que prohibía un decreto del Ministerio de Trabajo, se solicitara que esta porción de tierra pasara al Término de Puerto Serrano.

Tomando esta solicitud que presentaron los Agricultores, el Alcalde Don Miguel Rodriguez Rivera, incoa un expediente acogiéndose al artículo 19 del Estatuto Municipal que decía que “para alterar términoa por agregación parcial, será necesario que lo pidan la mayoría de los vecinos por la porción que se intenta transferir”, cosa que aquí se daba.

El 1 de febrero de 1.933, el Ayuntamiento a través de su Alcalde D. Miguel Rodriguez Rivera y el Secretario D. Manuel Sanchez Toscano, presentan en Madrid en el Ministerio de la Gobernación, expediente de segregación de terrenos pertenecientes a los municipios de El Coronil y Morón que reclamaba. Se entrevistó con el Sr. Ministro y el Presidente de la República Don Alejandro Lerroux.

Todo estaba en movimiento. El Alcalde puso en movimiento muchas buenas amistades que tenía en política, para conseguir el objetivo. Constan cartas de muchas personalidades sobre el tema en el Ayuntamiento. Una de ellas, del Diputado a Cortes por Cuenca, en la que le decía que el tema estaba en marcha, pero el enemigo a derrotar era muy fuerte, Morón, pero que era justo que de una vez por todas se haga justicia de algo que, debía haber terminado cuando se publicó le Ley en 1.850.

El 22 de Agosto de 1940, el Alcalde Don Francisco Román y el Secretario Don Andrés Bermudez, escriben al Jefe del Estado, el General Don Francisco Franco, explicándoles toda la historia de este pleito, y de la situación económica tan asfixiante a la que nos había llevado el entretener tantísimos años la entrega de la parte del término que todos los tribunales en los que había reclamado Morón, nos había dado la razón. Parece que la carta fue escuchada por el Jefe del Estado.

Esta carta como documento histórico que es, la voy a transcribir palabra por palabra:

“Como puede observarse en la hoja de antecedentes, la riqueza de este municipio es extraordinariamente insuficiente para sufragar las cargas que antes y aho ra se exigen a un Ayuntamiento.

La elaboración de los presupuestos ordinarios, se hace siempre con las mayores restricciones en su parte de gastos, pero siempre rebasa la potencialidad económica en más del cuarenta por ciento, como puede verse por las cantidades pagadas y las adeudadas al finalizar el ejercicio.

Los repartimientos, cuya totalidad representa la parte inicial, de un rendimiento inferior al 50% de lo repartido, en el supuesto reparto que se consigna y cada día aumenta la cantidad a repartir debido a la disminución de los ingresos por arbítrios, teniendo en cuenta que el artículo 294 del Estatuto Municipal previene: que los ingresos que en año o años anteriores haya dotado un presupuesto, deberán evaluarse en el proyecto de nuevo presupuesto en una cantidad no superior a su rendimiento, salvo variación de tarifas o causas que justifiquen la previsión de un mayor rendimiento.

El artículo 109 de la vigente ley municipal dice: En ningún caso se podrán establecer nuevos servicios que representen cargas económicas para los municipios si no es por medio de una Ley, en la cual se preveera los recursos económicos correspondientes. No obstante, viene sucediendo que, sin prever recursos, se asignan cada día mayores obligaciones, que por lo que a este pueblo respecta, es dejar incumplido lo que se ordene con desprestigio de los que regentan esta municipalidad, interpretándolo como negligencia, abandono o mala fe en el cumplimiento de su cometido.

Este estado de cosas, dará lugar algún día a acordar el régimen de tutela con arreglo al artículo 235 de la Ley Municipal y como consecuencia obligada resultara lo prevenido en el artículo 241: acordar la supresión del municipio y su incorporación a otro limítrofe.

En resumen: El estado económico de este municipio es verdaderamente lamentable. Actualmente tiene embargado el 36% de sus ingresos por la mancomunidad sanitaria provincial a la que se deben en este momento 9.076,17 pesetas tiene embargado por la Tesorería de Hacienda un 15% para amortización de capital e intereses de un préstamo para obras, obtenido del Instituto Nacional de Previsión, al que se deben 77.967,21 pesetas y, tiene embargado otro 15% por la Tesorería, por débitos a la Hacienda Pública a partir del año 1.927 por importe de 53.923,64 pesetas. Actualmente debe este Ayuntamiento la cantidad expresada por el préstamo y por resultas de 152.846,67 pesetas.

Descrita la enfermedad se propone el remedio curativo:

Antecedentes: Este pueblo era una Aldea de Morón. El año 1.806 se independizó declarándose villa. A instancia de esta, se dictó Real Orden el 30 de Septiembre de 1.845, por la que se dispuso que del territorio procomunal de la Villa de Morón, se designase a su antigua aldea de Puerto Serrano, la parte que le correspondiera en proporción a su vecindario. Con oposición insistente del pueblo de Morón, se practicaron por un comisario regio las operaciones de división de términos y trabajos de demarcación que fueron aprobados por Real Orden de 24 de Septiembre de 1.850, mandando con arreglo a dicha demarcación se amojonase y deslindase el término jurisdiccional y municipal del pueblo de Puerto Serrano.

Desde aquella fecha, el Ayuntamiento de Morón y la Diputación Provincial de Sevilla, han venido resistiéndose por todos los medios a dar cumplimiento a lo ordenado y después de multitud de incidentes y trámites que sería prolijo referir, con fecha 6 de Agosto de 1.900 se dictó Real Orden, cuya parte dispositiva dice: Que procede ordenar a los Gobernadores Civiles de Sevilla y Cádiz el inmediato y exacto cumplimiento de las Reales Ordenes de 24 de Septiembre de 1.850 y 14 de Mayo de 1.888, sin admitir recursos ni reclamación alguna en contrario a la Diputación Provincial de Sevilla ni al Ayuntamiento de Morón, al que puede amonestarse para que en lo sucesivo se abstenga de hacer de proceder contra el a lo que hubiere lugar, y conformándose S.M. el Rey (Q.D.G.) y en su nombre la Reina Regente del Reino, con el preinserto dictamen, se ha servido resolver como en el mismo se propone.

Está dictaminado por el Consejo de Estado que esta es una cuestión decidida y resuelta ejecutoriamente por varias resoluciones ministeriales y fallo de tribunales competentes; La alteración de límites de las provincias de Sevilla y Cádiz, quedó resuelta por la R.O. De 1.859 y definitivamente: Pretender que sea objeto de nuevo estudio y vuelva a decidirse por una ley, es idea que no merece siquiera refutación porque solo impone el desconocimiento de las funciones de los poderes públicos o la tendencia a no dar nunca por finalizada la contienda.

En el año 1.892 se practicaron por brigadas topográficas las mediciones de cada término municipal, cuyos planos obran en el Instituto Geográfico y Estadístico, de cuyo centro se ha obtenido copia del plano de este término municipal en el que está incluida la parte que de Morón corresponde a este pueblo, o sea, que este pueblo figura con 3.500 fanegas que actualmente posee, más 13.719 fanegas que es la parte que se pretende tomar del municipio de Morón.

¿Porqué en el plano figura Puerto Serrano con un término municipal de cabida 17.219 fanegas y solo posee 3.500?

La respuesta a esta pregunta es la siguiente: que el Ayuntamiento de Morón y la Diputación de Sevilla, haciendo uso de todos los resortes políticos y de toda clase de medios han impedido el cumplimiento de lo ordenado por disposiciones ministeriales y, como logica consecuencia, puede decirse que han podido más que el mismo Gobierno.

Este caso es igual al hijo que queda desheredado, no entregándole la legítima que le corresponde, bien a su emancipación o al fallecimiento de sus causahabientes, sin un motivo que lo justifique a pesar de constar en testamento la voluntad de que se entreguen los bienes correspondientes, sin que los albaceas se hagan caso de cumplir la voluntad del testador y el heredero vive, mientras tanto se litiga la entrega, como un verdadero miserable.

Este es el símil que cuadra con la situación de este municipio.

La vida o muerte de este Ayuntamiento depende de lo que se le entregue o no el término jurisdiccional que le corresponde.

A la justicia del Gobierno Nacional se somete este asunto, esperando confiadamente que se resolverá en breve lo que ansiadamente pedimos.

Y cumpliendo encargo hecho al Secretario que suscribe, tiene el honor de presentar estas páginas demostrativas, por una parte, de la angustiosa situación económica de este municipio, y por otra, el remedio eficadísimo, ahogado durante 120 años, por la desaparecida política de chanchulleos.

Puerto Serrano, 22 de Agosto de 1.940. Firmado el Secretario. Andrés Bermudez.

Se fueron a Madrid para ver a Franco, y como no tenían audiencia le dijeron que “su excelencia no puede recibiros” y dijeron, “nosotros no nos vamos sin hablar con el Generalísimo”. Se quedaron varios días sentados en el Palacio hasta que accedieron a recibirles, y se entrevistaron el Alcalde Don Francisco Román y el Secretario Don Andrés Bermudez con el Jefe del Estado, el General Francisco Franco.

Este les dijo una vez escuchados todos los argumentos que le expusieron, que se vinieran para el pueblo que pronto recibirían respuesta.

Y cumplió con su palabra y firmó una Ley el día 24 de Junio de 1941, que se publicó en el Boletín Oficial del Estado el 8 de Julio de 1941, con la que se nos concedía el derecho a la agregación de parte del término de Morón, afectando en parte al de Coripe y que es el que actualmente posee.

Aquí ya Morón, no se atrevió a reclamar contra Franco y se solucionó por fin, después de más de un siglo luchando en el litigio por nuestro término municipal.

Por fin, después de 120 años, y de haber vencido y derrotado al Ayuntamiento de Morón en todos los tribunales que acudió en defensa de su injusta pretensión, la solución completa del asunto, llegó la solución en forma de Ley dispuesta por el Jefe del Estado Francisco Franco.

Hasta entonces solo tenía 2.218 hectáreas, y se le otorgaron en total de total 8.029 hectáreas.

Textualmente el B.O.E., decía lo siguiente:

“ La difícil situación por la que atraviesa el Ayuntamiento de Puerto Serrano (Cádiz), le ha obligado a solicitar una vez más de los poderes públicos el cumplimiento de las Reales órdenes de 24 de Septiembre de 1.850 y el 14 de Marzo de 1.988, que los vicios de una administración central al servicio de los compromisos de índole político local había ido demorando hasta nuestros días.

Como la pretensión del Ayuntamiento de Puerto Serrano es completamente justa y está amparada por disposiciones legales que no cabe dejar incumplidas por más tiempo, oído el Consejo de Estado, a propuesta del Ministerio de la Gobernación y previa deliberación del Consejo de Ministros,

D I S P O N G O

Artículo Único. Se reconoce al Ayuntamiento de Puerto Serrano (Cádiz), el derecho que le fue concedido por Reales Ordenes de 24 de Septiembre de 1.850 y 14 de Marzo de 1.888 para agregar a su término municipal la porción de territorio que en dicha disposición le fue asignada, procedente del término de Morón, debiedo procederse seguidamente a practicar los correspondientes deslindes municipal e interprovincial por los oportunos trámites legales.

Así lo dispongo por la presente Ley, dada en Madrid a veinticuatro de Junio de mil novecientos cuarenta y uno. Firmado: Francisco Franco. Jefe del Estado.”

Se formó la comisión para tomar posesión del nuevo término municipal el 9 de Marzo de 1942, y cuya representación polichera estaba formada por su Alcalde Don Francisco Román Rodriguez, el Secretario D. Andres Bermudez Román y los concejales Don Pedro Román Carmona, Don Cristobal Gonzalez Carmona y Don Manuel Nieto Saldaña. Comenzó el deslinde el 9 de Marzo de 1.942 y se finalizó el 28 del mismo mes. Partió el deslinde interprovincial con 42 kilómetros y 82 mojones, agregándose 6.903 hectáreas de las 8.029 que hoy cuenta nuestro término. La orden ministerial de esta toma de posesión fue publicada el 17 de Octubre de 1942 en el Boletín Oficial del Estado. Se tomó posesión oficialmente el 5 de diciembre de 1.942, y se levantó un acta del acontecimiento que decía así:

“En el Cortijo de Tejeda, propiedad de D. Miguel Corbacho Sanchez de Ibargüen, comparecen siendo las doce del día 5 de diciembre de 1.942, el Excmo. Sr. D. Julio Perez Perez, Gobernador Civil de Cádiz, acompañado del Sr. Alcalde del Pueblo de Puerto Serrano, Don Francisco Román Rodriguez, del Capitán de la Guardia Civil de la Compañía de Villamartin D. José Fernández Muñoz, y Don José Mora Figueroa y Gomez Imaz, vecino este último de Jerez de la Frontera, y siendo las doce horas treinta minutos del expresado día, llegan a este lugar los Señores Don José Gomez Escribano, Delegado del Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia de Sevilla; Don José Flor Romero, Alcalde Accidental del Ayuntamiento de Morón de la Frontera y el Secretario del mismo Ayuntamiento D. Vicente Gutierrez Rodriguez.

Acreditada la personalidad de todos los comparecientes, el Excmo. Sr. Don Julio Perez Perez y el Sr. Delegado del Gobernador Civil de Sevilla Don José Gomez Escribano, manifiestan: Que en cumplimiento de las instrucciones que tienen recibidas del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, han de proceder a dar posesión de la parte del término que se segrega del de Morón de la Frontera, por ley de 24 de Junio de 1.941, con arreglo a los trabajos de deslinde realizados por el Sr. Infeniero Jefe de la dieciocho brigada del Instituto Geográfico con fecha nueve de marzo último y días sucesivos, a fin de que esta diligencia de posesión surta todos los efectos legales en los ministerios de quienes dependan los distintos organismos que existan en el territorio deslindado.

El Sr. Alcalde toma posesión en este acto en la representación de dicho pueblo, de la parte del término que se le adjudica; y el Sr. Alcalde de Morón de la Frontera queda enterado en este acta de la posesión de los terrenos que adquiere el municipio de Puerto Serrano.

Con todo lo cual se dio por terminada esta diligencia, extendiéndose por cuadruplicada, recogiendo los originales respectivos del Excmo. Sr. Gobernador Civil de la provincia de Sevilla y los Alcaldes de Puerto Serrano y Morón de la Frontera, firmando en garantía de ello en el lugar y fecha Ut-Supra. Firmas de todos los comparecientes.”

Esta comisión el mismo día, se dispuso a amojonar de nuevo el término en los mismos lugares de antes. Para ello se desplazó a este término personal especializado del Instituto Geográfico y Catastral, la dieciocho brigada con sede en Huelva.

El día 10 de Diciembre de 1.942, el Ayuntamiento en sesión extraordinaria, acordó por aclamación poner el nombre del paseo, al Vicesecretario General del Movimiento, que antes fue Gobernador Civil de Cádiz, y dice así:

“Este Ayuntamiento por aclamación acordó: Se da su nombre al paseo público, único en la localidad, situado en el centro de la calle Generalísimo Franco, que en el testero principal del salón de Actos de esta casa capitular, se perpetúe su memoria como benefactor de esta Villa, con la siguiente inscripción= Ayuntamiento y Pueblo de Puerto Serrano, testimonian su más profundo agradecimiento al Excmo. Sr. Don Manuel de Mora Figueroa Gómez Imaz, por su paternal intervención en la solución del pleito de 120 años, por el que se agregan a este término, 6.903 hectáreas de territorio segregado del de Morón de la Frontera=”.

El Alcalde dirigió una carta a Franco de agradecimiento por haber solucionado este largo pleito, que textualmente decía:

Ayuntamiento de Puerto Serrano. 9 de Enero de 1.943. Al Excmo. Sr. Don Francisco Franco, nuestro excelso Caudillo y Jefe del Estado Español. Madrid.

Excelentísimo Señor: Ayuntamiento de Puerto Serrano, y pueblo en general respetuosamente, testimonian a V.E. su más profundo agradecimiento por la entrega de parte del término de Morón de la Frontera, agregado a este pueblo en cumplimiento de la Ley de 24 de junio de 1.941; repetimos agradecimiento y cordial adhesión, reconociendo que solamente el Gobierno Nacionalsindicalista ha sido capaz de resolver este pleito. El Alcalde-Presidente.

Siendo contestada por Franco diciéndole:

“El Jefe de la Casa Civil de S.E. El Jefe del Estado, Generalísimo de los Ejércitos. Palacio de Oriente, 16 de Enero de 1.943.- Sr. Don Francisco Román. Alcalde-Presidente del Ayuntamiento y pueblo en general, agradecidos por la entrega de parte del término de Morón de la Frontera, quien ha quedado muy complacido por su atención. Aprovecha para saludarle muy atentamente, suyo affmo.”

LA PATRONA

Como se ha dicho anteriormente, desde tiempo inmemorial se veneraba la imagen de Santa María Magdalena. Incluso antes de la fundación del pueblo, ya en Gailir en la ermita que construyeron, y antes incluso, se le tenía mucha devoción a esta Santa Penitente.

Desde el siglo XIV, los habitantes de Gailir, tenían gran devoción por nuestra Santa Penitente, y prueba de ello, es que desde la construcción de la Iglesia, fue nuestra Patrona popular, pero no se nombró oficialmente hasta que el Ayuntamiento en Pleno, solicitó al Sr. Vicario General de la Diócesis, el día 24 de Marzo de 1.818, que fuese nombrada Patrona de Puerto Serrano, a lo que accedió inmediatamente el Obispado. (El Alcalde no sabía firmar y lo hizo en su nombre el Fiel de Hechos).

Anteriormente y como prueba de su devoción, cuando nuestro Pueblo, en Septiembre de 1.800, fue asolado por una epidemia de vómito negro, traída por un barco que vino de las Antillas, de la Martinica y atracó en Cádiz, propagando la enfermedad por toda la zona. Morían gente “como chinches” siendo tan elevado el número de fallecidos que era imposible enterrarlos en el cementario, por lo que se decidió enterrarlos en fosas comunes que se abrieron en el Almendral, en el hipogeo donde hoy se encuentra la Ermita, poniendo la Imagen de nuestra Santa María Magdalena dentro de la misma para que velara por sus almas. Solo había unos cuantos que lo vieron y cuando nos invadieron los franceses, los que sabían donde estaba murieron o desaparecieron, y nadie sabía de ella. Con la arboleda que había nacido, se tapó completamente. Al tiempo un pastor que había perdido una oveja, buscándola, la escuchó como dentro de los matorrales, y como pudo se metió dentro vio que había una cueva y se encontró con la Imágen de “La Madalena”, corriendo al pueblo a contar la noticia. Fue el pueblo entero y se la trajeron en procesión a la Iglesia. Aún hoy podemos observar en el techo de la cueva la oquedad donde la Santa mantenía su cabeza.

Esta imagen fue la que llevaron a Sevilla a reparar un brazo, y jamás volvió. Se la quedaron allí porque la talla es impresionante de un alto valor e incomparable. Parece que se encuentra en la Iglesia de la Magdalena de Sevilla, donde llegó procedente del taller una vez reparado el brazo. Todos los vecinos pedían que trajesen la “nuestra de la Cueva” pero poco hicieron las autoridades para que volviera y allí se quedo.

Esta nueva Imagen que trajeron aún se encuentra en el Pueblo, pues una familia, la de D. Juan García Vazquez, evitó que fuera destruida una vez que trajeron la que tenemos actualmente y pidieron que se la dieran al obispado.

La actual Imágen es una donación a la Parroquia de Dª. Maria Luisa Sánchez de Ibargüen

En los tiempos de gran sequía se hacía una procesión con la Imagen de la Santa hasta la ermita, pidiendo y rogándole que intercediera ante nuestro Señor para que lloviera. La dejaban varios días y después en procesión volvían al pueblo. Cuentan los mayores que casi siempre llovía. En el acta del 24 de Marzo de 1.868 existe un acuerdo de llevar a la Santa Patrona en rogativas de lluvia a la Cueva. Textualmente dice: “ … También se manifestó por el expresado Sr. Presidente que siendo tan temibles las consecuencias que puede producir la sequía que se experimenta, por la cual los sembradores se hallan secos y arruinados, y de continuar esta situación por algunos días más, es evidente la pérdida de las sementeras que tan buen porvenir ofrecían no hace mucho tiempo, es llegado el caso de recurrir al Supremo hacedor en súplica de que se sirva aliviarnos con el Santo Rocío que fertilice los campos, y en su virtud la corporación acordó, según es costumbre inmemorial de este pueblo en casos análogos, se saque en procesión la imagen de Santa María Magdalena, Patrona de esta villa, conduciéndola a su Cueva, en la que permanecerá los días que se crean convenientes durante los cuales se harán rogativas para que interponiendo su mediación con el Altísimo, sea más facil obtener el socorro que se desea haciéndose notoria esta determinación para que el próximo domingo veintinueve de Marzo tenga efecto la mencionada procesión a fin de que pueda concurrir a ella el mayor número de personas, mandando que los gastos que necesariamente produzcan esta determinación, se satisfagan del capítulo de imprevistos del presupuesto de este municipio, así como los jornales que habrán de satisfacerse a la persona que se encargue de custodiar en la expresada cueva, la efige de la Patrona”.

Cuentan los mayores que un agricultor que no quería peregrinaciones a la Cueva porque le pisaban los sembrados colocó un panal de abejas en la Imagen y al poco tiempo le salió a él en la axila.

Se creo la Hermandad de Santa María Magdalena en el año 1.761, y consta que Dª Mencia Sanchez, les donó una parte de su casa en la Calle Enmedio.

Se tiene noticia escrita de la Romería en honor de Santa María Magdalena del 22 de Julio de 1.850, cuyos gastos fueron pagados por el Ayuntamiento, aprobándose que todos los años se celebrase la Romería el día de su Santa Patrona, y que todos los gastos que se ocasionaran corriesen a cargo del propio Ayuntamiento.

Ya en la Romería del año 1.874, el Ayuntamiento acordó contratar a cuatro personas del cuerpo de vigilantes, porque había tomado mucha importancia y venían mucha gente de los pueblos de los alrededores, para evitar altercados y para que estuvieran presentes en las tres corridas de toros que se celebraban el 22, 23 y 24 de Julio, y para la que el Ayuntamiento acordó construirse un palco en la propia plaza para la Corporación Municipal, que costó en aquel tiempo todo un capital, seiscientos cincuenta céntimos.

El Patrón del Pueblo es San José, habiéndose creado recientemente una Hermandad de Gloria, que procesiona los martes Santos y que celebra una fiesta familiar los días 19 de Marzo.

EPIDEMIAS

Las epidemias que relatamos son las que tenemos constancia. La primera fue en 1946 y se culpó a los perros y gatos de la causa, por lo que se sacrificaron todos los perros y gatos de la aldea.

En el año 1.716 tuvo lugar una fuerte epidemia de viruelas. Se tomaron fuertes medidas y fue erradicada.

En Septiembre de 1.800 se declaró el vómito negro como hemos relatado en el apartado de LA PATRONA. Se adoptaron muchas precauciones como la incomunicación con el exterior, riego con vinagre de las casas y las calles, sahumadura con hierbas aromáticas las habitaciones, etc.

Por aquel entonces andaba por esta zona el V.P. Fray Diego de Cádiz, al que acudieron los policheros para implorar misericordia y este les dijo que oraran a Dios así: “Aplaca Señor tu ira, tu justicia y rigor, dulce Jesús de mi vida, misericordia Señor”.

En Septiembre de 1.854 se declaró una epidemia de cólera en la provincia, y viendo los gobernantes locales que podía llegar al pueblo, tomaron buenas medidas que evitaron su propagación como el total aislamiento, el ordenar que todos los vecinos se expandieran por los campos evitando aglomeraciones, aplazamiento de las elecciones municipales que se tenían que celebrar por esas fechas, etc.

LA IGLESIA

El Convento de la Orden de los Carmelitas Calzados, se levantó en la calle Magdalena -lo conocemos como El Molino- sobre la Mezquita árabe que en el mismo lugar existía, y fue puesto bajo la advocación de Nuestra Señora de Guía. El edificio se conserva pero ha sufrido algunas reformas, y actualmente no está en muy buen estado. Tiene una torre parecida a la de la Iglesia pero maciza. Se puede apreciar su estilo árabe de su primitiva construcción, con un molino de aceite árabe en la base de la torre.

La entrada y la nave lateral conserva su arquitectura original y coronada con un detalle de la antigua mezquita árabe. El patio adornado con las flores, nos hace distraer la vista.

Con la desamortización de Mendizábal, paso a manos privadas.

En los aledaños del Castillo de Gailir existió una ermita dedicada a Santa María Magdalena, que debido a su deterioro, el 22 de Abril de 1615 el Cabildo de Morón, dio licencia para construir otra Ermita, lo que dio lugar a la actual Iglesia. El Ayuntamiento de Morón tomó el siguiente acuerdo: “ Cabildo del 22 de Abril de 1615. En este cabildo se leyó una petición que dieron Andrés González y Francisco Fernández y otros vecinos de esta villa que harán y viven en la pertenencia de Gaylín, término de ella en que piden que la ermita de la Magdalena que está caída y en mal sitio y deben decir misa en ella toda la gente de la dicha pertenencia por ello piden licencia para hacer la dicha ermita en un pedazo de tierra pública a la linde del término del Coronil, y habiendo conferido y tratado de lo susodicho, en este cabildo se acordó y mandó que den licencia para que se haga la dicha ermita con condición que sea en la tierra pública de la dicha pertenencia, en la parte que está el agua de Gailín en el río, que quede sitio más para pasada para lo susodicho y para que demos cual dicho sitio, y la planta que ha de tener, se nombró por diputado al dicho alférez Ginés Serrano de Molina, Corregidor de esta Villa, al que se le dio con mandato la parte donde corregir”.

Ginés Serrano de Molina fue Corregidor del Consejo de Morón desde el mes de Diciembre de 1.614 hasta el año 1.618, siendo nombrado Capitán en el año 1.617.

En esta primera construcción, se hizo solo la nave central, campanario y Pila Bautismal.

El primer libro Bautismal conservado data de 1.633,

La pila Bautismal se estrenó según la grabación que tiene en la base de la Pila, el 22 de Agosto de 1.692, por el Padre S.D. Joseph y Castro de la Orden del Carmen y Observancia y Cura de la Parroquia de Santa María Magdalena. El registro del primer bautizo en esta pila está en el libro nº 4 de los de bautizos.

En 1744 se pidió una mejora de la Iglesia al Arzobispado de Sevilla “ya que se encuentra arruinada y de pequeñas proporciones para las necesidades de la población” Viene a reconocer el templo, el arquitecto y maestro mayor de obras de Sevilla y su Arzobispado en 1.744, y en 1.715 presenta los planos para “hacer una buena obra”. Se le encarga la Dirección de las obras al maestro albañil Diego de Luna.

Esta obra que se hizo sobre la Iglesia anterior que era de una sola nave con un campanario, la Pila Bautismal y se construyó el Altar Mayor, la Sacristía y la Capilla del Sagrario con el presbiterio y gradas y el hosario y Camposanto.

El informe que dio al Arzobispo D. Francisco Muñoz, Maestro Mayor de fábricas de Sevilla y su Arzobispado, el 8 de Enero de 1.748 decía así: “En la ciudad de Sevilla, en ocho días del mes de Enero de mil setezientos quarenta y ocho años, ante mi el presente notario pareció Francisco Muñoz, maestro mayor de fábricas de dicha ciudad y su arzobispado y baxo juramento que hzo según forma de derecho, dixo que en virtud de auto proveído de día veinte de diziembre del año próximo pasado, por su Señoría el Sr. Provisor y Vicario General de esta dicha ciudad y su arzobispado, pasó a la población de Puerto Serrano, para efecto de ver y reconocer la obra de la iglesia de dicha población, la que está su fábrica a cargo del maestro Diego de Luna, vecino de esta ciudad, a fin de que declare el estado que tiene y calidad de los materiales así de ladrillos, piedras, maderas y lo ampliado en la execución de dicha obra de la nueva iglesia, además de la obligazión de dicho maestro, y estando en ella para dicho efecto, vio y reconoció el estado de dicha obra por partes, la que oi se halla en el estado de estar cubierta del todo y quasi rematada por la parte de afuera, con que se halla en el todo sin faltarle para su final concluzión ni la quarta parte, la qual reconoció todas sus paredes y se halla de buena calidad, asíen las de la iglesia como en las demás ofizinas y los materiales de ladrillo, piedra y mesclas y maderas todos son de buena calidad, por aver reconocido todos los enmaderados y bien executados según arte y reconoció que en testero cavezero de la iglesia halló una vara de pared en alto no haberse derribado y buelbe en escuadra hasta dos varas de largo a la mano derecha entrando por la puerta principal, dentro de la capilla mayor, que echa la cuenta del valor de dicho pedaso pared de manos y cal, tubo el dicho maestro de ahorro cantidad de trescientos reales de vellón y esto es sin sele perjuizio ni poderlo ser a dicha obra, y también reconoció lo ampliado que es dicha obra, pues ha reconocido las paredes de su altura, las halla más cumplidas de nueve varas que fue la obligazión y también midió el largo y ancho de iglesia y en quanto a largo tiene las veinte y nueve varas cumplidas; y en quanto al ancho que avia de ser de siete y media, tiene ocho cumplidas con que tiene de amplitud media vara mas en el dicho ancho, como también lo es por el aumento de paredes y tambien en las portadas de dicha igilesia que vazas, capiteles, jambas, frizos y cornisas que avian de ser de tosco y entallado, halle que todo es de ladrillo cortado de limpio, como tambien todas las cornisas exteriores del todo de dicha iglesia, que avian de ser de tosco, halló estar como las portadas y el campanario que dicha iglesia avia de tener, aviasn de ser sus miembros entallados y en lugar de este halló una torre a proporción de dicha iglesia, con sus vazas, capiteles, fizos y cornisas todo de ladrillo de limpio y bien executado y tambien reconocí la sacristía de dicha iglesia la que su alfarge de quadro se excedió de más en echarle las tabicas y soleras al dicho enmaderado, como tambien en el enumerado de la falsa cubierta de dicha sacristía entre los palos que se le metieron viejos, que era de la obligazión del derribo de dicha iglesia, entremetió quatro nuevos de maderas de segura y entablado con tablazón de segura nueva las que avían de ser de las viejas del derribo, lo que executó dicho maestro por parecerle no eran suficientes las viejas. Y así mismo las paredes del hosario y sitio del colgadizo que avia de ser para los lugares comunes, que habiendo de ser sus paredes de tres varas en alto, son de quatro por darle más cavida al hosario y seguridad a un patinito que dexó para desahogo y luz a la sacristía, cuio sitio tiene tres varas en quadro, que son las que avía de tener el colgadizo de madera vieja de derribo, el que omitió hacerlo por dejar dicho patinito. El lugar común lo puso de la vanda de afuera del patinito, agregándole más esta obra quedando con más desencia para la sacristía, como también reconoció los texados del todo de dicha iglesia que fue obligación de texarlos que canal por solera y texa viexa, para cobija que tenia dicha iglesia y se halla estar todo texado con canal y redoblón nuevo, de buena calidad, habiendo desechado dicha texa por cuia causa han quedado los texados de dicha iglesia con todo lucimiento y fortificazión y darle el ser al todo de dicha obra …Francisco Muñoz. Josepf Nicolás de Arze.”

Se terminó la obra en el año 1.748 y dan un informe muy bieno del maestro polichero Diego de Luna, que textualmente dice “En la ciudad de Sevilla, en doce dias del mes de Noviembre de mil setecientos quarenta y ocho años … Francisco Muñoz, maestro mayor de fábricas de esta ciudad … pasó a la población de Puerto Serrano, para efectos de reconocer la Iglesia Parroquial que nuebamente se a hecho por el maestro Diego de Luna, vecino de dicha ciudad, la que tenía a su cargo la execución de ella y ver si a cumplido según y conforme la obligación y demás reconocer la obra de la capilla baptismal, la que se mandó por su señoría llebar la quenta formal de ella y que declare si a gastado las partidas que constan en dicha memoria, y así mismo teniendo presente la vicita que se hizo quando se de medió dicha obra, la que está al folio 55, y estando en ella reconosió dicha iglesia parroquial el todo de ella, la que está del todo concluida, según y conforme la obligación que hizo, solo si no se executó en ella es aber hecho el porche en que se obligó, por causa de estar la puerta principal próxima a las pardes de la mesón, que está frente de dicha puerta de dicha iglesia y ser el sitio corto y aberse hecho hubiera quedado más estrecho, lo que ha sido bien executado no haberlo hecho que rebajar por su execución quatrocientos reales, por ser todo dicho porche corto, y tambien reconoció la obra de la capilla baptismal estar executada de buena obra y según arte y teniendo presente la memoria de las partidas de su costo, dixo estar arregladas al tanto de su execución dijo que tenia presente la ogligación que hizo el dicjo Diego de Luna y su citada visita en el folio referido de emediada dicha obra, que por el tenor del pedimento de eldicho Diego de Luna se remite a ella y solo tiene que añadir el aber executado más un postigo de tableros que está en la entrada de el caracol de la torre, el que no se avía de quedar más que su gueco y aber dado dos enserados de lienzos y también en la capilla maior que su vóbeda de ser vaída, o por arista, la executó con más arte y costo, siendo una media naranja de eltodo bien rematada y en la sacristía que no hera de su obligación más que una alazena, e hizo dos por dar más sitio en que poder guardar algunas alajas de la iglesia …. Francisco Muñoz. Joseph Nicolas de Arze.”

El 4 de Junio de 1.792, el Maestro Mayor de obras de la ciudad de Sevilla y su Arzobispado, hizo una visita a la Iglesia, y realizó el proyecto de ampliación. El documento dice: “En la ciudad de Sevilla en quatro días del mes de Junio de mil setecientos y noventa y dos años, ante mí el infrascrito notario pareció Fernando Rosales, Maestro Mayor de obras de dicha ciudad y su arzobispado, dixo que havía pasado a la población de Puerto Serrano, a efecto de reconocer su iglesia parroquial, declarar las obras y reparos que necesita y estado actual y costo a que ascenderá. Y así mismo su capacidad y si es insuficiente para el vecindario, con respecto a el número de sus feligreses, instruyéndose por el padrón de la Iglesia a que número asciende el de las personas sujetas a las preceptos eclesiásticos. Y estando en la dicha iglesia para los particulares de que fue mandado: primeramente dixo que la expresada iglesia se compone de una nave de veinte y nueve varas de longitud y ocho de latitud, incluso en ellas la Capilla mayor donde está el prebisterio con sus gradas para subir a el Altar mayor cubierta esta parte con una bóveda bayda y desde el arco que divide dicha Capilla mayor del cuerpo de la iglesia hasta las pies de ella cubierta con una armadura de limpio, texada una y otra canal y redoblón; en el dicho cuerpo de la iglesia están dos capillas de cinco varas en quadro, la una para Sagrario o capilla de comulgatorio y la otra donde está colocada la pila baptismal. La sacristía está a el lado del Evangelio contiguo a dicha Capilla mayor, con su patinillo reducido y sitio de osario o depósito de huesos. El estado de esta docha iglesia viene a ser todo lo que hace a el dicho cuerpo de iglesia y Capilla mayor, se hallan sus muros o paredes, texados y enmaderaciones de las armaduras de primera a segunda vida, sin notar en dichas partes de ruina alguna, ni que necesite más de una reparación menor en recoger dichos texados y descostados … las obras que necesitaba para su conservación halló primeramente ser urgente la construcción de todas las solerias, así del cuerpo de dicha iglesia, como la de la Capilla mayor y capillas del sagrario y baptismal por hallarse estas derrotadas y tan desigual, que causan indecencia a el templo, hallándose por partes sin ladrillos, como en el primer tercio de los pies de ella, que la mayor parte de ella se halla terriza; las paredes de la citada sacristía necesitan por la parte interior toda la mayor parte de ella embarrarla y enlucirla de nuevo y todos los más de los fardamientos del cuerpo de la iglesia y los de la capilla baptismal, como así mismo los de la cerca del patinillo y osario, haciendole el común de nuevo, dándole saliente a la parte exterior con su puerta y cubierto de nuevo, con tres varas de salida, a causa de que el que hoy tiene hallarse derrotado causando mal olfato e indecencia a todo lo que hace sacristía y dicha Capilla Mayor, por su proximidad, y no tener las preparaciones correspondientes por su estreches; por la parte esterior necesitan sus muros recorrerlos de embarrados y enlucidos de nuevo en todos sus fardamientos por partes, hasta tres varas de altura como igualmente recorrer los texados de distintas piezas que se hallan lastimadas sus juntas y mucha parte de ellos que se hallan macizos de tierra, causando recalamiento a sus enmaderaciones por manifestar estas haber sido abundantes sus goteras … Se puede invertir en una cerca de pared de mampostería que forme un camposanto a el lado de la línea de la Epístola, que tiene proporción la que se quiera, sin que perjudique a parte alguna por estar esta parte de sitio despoblado y sin casa alguna, cuias solerías debían hacerse de junto construidas con mesclas de cal y arena, preparando primeramente su terreno con un suelo de argamasa, de media vara bien pisada, para evitar los asientos que puedan acaecer. Las dichas cercas serán de quatro varas de elevación por la parte interior, con dos pies de grosor con sus rafas y aberdugados de ladrillos y los restantes de cajones de mampostería y mesclas de una y una, con su liga de arena, dándole comunicación a dicho Camposanto por la ornacina o hueco donde anteriormente estaba el altar de las Animas y próximo a los pies de la pared fachada con su parte correspondiente, de suerte que desde la iglesia se hagan los oficios de difunto hasta dar sepultura, sin tener que salir el preste del razo en dias lloviosos … Por lo que corresponde a su capacidad y si es suficiente para el vecindario con respecto a su feligresía, dixo que primeramente tomó conocimiento por certificación del padre Cura (que igualmente presenta con este escripto) del número de personas solo de confesión y comunión que se compone la feligresía de dicha población, en la que consta asciernde unas novecientas setenta y nueve personas, con cuya inteligencia hizo su medición, así de longitud como de latitud y le constó se compone de doscientas treinta y dos varas quadradas, que rebajando treinta por lo que ocupa el dicho presbiterio, sitio del coro y escaño de las justicias, quedan doscientas dos de las mismas varas a las quales lo que más prudentemente puede el declarante regularle quando más cinco personas en cada dos varas como llevo referido, caben en la citada iglesia nada más de quinientas dos personas de suerte que hasta las dichas novecientas setenta y nueve resultan quatrocientas setenta y siete, las mismas que no habiendo como no las hay más misa que la de párroco cura, se quedan fuera del templo, con lo que se verifica la poca capacidad para el vecindario, respecto de su feligresía y mayormente siendo pueblo de tránsito, siendo necesario que los pasageros concurran a el mismo tiempo; y así si V.S. tuviera a bien se de ampliación para la mayor decencia del templo y acomodo de dicho vecindario, puede ser esta formándole a dicha iglesia dos naves menores de quatro varas cada una con arreglo a su latitud, sin tocar a sus enmaderaciones y texados y a sus muros sólo colocarle quatro arcos a cada línea, con los dos que toquen el sitio del cabezero, metiendo unos pilares delgados o columnas en las dos lineas del arco toral, hacia los pies de la iglesia, y después de construidos dichos arcos que la misma pared vieja le sirva de forma aleta, se vacía aquella parte y quedan estas líneas sin más necesidad de maniobra en ella que sus enlucidos a el mismo tiempo labrando sus gualderas y la sacristía a la espalda del altar mayor, con su capilla baptismal a los pies de la iglesia, donde le corresponde la misma nave que se aumente, queda la citada iglesia con la extensión si V.S. lo tuviera a bien esta prompto a dar plano y condiciones conforme a la práctica. Fernando Rosales. Diego Josepf de Arze.”

El 7 de Enero de 1.793, se presentas los planos de la definitiva Iglesia, que quedó poco más o menos como podemos verla actualmente. El informe de Fernando Rosales, Maestro Mayor de obras de dicha ciudad y su arzobispado era el siguiente: “En la ciudad de Sevilla, en siete dias del mes de Enero de mil setecientos noventa y tres años, ante mí el infrascrito notario, pareció Fernando Rosales, … se manda forme plano de ampliación de la iglesia parroquial de la villa de Puerto Serrano, con la ampliación de la Iglesia parroquial de la villa de Puerto Serrano, con la economía posible y valuación de sucosto, con arreglo a lo mandado, dixo demostrava el plano que presenta, manifestando en el con colores los muros que pueden subsistir, los que construyen de nuevo y los que se deberán romper para los vanos de los nuevos arcos, puertas de sacristía y demás que en el se expresan con color encarnado, explicándose con sus números y notas las piezas de que se compone y los muros antiguos de capillas y sacristía que son indispensable el derribo de ellos, y es en la forma siguiente:

Primeramente dixo el declarante que sin embargo de haber propuesto en su antecedente escripto que la sacristía se colocaría a la espalda del cabezero, atendiendo a lo que se previene por el citado auto de Su Señoría, tuvo a bien figurarla en la colateral de la nave de la Epístola, atirantando su testero o final de ella con el muro antiguo del cabecero, a fin de ahorrar no tan solamente las paredes y cubiertas de esta, sino también las de las demás líneas que eran indispensable buscar en su mayor saliente, por una y otra parte de las dos nuevas gualderas. También dixo que la mayor perfección para la dicha iglesia y su arreglo fuera haber proyectado esta iglesia formándole cabecero quedando lo que hoy es capilla mayor, de crucero, con sus brazos salientes lo que piden las naves menores nuevamente proyectadas y que en lugar de las quatro columnas, se colocarán sus posteles con sus pilastras quedando su arreglo a el cuerpo de arquitectura que se le acomodase, hechandole su cañón enlistonado y bóbedas tabicadas a las naves menores con sus adornos de pilastras y cinchos que entre una y otra hicieron divición: como así formar su cuerpo de torre, mediante a que la que hoy hace de ello, es solo lo que manda un caracol para dar subida a los texados, y en el están colocadas sus campanas, sin más extensión que vara y media de luz y media mara que tiene sus muros de pared, siendo este bastante incómodo y ridiculizado el templo por lo exterior con la vista que aparece; pero habiendo reflexionado sobre una y otra planta, lo que de ellas pudiera resultar según los inconvenientes que encontró a el tiempo de su reconocimiento y a el fin de que estas diligencias van dirigidas que es a lo mayor comodidad de los fieles de esta población, con respecto a no haber mas que una sola misa y a el mismo tiempo evitar mayores gastos. Dixo no encontró otro más conveniente que el que a V.S. haze presente en el adjunto plano. Lo primero porque para hacer el dicho cabecero que lleva referido era indispensable hubiera terreno suficiente donde tomarlo, es así que lo impide un regajo que pasa por esta parte, a la distancia de seis varas, poco menos o más, con otras tantas de profundidad de desague al río, y aunque pudiera lo que es Capilla Mayor hacerse cavecero y darle extensión por los pies, trasladando el crucero hacia el cuerpo de la iglesia, resultaba de esto el derribo de la armadura, sus tejados y demás muros, lo que se excusa conforme se proyectan. Para la colocación de los posteles, en lugar de las columnas, era indispensable la robustez correspondiente a estos para sostener sus gravedades formando con ellos sus pilastras, conforme a práctica, esto fuera mejor pero no se consigue la extensión que se pide, mediante a no verse la misa desde las naves menores con los dichos posteles y sí con las columnas conforme van figuradas en el mismo plan; por lo que hace a el cuerpo de la torre, mediante a estar en el día surtido y no hallarse este en estado de que necesite reparación alguna, tampoco lo encontró con precisión de que hubiese de proyectar cuerpo alguno de torre, porque aunque se quiciera aprobechar dicho caracol en el centro, siempre sería preciso tocar a el muro principal de la iglesia y no dexar las tres caras de la dicha torre nuevas y una vieja, por no exponerse a las resultas que pueda tener en lo subcesivo; y así con todas estas reflexiones puso en práctica el citado proyecto y plan, el que se deberá executar, derribando primeramente las dos capillas, sacristía, paredes de osario y patinillos, que en el mismo plan van figurados de tinta china, menos obscura y y derribadas que sean se profundizarán sus cimientos hasta dos varas, si el terreno lo permite y su latitud o anchura vara y dos tercias, de suerte que puede saliente por cada linea del dicho muro la pared una tercia, prevenido con sus ormigones mesclados a tres y dos y su mampostería del piedra entre tonga y tonga, y si por encontrarse piedra viva no se pudiera profundizar más que una vara, poco más o menos, se labrará el dicho cimiento desde lo más profundo con la dicha mampostería y mesclas de cal y arena, conforme a las que lleven sus labores de las paredes; puesto esto y el opuesto de la otra nave orizontales y por algún tiempo en infición con el agua correspondiente, se formarán sus paredes con arreglo a la robustez o grueso que manda el mismo plan y demás movimientos que en el se manifiestan, dándole de elevación solo cinco y media vara que veo en tener nada más para tomar las pendientes de los colgadizos de las navex menores y puestas estas horizontales, para una y otra parte, sin colocar en ellas maderas algunas, se pasará a la construcción de los arcos intercolumnios, que s on tres en cada una de las líneas, para cuya operación se deberá presentar primeramente los tres huecos, que estas tienen dos que forman la entrada a las capillas y el restante la puerta lateral, que da uno a la iglesia, de suerte que cuando menos se deben simbrar estos como si se fueran a construir sus arcos (con mesclas inferiores, como que se han de demoler) se podrán macisas interín la construcción de los dichos arcos intercolumnarios, y hechas estas preparaciones y algunas otras a la mayor seguridad, se abrirán sus cajas rompiendo el muro antiguo hasta vara y quarta de canal, principiando desde la altura de cinco y media vara hasta el cimiento, en los sitios que por dicho plan se manifiestan, han de ir colocadas las citadas columnas con su soclo de una vara cúbica que cada uno ha de tener y quatro de elevación o longitud que piden las dichas columnas, repecto de media vara de robustez que igualmente han de tener estas en el primer tercio, en cuya longitud va inclusa su basa y capitel, con arreglo todo a el orden dórico, y hecha la dicha canal o rompimiento, se deberá reconocer su cimiento si está uno suficiente con consideración que aquella parte sólo va a recibir mayor gravedad que la que hoy recibe, porque lo que hoy sostiene onze varas de pared, se queda solo sobre dos que tienen en los soclos, y columnas de jaspe, mediante a hallarse las canteras con alguna prosimidad … y después de colocadas estas, se formarán sus arcos sirviendo el muro viejo de simbres oformaletas, abriendo los rompimientos en el miro entredicho, de vara a vara, con la latitud o anchura de dos tercias que deberá tener la dovela de los citados arcos, y hecha aquella parte de rosca, se bolverá a continuar con otra y así seguidamente hasta el cerramiento de ellos, haziendo igual maniobra con la linea opuesta hasta que se verifique estar construidos todos seis, y del mismo modo se continuará en los demás huecos, así en el que está en la Capilla Mayor, que da uso a la que a de ser de Comulgatorio, como en las que han de dar uso a Sacristía y Capilla Baptismal, y antes de hacer el derribo de esta se colocarán las enmaderaciones de los cubiertos o colgadizos de las dos naves menores y después de entablados y construidos sus tejados de canal y redoblón, conforme a los que hoy tiene la armadura del cuerpo de iglesia y la de la Capilla Mayor, se continuará el dicho derribo del vacío que debe quedar o quedan a los dichos intercolumnos, quedando la iglesia que era sólo de una nave de tres … Y habiendo formado cuenta y hecho el valúo correspondiente del costo a que ascenderá la nueva extensión que últimamente se solicita, sin inclusión del costo de los veinte y un mil quinientos reales de vellón, en que antecedentemente están valuadas sus reparaciones y cercando el citado Camposanto, sacó la cantidad de ochenta y tres mil reales que unidos con la cantidad antedicha, hazen ciento quatro mil y quinientos reales de dicha moneda que son los que dixo se invertirían en la citada obra sin inclusión de los cimientos de las paredes gualderas que nuevamente se construyen para su ampliación y los que las columnas. Cuia declaración de proyecto plano y valúo dixo habia practicado bien y fielmente. Fernando Rosales. Diego Josepf de Arze.”

El 18 de Abril de 1.798, se finalizaba la reforma de la Iglesia, dándose el siguiente informe: “En la ciudad de Sevilla, en diez y ocho días del mes de abril de mil setecientos noventa y ocho años, ante mí el infrascristo notario mayor, pareció Fernando Rosales, maestro mayor de obras de albañilería de las fábricas de las iglesias de esta dicha ciudad y su arzobispado, y … dijo … había pasado a la población de Puerto Serrano a efectos de reconocer las obras que se han ejecutado en su iglesia parroquial, como así mismo declarar si están conformes con lo proyectado y de legítimo abono las cantidades invertidas en ella. Y estando en la citada iglesia para los expresados particulares.

Primeramente, antes de hacer su reconocimiento, declaro haber tomado conocimiento de los autos, en que se hallan insertas las declaraciones en que consta todo lo proyectado en esta obra y valuadas de uno y otro el total de doscientos quarenta y un mil ciento sesenta y siete reales, con cuio conocimiento espresó haber ido reconociendo todo lo executado en la expresada obra, parte por partes, la que halló finalizada de un todo, así en todo lo principal de la iglesia, como en las demás piezas anexa a ella, de sacristía, vivienda que la pisa para el cura o ayudante con el tránsito a el camarín y demás del patinillo y comunes, ,con el cuarto taller y campo santo, todo finalizado como corresponde y de buenas calidades, atendiendo a su maior succistencia.

En quanto a si está conforme con lo proyectado declaró tener algunas partes mínimas executadas que precisamente cederán algún tanto en el costo de lo principal d el aprecio, como es una reducida tribuna o especie de balcón que tiene a los pies de la iglesia, con el uso por la escalera de la torre; la abujarda que últimamente dispucieron maestro que la vicitaron; al maior costo que resulta en el corrido de las gradas las dos mesas de puedra, el soclo también de piedra en el principio fundamento de la torre, en cuios aumentos tampoco se le ofreció reparo por su maior permanencia y desencia de la obra.

Por lo que hace a las cantidades invertidas, y si son de legítimo abono, dijo que para obrar con mayor conocimiento, tubo a bien solicitar las cuentas que diariamente se han llevado a cabo por el fiel encargo en esta obra; y vistas o reconocidas, halló que en su total se hallan invertidas la cantidad de doscientos cincuenta y siete mil quinientos tres reales, cediendo a los aprecios en diez y seis mil trescientos cincuenta y seis, cuio más gasto desde luego considero ser por el salario de quarenta y tres meses de obra, a dose reales cada un día, que está sentados en la cuenta por el trabajo del fiel… Fernando Rosales. Diego Josepf de Arze.”

La Capilla de San Antonio, fue realizada por expreso deseo y con dinero que donó para ello Don Alonso Rodriguez Morato, el cual era dueño de la casa de enfrente de la Iglesia, que fue Mesón, y conocida posteriormente y hasta hace poco tiempo por “la casa de las Animas”, por haber sido usada durante la obra de la Iglesia, para el culto. Fueron trasladadas las Imágenes, dejando la Iglesia vacía por las obras. Así consta en el Archivo Diocesano de la Diócesis Asidonia Jerez, y por lo que no cobró nada. Además de esto, dejó escrito en su testamento, que el lugar donde había permanecido la Custodia, sería considerado lugar sagrado y como su capilla propia. También recogia dicho testamento que mientras viviera alguno de sus descendientes, tendrían que donar el aceite necesario para la Iglesia. Hasta hace pocos años se mantuvo este deseo por sus descendientes, pero ya se han olvidado.

El 9 de Septiembre de 1.747, se realizó la petición de construir esta Capilla, y decía así: “Como maestro maior que soi de obras de esta ciudad de Sevilla, y a cuio cargo tengo la reedificación de la nueva Iglecia parrochial de la población de Puerto Serrano, certifico que está en el lado del Evangelio, haciendo ygualdad con otro que está en la línea de la Epístola, dando entrada a una capilla que tiene y tenía dicha iglesia, y dicho gueco del Evangelio se a labrado a fundamento y seguridad, para labrar de la parte de afuera una capilla para el Sr. San Antonio, a expensas y gasto de don Alonso Rodriguez Morato, vecino de esta población y con el aplauso del cura de dicha Iglecia y complasensia del todo el vecindario, mediante serle de utilidad y adorno a la Iglecia y que dicha capilla le a de tener que costar su fábrica, al menos quinientos ducados, y además desto el adorno de su retablo, que le costará hasta doscientos y el dicho sitio en que se ha de labrar es realengo, y en el nadie la fábrica, solamente da a la fábrica la entrada de dicha capilla por la puerta de dicha iglecia, y para ello le da el adorno a dicha Iglecia acompañando a la capilla frontrera y la utilidad de funciones que hara a dicho Santo, además de constarme que el dicho Don Alonso ha sido y es bienhechor a la iglecia y ahora lo será con este motivo y en la ocasión presente de estarse ya rematabdo la nueva iglecia, falta por razón de su pobreza y ser necesaio pedir de limosna para algunos ornamentos que tiene de falta la dicha iglecia … Diego de Luna”.

El 20 de Enero d e 1.749, se notifica el haberse terminado la Capilla de San Antonio, y dice así: “Digo yo, Francisco Muñoz, Maestro Mayor de Fábricas de esta ciudad de Sevilla y su arzobispado, que doy fe de haber gastado en la iglecia parrochial de la villa de Puerto Serrano, en labrar una capilla de nuevo de Sr. San Antonio de Padua, cantidad de mil ducados de vellón, Don Alonso Rodriguez Morato, escribano de dicha villa, la que executó el maestro Diego de Luna, vecino de esta ciudad y a cuyo cargo estubo el labrar de nuevo la dicha iglesia que también firma esta certificación, por ser cierto el dicho gasto y aber corrido por su mano; y dicha fábrica de capilla prezedio licencia del Sr. Provisor y Vicario General de este arzobispado, de que lo nombró por patrono a el dicho Don Alonso Rodriguez y sus herederos. Sevilla Henero 20 de 1.749. Diego de Luna. Francisco Muñoz.”

Quedó la Iglesia más o menos como podemos verla ahora, excepto que falta el Púlpito, las rejas de las columnas que separaban la nave central de las laterales y un altar que había frente a la puerta de entrada.

Destaca la mesa rectangular de jaspe de color rojo con vetas blancas, que existe en la Sacristía. Poley nos relataba que “se observan multitud de mariscos y restos vegetales petrificados.”

Entre las imágenes que tenemos en esta bonita Iglesia, hay que destacar la de San Andrés que hay conjeturas que dicen que vino de la Ermita de la Gloria, la de la Inmaculada Concepción, la Virgen del Carmen que es muy venerada por las policheras, y como no la de nuestro Cristo de la Buena Muerte, una de las pocas imágenes de Cristo articulado, y que puede ser del siglo XVI.

La Iglesia es de estilo neoclásico, aunque con evidentes matices de la primera arquitectura barroca, presenta 3 naves, doble fachada, y torre -campanario en su ángulo exterior. De su interior hay que destacar las capillas del Sagrario y la Baustismal, así como el Altar Mayor ahora ya restaurado.

La Parroquia tiene columnas de mármol rojo procedentes de canteras del término municipal, así como seis insuperables lienzos cuyo estilo responden a la prestigiosa escuela sevillana de Alonso Cano.

Los franceses se llevaron todo lo de valor que había en la Iglesia, pero dejaron un incensario que llegaba de una punta a la otra del templo, fue llevado prestado a la Parroquia de Villamartin, por un Sacerdote que decía misa en ambas iglesias, para un acto solemne que celebraban y jamás volvió, pues cambiaron de Cura y se olvidaron del instrumento.

LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

Muchos medios de comunicación y gente del lugar, creen que en Puerto Serrano, la lucha por las libertades comenzaron con la llegada de la democracia monárquica actual. Nada más lejos de la realidad. Ahora vas a comprobar que Puerto Serrano, lucho por su libertad con la sangre de sus hombres, y jamás quiso arrodillarse por muy fuerte que era su enemigo.

A finales del siglo XVIII, Andalucía era la región más prospera del Reino, ingresando la tercera parte de las rentas del estado, y Sevilla, era la segunda capital en importancia, detrás de Madrid. Cádiz, era el principal puerto marítimo, seguido por el de Barcelona.

Entretanto los reyes andaban entre inmoralidades e intrigas. El príncipe de Asturias, que luego fue Fernando VII, conspirando contra su padre el Rey, y el Rey se dedicaba solo a la caza, dejando abandonadas sus tareas.

Napoleón aprovecha esta coyuntura y la amistad con el Rey de las Españas, para entrar en el país con el pretexto de conquistar Portugal.

En 1807 el ejército francés entra por las provincias vascongadas. Ocuparon todo el pirineo. El pueblo se manifestaba acusando al Gobierno y su primer gobernante Godoy como responsables de ello. El rey empujado por su hijo y varios leales a éste, abdico en Fernando VII.

Ya el ejército francés estaba a las puertas de Madrid e hizo prisionero al Rey, firmando este la renuncia al trono de España de los Borbones, en favor de su hermano José I.

Napoleón había tropezado en una gran piedra, con el Pueblo Español, un pueblo indomable que se levantó el día 2 de Mayo, no aceptando el yugo francés y este cambio de Rey impuesto.

Andalucía es la primera en organizar la resistencia contra el invasor francés, que tenía muchos adictos a los que llamaron “AFRANCESADOS” contra los que también había que luchar.

En Puerto Serrano, nos enteramos del levantamiento, por un mensajero que vino desde Montellano.

Inmediatamente se constituyó una Junta, filial de la de Morón y se creó la Milicia Popular, nombrando comandante de la misma a Don Pedro Aguilar.

Los Franceses rompieron la línea de defensa andaluza en Despeñaperros el 20 de Enero de 1.809, y entraron en nuestra comunidad.

El día 9 de Junio de 1.808, al pedir socorro Morón, un batallón de voluntarios de este puenlo se dirigió allí, y se unió con otros que habian llegado de El Coronil y Montellano para luchar contra el ejército mejor del mundo de la época. Desde allí marcharon a La Puebla.

Morón fue tomado por los franceses que estaban comandados por el Mariscal Soult, pero una partida de bandoleros, los rechazó matando a los que estaban allí, pero vinieron más franceses, una columna del batallón número 43 de Infantería al mando del comandante Serrat y se produjo una lucha que estaba ya perdida de antemano.

En Marzo Morón estaba bajo el control francés y dejaron un batallón de Suizos permanente en el Convento de San Francisco. La gente de Puerto Serrano, junto con los de Montellano, en su lucha sin cuartel, decidieron atacarles, aún sabiendo que eran inferiores pues, solo tenían escopetas de caza y trabucos y los franceses estaban mejor preparados, con un sofisticado armamento para la guerra. Después de una feroz lucha, y de haber matado muchos franceses, fueron rechazados y perseguidos hasta la sierra de Esparteros, donde se refugiaron. Puerto Serrano había declarado la guerra al Ejército más poderoso del mundo.

Por esta zona, vinieron los franceses del 5º de Cazadores a caballo al mando del Coronel Bonnemain, perteneciente al ejército del Mariscal Soult, y caen sobre Montellano. Los montellaneros se defienden con mucha valentía, dirigidos por su alcalde Don José Romero. Les matan siete (un comadante y seis soldados enemigos) y otros diecisiete al retirarse. Siete días después vuelven los franceses y van tomando el pueblo casa por casa, y prendiéndole fuego.

Desde Puerto Serrano, se escuchaba el tronar de los cañones y se veía el resplandor de las llamas en el horizonte. Don Pedro Aguilar, nuestro comandante, envió un mensaje a Algodonales que decía: “Montellano invadido por el enemigo, acreditándolo los cañonazos que suenan continuamente y las llamas… como verdadero español, notificamos esta catástrofe, implorando el auxilio de los verdaderos patriotas”.

Al mando de Don Gaspar Tardío y Don Francisco Salcedo, comandantes de Algodonales, se organiza una columna de auxilio compuesta de 13 a caballo y 60 a pie. Se unen en el Chaparral a las fuerzas Policheras al mando de Don Pedro Aguilar. Se dirigen a Montellano a salvar lo que queda. En la Finca “la Tenería”, dan vista a una fuerza de franceses, estos mandan a una patrulla de reconocimiento para reconocer nuestras fuerzas, Son recibidos con la mayor serenidad y le tienden una emboscada, cayendo todos. Vinieron los demás, y aunque son muy superiores en número y armamento los Serrano le plantaron cara. Aguantaron como jabatos sin ceder un palmo de tierra, disparando y tirando a descarga cerrada hasta caer la noche, que puso tregua a la lucha. Al amanecer los franceses los buscaban por un lado y ellos se fueron por otro a Montellano, que al llegar era una brasa. Solo se mantenía de pie la casa del Alcalde Don José Romero. Aparecieron los franceses y se inició una lucha encarnizada, y al no estar en campo abierto, los guerrilleros se hicieron muy fuertes, teniendo que retirarse los “gabachos” ya por la noche.

Como el pueblo estaba destruido convencieron a los de Montellano para que se fueran a Algodonales. La despedida de Puerto Serrano al héroe de Montellano don José Romero fue de forma apoteósica.

La guerra continúa sin cuartel. La tarde del primero de Mayo de 1.810, los franceses caen también sobre Algodonales. Se defienden con gran valor, obligando a los invasores a tomar casa por casa. Casi todo el pueblo estaba en llamas por la noche y los Algodonaleros se van al monte. Solo Don José Romero decide resistir en una lucha “kamikaze”. La crónica dice “Defendiendo su casa sucumbe el esforzado patriota, después de causar numerosas bajas entre los franceses junto con su criado Antonio Arenillas, Don Francisco Ascanio y otros familiares”, su lugar es ocupado por sus hijos, Jeronima de 17 años y José María de 12. Una vez herida la niña e incendiado el edificio tuvieron que rendirse.

 Recreación histórica de Algodonales

Murieron además en el combate la hija mayor, la tercera hija y otra de pecho. Sobrevivieron su mujer Ana Dorado y sus hijos Jerónima, José María y María Rosario de 7 años.

El comandante D. Pedro Aguilar, tiene noticias de que nos iban a atacar también. Los Policheros con inteligencia, y sabiendo lo que ocurría a los pueblos vecinos con la resistencia, ante un ejército infinitamente superior, abandonaron sus casas y se fueron al monte, donde podían defenderse mejor, conocedores del terreno. Montaron su cuartel militar general en el Chaparral, pusieron una organización admirable e iniciaron la guerra de guerrillas. Solo se quedó el Cura que se negó a irse porque no quería dejar la Iglesia sola.

Se hicieron expertos en la guerra de guerrillas, uniéndose a ellos gente de Montellano y Algodonales, después de haber sido incendiados ambos pueblos.

Nuestro comandante D. Pedro Aguilar, recibía ordenes directas de los Jefes de la revuelta popular, y nos la transmitían a través de la Junta de Jimena, obedeciéndolas al pie de la letra, ciegamente, como verdaderos patriotas.

La orden recibida más habitualmente era que como estábamos en un cruce importante de caminos, que obligatoriamente tenían que seguir las franceses, para enlazar desde Ronda con Sevilla ó Madrid y Morón con Jerez, había que ponerles difícil su ocupación, ordenándoseles destruir o apoderarse de su ganado, comida y municiones, interrumpir sus correos matándo a sus portadores, observar y transmitir sus movimientos de tropas, destruir sus depósitos de municiones, fatigarlos con alarmas contínuas, crear rumores falsos, hacer que la paga no llegara a los soldados y sobre todo matar a cuantos franceses pudieran. Parece que lo consiguieron, pues el historiador Broglie escribió que “el que se retrasara 50 pasos ponía en peligro su vida”.

Parecían pacíficos campesinos, pero tenían el arma enterrada en la tierra y lo sacaban cuando veían a algún francés. Según Miguel Artola nos relata en su obra “La Guerra de Guerrillas” número 10 de Enero de 1.964.

Los patriotas guerrilleros españoles, causaron una media de 100 bajas diarias al ejército francés, cosa inaguantable para un ejército de aquel tiempo, por lo que tuvieron gran éxito.

Para fortificar el castillo de Morón, los franceses obligaron a trabajar a los prisioneros de Morón, Puerto Serrano, montellano y Arahal.

Los franceses no pudieron doblegar a Puerto Serrano, no conquistaron el pueblo, entrando en un pueblo fantasma, abandonado.

Los franceses fueron obligados a irse de aquí en Agosto de 1.812, formándose una gran fiesta popular.

El 9 de Marzo de 1813, Ballesteros al mando del 4º ejército, pasa por el pueblo, y fecha aquí un oficio (Manifiesto de la Regencia de la España sobre Cesación en el mando del Quarto Exército y Capitanía General de Andalucia). Había formado el mejor ejército español de mucho tiempo y muchos policheros se unieron a este ejercito.

Los Policheros estuvieron en la jura de la Constitución promulgada por las Cortes de Cádiz, a la que juraron defender con su sangre.

Aquel principio de democracia y libertad nació en Andalucía gracias a la inquitud, lucha y sangre de gente como los Policheros.

Puerto Serrano, luego, se unió a los liberales de Rafael Riego, Comandante del ejercito expedicionario. Rafael Riego, estuvo en Puerto Serrano, el 2 de Mayo de 1.820 y reclutó a muchos voluntarios policheros, para luchar por la Constitución.

SIGLO XIX

Una vez conocidos los hechos a que dio lugar el pronunciamiento de una parte del ejército, en favor de la abolida Constitución Liberal de 1.812, Puerto Serrano, se unió a los Liberales que, se habían levantado en 1.820 contra el absolutista Rey Fernando VII.

Fue Don Rafael Riego, Comandante del Ejército expedicionario del Cantón de las Cabezas de San Juan, el que desde Arcos inició la campaña. Estuvo aquí el 2 de Mayo de 1.820, reclutando a los policheros que voluntariamente quisieron unirse a la lucha por la Constitución.

Este ejército fue derrotado por el realista General O´Donnell, pero aún así el Rey se vio obligado a jurar la Constitución.

En el año 1.821, se abrió la primera escuela en el Pueblo, dotada por D. José Morato, que era gratis para los niños, y las niñas no podían asistir. Dependia de la Inspección de Sevilla, siendo sus maestros en principio gente un poco más culta del lugar (que sabian leer y escribir y las cuatro reglas). Posteriormente en 1.830 nombran maestro desde la Junta Inspectora de Sevilla a Don José Cabrera Fernandez, quien 4 años mas tarde, el 29 de Octubre de 1.834, fue destituido por la “poca instrucción y el bárbaro modo de castigar”.

En 1.851 se consiguió una escuela ya para niñas.

El año 1.839 fue nuestra primera feria de agosto. Fue una gran feria de ganado que tomó mucha importancia en la comarca, siendo una de las mejores y más concurridas, haciéndose múltiples negocios de compra-venta de ganado.

Para que nos demos cuenta de su importancia, un dato lo dice todo, el Ayuntamiento recaudaba durante la feria la mitad del presupuesto anual de la Corporación, ósea la mitad de todos los gastos del Ayuntamiento del año se recaudaban con la feria de agosto.

Cuando se acordó su celebración en el año 1.839, se dispuso que todos los años debería de celebrarse los días 15, 16 y 17 de Agosto.

Se ha suspendido en dos ocasiones que se tengan noticias. El 8 de Agosto de 1.854 el Ayuntamiento acordó suspenderla ese año porque había una epidemia de Cólera, para que no se propagase y en los tristes años de la guerra civil.

El 4 de Enero de 1.840, se registró la primera movilización popular de nuestra historia. Así aparece reflejada en el libro de Actas Capitulares, y fue debida a que se había ordenado una contribución especial para los gastos de la primera guerra Carlista, asignándose una cantidad global al pueblo y tenia que ser repartida entre los vecinos. Como quiera que los que gobernaban el Ayuntamiento por aquel entonces eran gente de dinero, repartieron la contribución especial entre los pobres y así ellos no tenían que pagar nada. El libro de Actas dice textualmente: “El pueblo proletario se levantó con clamor contra la orden de guerra de contribución especial, ya que el pueblo poderoso ha descargado lo que tenían que pagar en los infelices proletarios”.

Tres días después, el día 7, quedó resuelto el tema. Después de tres días de movilizaciones populares consiguieron que pagara más quien más tenia, para lo que se nombraron peritos para el mejor cumplimiento del acuerdo.

El día 25 de Septiembre de 1.840, el ayuntamiento dirige una carta a la junta Provincial de Gobierno de Cádiz, sobre el pronunciamiento del 1 de Septiembre de 1.840 protagonizado por el Partido Progresista de Espartero y la Milicia, en la que dice textualmente: “El Ayuntamiento, el Pueblo y su Milicia, se adhieren gustosísimos al heroico pronunciamiento de la capital de la Monarquía, y al de la Provincia por los caros objetos que lo había hecho. Felicita también a la junta Provincial de Gobierno por su próspera instalación y por la armonía en que la supone con aquellas. Dios la dirija y la conserve ilesa. Alcalde Don Manuel Martin.”

Un caso curioso que ocurrió fue que hasta el año 1.841 solo existían en el pueblo, las calles Sevilla, San Juan, Calvario, Ronda, de la Iglesia y Enmedio, la calle cantarranas, estaba atravesada por un gran arroyo que dividía el pueblo en dos, con sus correspondientes puentes. El Ayuntamiento decía que había necesidad de que el pueblo creciera, y decidió crear otra calle, la de la Jara, que de ahí viene su nombre pues era tierra de labor y estaba arada. Estos terrenos eran propiedad de Don Juan García Rodriguez y el Ayuntamiento presentó un expediente de desaucio, no pagando nada a su legítimo propietario. Como es natural este hombre recurrió a la justicia, que tras 5 años de pleito dictaminó que los terrenos se los expropiaban, pero condenando al Ayuntamiento a pagar el precio justo por las tierras a D. Juan García Rodriguez..

El Ayuntamiento, repartió los solares de la calle gratuitamente entre los vecinos que vivían en las casa de su padres y a los que querían contraer matrimonio, con una sola condición, que pusieron fue que tenían que tener una fachada de al menos 40 pies (unos 12 metros aproximadamente) con el fondo igual para todos, dando lugar posteriormente las partes traseras de estas casas a la creación de la calle de “Los Corrales”. Por esto es fácil comprender el motivo por el que las casas del casco antiguo son tan grandes, habiéndose partido muchas de ellas ya en dos.

El 28 de julio de 1.843 el General Don Manuel de la Concha, Comandante en Jefe del Ejercito de S.M. La Reina Isabel II, se presentó con el ejército a las puertas del pueblo. La gente les dio de comer a los soldados y a los caballos. Iban en persecución del ejército del Duque.

En el año de 1.849, se produjo una gran sequía, los trabajadores estaban pasando hambre. El síndico del Cabildo del Ayuntamiento del Ayuntamiento, en sesión del día 16 de Marzo de 1.849, puso el tema encima de la mesa y luchó para sacar pan para los trabajadores, acordándose hacer los primeros “repartios”. El acta recoge lo siguiente: “El Ayuntamiento, por la gran seca que se está surgiendo, la clase pobre jornalera está pasando mucha necesidad por carecer de trabajo y, correspondiéndole a esta Corporación tratar de remediarla, acuerda repartir a los trabajadores que solo dependan de un jornal, para que por las personas acomodadas se les de ocupación, bajo los salarios de tres reales y medio a los que ocupen con azadones y de dos y medio a los que inviertan en labores de escardillo. Que las labores de repartimiento y clasificación queden practicadas en el día de hoy, para que desde el de mañana principiara ser socorridos aquellos jornaleros, nombrándose una comisión que se compondrá del Sr. Teniente primero y Regidores Octavo y Noveno, con los particulares Don Cristobal Martel, Don José del Toro y Don Pedro Plata”.

La Revolución de 1854, también conocida con el nombre de Vicalvarada fue un pronunciamiento militar seguido de una insurrección popular, que se produjo entre el 28 de junio y el 28 de julio de 1854 durante el reinado de Isabel II. Se puso fin así a la década moderada (18441854) y se dio paso al bienio progresista (18541856). El día 21 de Julio de 1.854, Puerto Serrano, se “pone al lado de la razón, y su Reina Isabel II, y según consta en el acta de la sesión extraordinaria de este día, a la que asistieron con voz todos los hombres del Pueblo, “El Sr. Presidente demostró que teniendo un completo conocimiento de las circunstancias políticas que atravesamos, causada naturalmente por la reprobada marcha adoptada por el Ministerio que preside el Excmo. Sr. Conde de San Luis … en su consecuencia los individuos presentes por unanimidad manifestaron cuan grato les era oir de su Presidente una exortación tan halagueña y deseada y desde luego dispusieron en disentir por la conservación del trono y de las instituciones liberales … dirigiéndose al Sr. Cura Párroco a efectos de que ordenara un largo repique de campanas … se pasaron los concurrentes a la puerta de la casa constitucional donde se hizo con escopetas una lucida salva y se pronunciaron con el mayor entusiasmo las voces siguientes -Viva nuestra adorada Reyna Dª. Isabel 2ª – – Viva la Constitución del Estado – – Abajo el ministerio del Conde de San Luis –

El día 23 del mismo mes se entera el pueblo que han destituido al Conde de San Luis, felicitándose todos por haberse salvado el trono de España.

El día 24, se instala una Junta Provisional de Gobierno en el Pueblo, y se ordena el repique de campanas y salvas en la puerta del Ayuntamiento, recogiéndose en el acta, “ … Igualmente determinó la Junta que por tres días consecutivos se hagan luminarias públicas y repique de campanas a celebridad de la destitución del Conde de San Luis de Ministro, con lo cual se ha logrado la salvación del trono y las instituciones liberales … se atenderá a la necesidad de que se conserve el orden inalterable y se consiga por este medio el respeto debido a la seguridad individual y a la propiedad”. Adhiriéndose al movimiento general para mantener la Constitución Liberal. La milicia local es movilizada para defenderla a toda costa.

a reina destituyó el día 17 de julio al conde de San Luis sustituyéndolo por el general Fernando Fernández de Córdova que formó un gobierno en el que había moderados “puritanos” y progresistas pero a los dos días cedió la presidencia al duque de Rivas, que éste sólo duró dos días más ya que la revuelta popular hizo imposible que los militares pronunciados O’Donnell y Serrano pudieran aceptar el arreglo de compromiso que le ofreció el gobierno. El duque de Rivas intentó reprimir la sublevación popular (su gobierno fue conocido como ministerio metralla).

La reina Isabel II, decidió llamar al general Baldomero Espartero, para que formara gobierno, y pedía a O’Donnell que regresara a la corte. Espartero exigió la convocatoria de Cortes Constituyentes, que las reina madre María Cristina respondiese de las acusaciones de corrupción y que la Reina reconociese los errores cometidos. La reina Isabel II aceptó todas las condiciones y el 26 de julio publicó el manifiesto dirigido al país en el que decía “El nombramiento del esforzado duque de la Victoria, General Espartero, para presidente del consejo de ministros y mi completa adhesión a sus ideas, dirigidas a la felicidad común, serán la prenda más segura del cumplimiento de vuestras aspiraciones”.

El 28 de julio el general Espartero hacía su entrada triunfal en Madrid aclamado por la multitud, fundiéndose en un abrazo con su antiguo enemigo el general O’Donnnell. Así dio comienzo el bienio progresista.

En los años de 1.867 y 1.868 otra gran sequía asolaba la comarca, los obreros pasaban hambre y pedían auxilio todos los días al Ayuntamiento, prácticamente se puede afirmar que estaban en pie de guerra. El Alcalde fue a Cádiz y consiguió 500 Ducados para trabajos comunitarios, siendo esta la primera ocasión que se dieron estos trabajos en el pueblo, arreglando los caminos de detrás de la Iglesia y el de la Fuente del Cura (De la que el pueblo tiene derecho de propiedad), y la acéquia, pero se gasto el dinero y la sequía continuaba.

A continuación se produjo La Revolución de 1868 o La Gloriosa.

La situación económica se había ido deteriorándose partir de 1854. Se superpusieron la crisis de la industria textil; la de la construcción ferroviaria; el hundimiento, a partir de 1864, de la Bolsas, con la consiguiente quiebra de sociedades; la bancarrota efectiva de la hacienda pública, que no pudo por tanto responder a la situación creada; y una crisis de subsistencia derivada del paro industrial y de las dos pésimas cosechas de 1866 y 1867. Esta situación ocasionó una crisis social con el descontento generalizado de la población trabajadora, sumida en el paro, el hambre y la exasperación ante la represión con que el gobierno respondía a sus protestas. En 1868 casi nadie defendía la causa isabelina. La Reina se había ido apoyando alternativamente en los generales O’Donnell y Narváez, cuya única política consistía en el mantenimiento a ultranza del orden y del sistema oligárquico a base de reprimir violentamente cualquier intento de protesta u opinión crítica. 

A los progresistas, encabezados por Prim, se unían ahora los demócratas, mucho más organizados y cada vez más fuertes, y los republicanos, que veían en el advenimiento de una República el cambio decisivo hacia la democratización del país. Los dirigentes obreros, situados dentro del parti­do demócrata, también veían en la revolución la posibilidad de sacar adelante las reivindicaciones populares. Acabaron por sumarse los unionistas en 1868, convenci­dos al fin de la inviabilidad del régimen.

Las diferentes fuerzas sociales también confluyeron en 1868 hacia la revolución. El paro, la carestía, la miseria, se mezclaron con la indignación creciente ante la corrupción generalizada de los gober­nantes. El programa revolucionario incluía las principales reivindicaciones populares, como el sufragio universal, la supresión de las quintas y la abolición de los consumos y su sustitu­ción por una contribución directa. 

Se produjo el pronunciamiento militar enca­bezado por los generales Serrano, Prim, Ros de Olano y Topete (El almirante Topete fue el encargado de lanzar la revolución mediante la sublevación de la escuadra en Cádiz) 

El 18 de septiembre se sublevaba Topete al frente de la escuadra. Al día siguiente tras la llegada de Serrano y los generales unionistas desde Canarias Topete leyó un manifiesto redactado por el escritor unionista Adelardo López de Ayala, (y firmaron el Duque de la Torre, Juan Prim, Domingo Dulce, Ramón Nouvilas, Rafael Primo de Rivera, Antonio Caballero y Fernandez de Rodas y Juan Bautista Topete, que estaba llamado a ser uno de los emblemas básicos de la España liberal y democrática)  en el que se justificaba el pronunciamiento y que acababa con un grito ¡Viva España con honra!

Españoles: la ciudad de Cádiz puesta en armas con toda su provincia (…) niega su obediencia al gobierno que reside en Madrid, segura de que es leal intérprete de los ciudadanos (…) y resuelta a no deponer las armas hasta que la Nación recobre su soberanía, manifieste su voluntad y se cumpla. (…) Hollada la ley fundamental (…), corrompido el sufragio por la amenaza y el soborno, (…) muerto el Municipio; pasto la Administración y la Hacienda de la inmoralidad; tiranizada la enseñanza; muda la prensa (…). Tal es la España de hoy. Españoles, ¿quién la aborrece tanto que no se atreva a exclamar: «Así ha de ser siempre»? (…) Queremos que una legalidad común por todos creada tenga implícito y constante el respeto de todos. (…) Queremos que un Gobierno provisional que represente todas las fuerzas vivas del país asegure el orden, en tanto que el sufragio universal echa los cimientos de nuestra regeneración social y política. … con los amantes del orden, si quieren ver lo establecido sobre las firmísimas bases de la moralidad y del derecho; con los ardientes partidarios de las libertades individuales, cuyas aspiraciones pondremos bajo el amparo de la ley; … con el pueblo todo y con la aprobación, en fin, de la Europa entera, pues no es posible que en el consejo de las naciones se haya decretado ni decrete que España ha de vivir envilecida. (…) Españoles: acudid todos a las armas, único medio de economizar la efusión de sangre (…), no con el impulso del encono, siempre funesto, no con la furia de la ira, sino con la solemne y poderosa serenidad con que la justicia empuña su espada. ¡Viva España con honra! “

En Puerto Serrano, que siempre habían defendido la Monarquía de Isabel II, viendo como se había deteriorado la situación, mayoritariamente se unieron a la Gloriosa. Se fue todo el pueblo a la puerta del Ayuntamiento, gritando ¡¡ Viva la Revolución, mueran los borbones !!, y cantaron el himno de riego.

Se nombra una Junta revolucionaria local y destituyen al Alcalde Don Pedro Navarro y nombran a D. José Barea Gómez que era el Jefe de la Junta local, el cual publicó un bando con ordenes para ser cumplidas por el pueblo y que contenían todas las reivindicaciones de la Gloriosa y para mantener el orden público y las nuevas libertades.

El 28 de septiembre tuvo lugar la batalla de Alcolea, en la que la victoria fue para las fuerzas de la Gloriosa al mando del General Serrano. Al día siguiente el levantamiento triunfaba en Madrid y el día 30 la Reina Isabel II abandonaba España desde San Sebastián terminando toda resistencia de las fuerzas leales a la reina y el 8 de octubre se formaba un Gobierno presidido por el general Serrano, y del que formaban parte el general Prim y el almirante Topete. Se había puesto fin al nefasto reinado de Isabel II.

Puerto Serrano, se unió a la petición de pudiéramos decir era la primera vez que se pidió una autonomía para Al Andalus. Fue en 1869 cuando los catalanes pusieron en marcha el llamado Pacto Republicano de Tortosa, y ese mismo año los andaluces firman el Pacto Federal de Córdoba, que agrupaba a las actuales provincias andaluzas, más la baja Extremadura y Murcia… sí, 1869, los andaluces piden federalismo, los andaluces asumen como parte de Andalucía las dos regiones próximas (por cierto, tal como ya se recogía en las Capitulaciones de Santa Fe que eran territorio de administración andalusí aunque de soberanía castellana).

A esta iniciativa andaluza le siguió la de los vascos, firmada en Eibar, y luego la de los gallegos, suscrita en La Coruña, y más tarde la de los castellanos en Valladolid… sí, primero Cataluña, luego Andalucía, luego Vascongadas, y luego Castilla, en 1869.

Así las cosas, el 30 de julio de 1869, se ratifica en Madrid el “Pacto Confederal de los Pueblos de España”, en un solemne acto presidido por el cordobés (así de importante era la presencia andaluza en el evento) León Merino, y en el que Ricardo López representaba a Andalucía, Pi i Margall lo hacía con País Vaco-Navarro, Manuel Bes por Cataluña, Eduardo Cano por Galicia y Miguel Morayta por Castilla.

El Rey Amadeo I, abdicó y se instauró la I República. Andalucía ante el nuevo sistema centralista que seguían imponiendo desde Madrid, constituye el 18 de Julio de 1.873 El Cantón Andaluz de Sevilla, se proclamó en el contexto de la rebelión cantonal y cuyo objetivo era crear una República Federal “desde abajo” que solucionara los problemas sociales y políticos. El movimiento cantonal se desarrolló en dos fases que se corresponden con finales de junio y finales de julio de 1873, la primera más radical y la segunda más moderada.

Se produce el levantamiento popular en toda Andalucía, con barricadas y enfrentamientos. En la puerta del Ayuntamiento de Puerto Serrano, que era el lugar de las protestas, reivindicaciones y celebraciones se dan los gritos de ¡ Viva la República Social de Andalucía !.

El cantón finalizó el 1 de agosto de 1873 reprimido por las tropas del General Pavía.

El 9 de Enero de 1.897 se manifestaron en el pueblo 300 jornaleros pidiendo comida para aplacar el hambre ocasionada por la sequía y las malas cosechas. Estaban tan mal que no temían a la ley de represión del anarquismo que se publicó el año antes y que tanta sangre costó a los obreros andaluces.

EL FERROCARRIL

Puerto Serrano, desde el mismo momento en que consiguió su autonomía municipal, inició los trámites para que la línea de ferrocarril que se estaba estudiando por parte del Gobierno, pasase por nuestro término.

Tras bastantes peticiones se consiguió que pasase por aquí y así apareció publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de fecha 6 de junio de 1.852. El Cabildo Municipal aprueba en sesión de 19 del mismo mes, que el Sr. Alcalde Don Cristobal Martel “vaya a Cádiz, con objeto de ver las medidas a adoptarse para el establecimiento del ferrocarril”.

Pero este proyecto, quedo paralizado y pasó al olvido.

En 1918 el Gobierno a través del ministro de Fomento, Francisco Cambó, asumió como obra prioritaria para el Estado la tarea de promover los nuevos trazados de hierro de ancho normal por todo el país. Este criterio lo asumió la Dictadura de Primo de Rivera y sirvió de base para la aprobación del Ferrocarril Jerez-Almargen. Un Real Decreto de 1926 incluía oficialmente el trazado que partía de la estación jerezana entre los cuatro considerados más urgentes del país, de acuerdo con un plan elaborado por el ministro de Fomento, el conde de Guadalhorce. El presupuesto otorgado era de 60 millones de pesetas. Se subastó el primer tramo (entre Jerez y Arcos, de 28 kilómetros de longitud) y en junio se adjudicó la obra al empresario Manuel Troitiño. Un año después, en marzo de 1927, una Real Orden adjudicaba a la empresa “Valentín Vallhonrat” las obras de explanación del tramo Arcos-Olvera y las edificaciones del trayecto Jerez-Arcos.
Se materializaba así uno de los proyectos políticos del nuevo régimen personalizado en el jerezano Miguel Primo de Rivera en los que la gestión de toda la obra de construcción de líneas de hierro la asumía el Estado.
El titular de esta Ponencia, el general Mayandía, dejó claro en un informe de esas fechas las prioridades que debía asumir el Estado al considerar “de más urgente realización todo lo relativo a las líneas de comunicación, a fin de facilitar los transportes indispensables para el establecimiento de toda clase de industria”. Para la Dictadura, no obstante, el fomento de las industrias y, en concreto, la del ferrocarril, estaba relacionado también con la estrategia de la defensa nacional. Así, el origen del proyectado trazado entre Jerez y la localidad malagueña de Almargen descansaba en “la necesidad de asegurar una adecuada unión estratégica, con vía normal, entre las bases navales de Cádiz y Caretagena, mediante la construcción de los acercamientos de Jerez a Setenil y Lorca a Cartagena”, que ya figuraban como preferentes desde el año 1921.
Las obras del ferrocarril Jerez-Almargen se iniciaron el 9 de enero de 1927. Ese día el general Primo de Rivera las inauguró en Arcos de la Frontera. En dos años se explanaron 110 kilómetros, se construyeron 19 túneles (el más largo, cerca de Puerto Serrano, de 1.200 metros), varios viaductos y puentes (el de Zaframagón, el más espectacular) y siete estaciones.

Las obras se paralizaron con la caída del régimen del general jerezano. Durante el segundo bienio republicano se retomó la iniciativa e incluso se aprobó la reanudación de las obras, pero las dificultades presupuestarias impidieron la continuación de los trabajos.

La obra quedó definitivamente paralizada. Hoy el trazado se ha reconvertido en la Vía Verde de la Sierra, un camino donde la gente puede disfrutar del senderismo y de unas vistas magníficas, además de un hotel rural con bungalows y piscina.

BANDOLEROS

La sierra de Cádiz, ha sido una zona donde ha habido muchos bandaleros, y Puerto Serrano, uno de sus pueblos muy visitado por estos proscritos, que en ocasiones eran crueles y violentos y en otras luchadores y activos por las causas más desfavorecidas, incurriendo en lo que los románticos trasladaron a través de leyendas e historias reales fuera de España, haciendo del bandolero una figura idealizada de mártir de las causas injustas y la opresión social y política.

Tenemos constancia de la presencia del bandolero “Zaldívar” en nuestro término. El 20 de Agosto de 1.821, cuando estaba con su partida, compuesta por unos 45 hombres, en el Cortijo de Calchite, y que tuvieron un enfrentamiento con el ejército que, tenía un cuartel en Morón de la Frontera, denominado “Mallorca” y que fueron avisados. Llegaron a la caída de la tarde al mando de D. Manuel Auñon, Comandante de caballería y de D. Epifanio Mancha, Se dieron cuenta los bandoleros de la presencia de los militares y se parapetaron, produciéndose un fuerte tiroteo. Como no había manera de cogerlos, tuvieron que realizar una carga contra ellos, lo que hizo que los bandoleros de Zaldívar, se defendieran y se dieran a la fuga por la sierra. Murieron 4 personas entre bandoleros y militares y el comandante de los militares Don Manuel Auñón, perdió un ojo.

Puerto Serrano era uno de los lugares más frecuentados por el bandolero llamado “El Cristo”, y en la venta de cuatro mojones su lugar preferido, donde recibía ayuda de sus moradores prestándole apoyo y esquivar los encuentros con la Guardia Civil.

Se dice que a la familia que se encargaba de la finca le gustaba escuchar las mil y una historias que les contaba el bandolero, y a cambio ellos le ayudaban a tener un lugar seguro para guarecerse, pero en las tardes de verano a nuestro hombre se le ocurrió la feliz idea de esconderse nada menos que en un nicho que estaba vacío en el cementerio de Puerto Serrano. A decir de los más viejos del pueblo y de sus padres, “El Cristo” dormía sus ricas siestas después de protegerse con la lápida correspondiente tapando la puerta del nicho, y naturalmente, ¿A quién se le iba a ocurrir que el fugitivo dormía plácidamente la siesta en el interior del nicho?

También se cuenta que en los alrededores de Puerto Serrano tuvo El Cristo una amante a la que entregaba la mayoría del producto de sus robos. Todas las tardes, burlando a las numerosas parejas de Guardias Civiles que le acechaban, iba por las malezas de los campos hasta llegar a la casa donde la mujer le esperaba. Ocurrió que en una de aquellas ocasiones, un niño que se encontraba guardando cabras, al verlo, buscó en su mente la idea que tenía de un hombre fugitivo y la presencia de la Guardia Civil, momentos antes:

Los había visto entrar a la casa de la amante y sin pensarlo se acercó al Cristo y le preguntó si iba a aquella casa a lo que le contestó que sí y entonces le dijo que una pareja de la Guardia Civil acaba de entrar. Entonces El Cristo relacionó un falso cariño de la amante y naturalmente no se atrevió a entrar en ese momento. Lo que hizo fue dar un rodeo para acercarse a una encina que había cerca de la casa y se subió a ella para vigilar todo el llano y particularmente la puerta de la casa de la amante, y se dijo que si era cierto que han entrado los civiles tendrían que salir.

Muchas horas estuvo en la copa del árbol hasta que bien entrada la noche, la puerta se abrió y una pareja de la Guardia Civil salió por la puerta de la casa despidiéndose de la amante del bandolero, y diciéndoles que otra vez sería, y ella les comento que le extrañaba mucho, y la Guardia Civil le dijo que por sí acaso, al día siguiente a la misma hora volverían a esperarle. El capitán lo quería vivo o muerto.

Los guardias pasaron justamente por debajo de la encina donde estaba el bandolero al que ellos buscaban con empeño sin pensar, ni por un momento, que lo tenían encima de ellos.

Cuando se alejaron los guardias, “El Cristo” se bajó de la encina y llamó a la puerta de la casa. La mujer abrió temblorosa y, pretendiendo disimular un gran nerviosismo, le preguntó que cómo había tardado tanto. El le dijo que porqué preguntaba eso y que si lo esperaba alguien. El le dijo que si había preguntado alguien por él, ya que lo estaban buscando por todas partes y ella le contesto muy nerviosa que cómo iban a buscarle allí. Entonces él ya enfadado le dijo que de allí acababan de salir dos guardias y ella le había prometido que los esperaría al día siguiente. Ella negó, y el la insulto y agarró por el cuello, hasta que se puso roja y la soltó, propinándole una fuerte paliza. Le preguntó donde tenía el dinero que el le daba todos los días. Entonces la mujer sin poder pronunciar palabra alguna señaló hacía una alacena en la que guardaba una modesta vajilla buscando el bandolero y encontró al fin una bolsa repleta de monedas; veintidós mil pesetas en duros de plata del año 1905.

Cogió la bolsa y salió del edificio. Se fue a buscar a la familia del niño que le había dado la noticia y le entrego esta bolsa

Era nacido en Zahara de la Sierra y famoso por sus singulares robos, se le perseguía mayormente por matar a un guardia civil que un día dio una paliza a su madre para que hablara y dijera donde se encontraba.

Los más ancianos del pueblo cuentan que había sido cazador y manejaba muy bien las armas. Se dice que en una ocasión pidió a una familia adinerada de este pueblo (Los Troya) un rifle que éstos poseían, pero se lo negaron. A la noche siguiente se personó en casa de esta familia y se apoderó del rifle por la fuerza.

También se dice que de noche venía a Puerto Serrano a tomar café a un lugar conocido como “El Café de Elisa”, entraba con su rifle, se ponía al lado de la puerta, pedía su café y no dejaba salir a nadie del local, entrar a todo el que quisiera. Les daba dinero si no tenían y los invitaba, pero el que “se fuera de la singueso, lo tenia muy oscuro”. También lo hacía en la taberna “El Resbalón”

También es sabido que un día que iba a su tierra, un señor lo vio entrar en el pueblo y enseguida alertó a la guardia civil, por lo que tuvo que huir de inmediato. A la noche siguiente “El Cristo” acechó a este señor, lo acorraló y le dijo: “Tranquilo, no voy a matarte, pero los dientes te los voy a caer para que no vuelvas a chivarte ni por mi ni por nadie, y de este modo le cayó cuatro dientes golpeándole con la culata de su rifle.

Parece que Francisco Villaescusa Amuedo, así era su nombre completo, murió en una emboscada. Se comentaba por toda la gente del pueblo que le habían matado, sin embargo, años más tarde, se dice que fue visto por algunos vecinos de Puerto Serrano trabajando como jardinero en Sevilla.

LA PLAZA DE TOROS

En Puerto Serrano, siempre ha existido una gran afición a los toros. Por ello desde el siglo XVII existió una plaza de toros de obra. Aquí estuvieron los mejores matadores del país.

José María Cossio en su enciclopedia “Los Toros” editada en 1.943, en la página 539, decía que Puerto Serrano tuvo una plaza de toros con capacidad para unos 5.000 espectadores.

Tras muchas investigaciones, logramos averiguar que esta plaza de toros, por su puerta principal, se encontraba en la Calle de la Cruz, que hoy conocemos como calle Enmedio, en la casa propiedad de los herederos de D. Juan Jesús García Alvarez. Tenía las medidas reglamentarias y el ruedo estaba donde hoy está el gran patio de la Casa, y cogía varias casas más de la calle Enmedio y calle Ronda.

El Ayuntamiento en 1.874 construyó un palco para autoridades que costó 6,50 pesetas, una cifra enorme en aquella época.

Anteriormente a la construcción de la plaza de toros de obra, las corridas se hacían en la calle Magdalena, haciendo el ruedo con carros y palos atravesados. También se celebraron corridas en el molino Lunares.

En Puerto Serrano, toreó Belmonte, y de aquí salieron muchos novilleros, picadores y rejoneadores.

En 1.874 el Ayuntamiento acordó, que era necesario contratar 4 vigilantes para las tres corridas de toros que se celebraron el 22, 23 y 24 de Julio.

De este pueblo salieron muchos novilleros y picadores. Cossio nos relata que Juna Benitez Llorente, estuvo en la cuadrilla del “Gorete” gran matador de toros de la época. Murió a los 23 años, el 1 de Junio de 1.893 en la plaza de toros de Málaga. El toro “Condenao” enganchó al caballo de Benitez, tirándolo al suelo, muriendo al ser trasladado en camilla a la enfermería de la plaza. La terna estaba formada esa maldita tarde por los toreros Gorete, Gavira y Caballero, un trío de ases de entonces. El toro Condenao, fué lidiado el cuarto de la tarde. Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el estudioso historiador, refiere de esta víctima de la fiesta, que << en plena juventud encontró su fin Juan Benítez Llorente, desmontado de la cabalgadura el 1 de junio de 1893 en la plaza de Málaga por el novillo “Condenado”, de la ganadería de José Orozco. El deceso le sobrevino al ser trasladado en camilla desde la enfermería del coso a un hospital. “

Existían varias ganaderías de toros de lídia en nuestro término, entre ellas las del hierro de D. Francisco Uclés.

En los archivos del Sindicato Nacional de Toreros, Novilleros y Rejoneadores, una una ficha a nombre de D. Francisco Rivera Rodriguez, conocido como Francisco Peralta, como rejoneador en 1970 y durante varios años más. Este rejoneador polichero tuvo la valentía de salir a torear con unos caballos que jamás antes habían visto un toro, un mérito de este hombre.

La Plaza de Toros, fue derribada por su mal estado y luego se construyó en su solar una Plaza de Abastos, Ayuntamiento, Juzgado, la cárcel del pueblo, el casino y dos escuelas, y tras la República, cuando el Ayuntamiento había construido otros edificios para estos usos, se utilizó como cine de verano.

EL RIO GUADALETE

Muchos ríos de tinta han corrido sobre el Guadalete, por lo que no voy a profundizar mucho en este tema.

A nuestro río Guadalete, se le ha nombrado con veintiocho nombres conocidos. Destacaremos los más importantes.

Gamaza escribe que se llamó Chryso porque llevaba oro en sus arenas. Lethe o río del olvido.

La antigua ley de las doce tablas dice así: “Deorum manium iura sancta sunta, hos lethe dato” que en castellano significa “Lo que toca a las almas téngase por Santo y dese al río lete”, que es nuestro río Guadalete en cuyas orillas, creían estaban las almas de los bienaventurados.

Cilbus, que bautiza a los habitantes de sus riberas los Cilbiceni de Avieno.

Cesar Pemán dice que se llamó “Hydronimia”.

Los romanos creían que el que cruzara sus aguas se olvidaría de sus familias, y de todo su pasado, por lo que los soldados de Decio Bruto no quisieron pasarlo para no olvidarse de Roma, según Lucio Floro.

Posteriormente y ya en tiempos de Al-Andalus se denominó Vadalac, luego Guadaletho , para ir derivando hasta la actualidad en Guadalete.

El primero en llamarlo por su actual nombre Guadalete, fue el Arzobispo Rada en 1.243 y su nombre está compuesto por dos palabras, una árabe “Guada” , Guada es río en árabe, y otra fenicia “Lete” que significa “del olvido” Rio del Olvido en la mitología griega.

La mitología dice que en este río, los Cartagineses lucharon contra los habitantes nativos en el puerto de Menesteo. La paz se festejaba tirando ramas de olivo al agua, y desde entonces se creía que el que bebía y cruzaba sus aguas no recordaría más su pasado. Por ello, los soldados romanos de Decio Bruto, no quisieron pasarlo para no olvidarse de Roma ni de sus mujeres e hijos, según Lucio Floro recogía en el libro de Suarez Baltasar en 1.610.

Destacamos por su importancia la Batalla del Guadalete que inició la ocupación Mora de España y por eso tiene un capítulo aparte.

Este río servía para dar energía eléctrica a Puerto Serrano, en la presa del Indiano, y para Coripe en el Molino de Pedro Ortíz.

Existió una gran cantidad de molinos de harina y de aceite al lado del Río, utilizando el agua como fuerza motriz para mover las piedras que molturaban el cereal o aceituna. Esto le daba mucha importancia estratégica.

Gran parte de culpa de los problemas que tuvimos para conseguir el término municipal, la tiene este río, pues existían muchos molinos de harina y aceite en sus orillas al utilizar la fuerza motriz del agua, lo que acarreaba una riqueza que Morón no quería perder.

Antes de hacer el antiguo puente de hierro, existía uno de estacas en el Charco de Pajarito, colgado que se mecía al pasarlo. En “Mundo Ilustrado” en 1.942 decía que este “Artefacto”, al pasalo es “Cual si estuviéramos haciendo ejercicios sobre una Maroma tensa”.

Este río nace y muere en nuestra provincia de Cádiz, y solo atraviesa una pequeña parte de la provincia de Sevilla a su paso por la vera de Puerto Serrano. Nace en el Puerto del Boyar, sierra de Grazalema provincia de Cádiz

Su afluente principal es el río Majaceite llamado en su nacimiento río El Bosque, que nace en Benamahoma. El Majaceite desemboca en el Guadalete en la llamada Junta de los Ríos. Otro afluente, el más caudaloso, es el Guadalporcúm que tambien desemboca en nuestro término, después de pasar por Setenil, Torrealháquime, Alcalá del Valle y Olvera.

Es el segundo río más largo de Andalucía, si se considera que el río Genil es un afluente del Guadalquivir.

Cruza el término del noreste al Noroeste, para después doblar al Suroeste, poco antes de llegar al pueblo. Una vez pasado Puerto Serrano, la dirección no la abandonará más hasta llegar al mar.

Hasta mediados del siglo XX era navegable para pequeñas embarcaciones hasta Jerez de la Frontera. Hoy en día su desembocadura es el puerto fluvial de El Puerto de Santa María. En época romana se realizó la modificación de la desembocadura del río para que discurriera hacia el Portus Gaditanus actual El Puerto de Santa María, quedando el cauce anterior abandonado (río San Pedro). Es uno de los ríos anguleros de Andalucía. Es responsable del aporte de sedimentos que han creado las costas de la Bahia de Cádiz y es también responsable de su continuo proceso de colmatación.

PRIMER TERCIO DEL SIGLO XX

El siglo XX no pudo comenzar mejor para nuestro pueblo ya que, nos autorizaron a cobrar los arbitrios en el año 1.900.

En este inicio de siglo, el caciquismo era cada vez más fuerte, y la Oligarquía dominaba el Estado. Convirtieron a Andalucía en el coto privado de unos cuantos. Se pasaba mucha necesidad y prueba de ello es la siguiente comparación de jornal-precios que hago a continuación:

Un jornal de un obrero agrícola era de una peseta y veinticinco céntimos, trabajando de sol a sol, y un kilogramo de carne de cerdo costaba una peseta y treinta y ocho céntimos, un litro de aceite de oliva una peseta y setenta y siete céntimos o un litro de vino una peseta y dos centimos, con lo que había muchos productos vetados a la alimentación de los pobres.

En aquel tiempo, apareció por aquí “la Mano Negra”, una organización anarquista que realizaba actos contra los pudientes, y que logró despertar en los jornaleros agrícolas una nueva conciencia de clases.

El Ayuntamiento se vio obligado a acometes algunas obras con el objetivo de paliar la grave situación social que atravesaba el pueblo por la escasez de trabajo, como son las obras de la carretera de enlace con la de Jerez-Ronda, la de Villamartin, empedrados de calles, arreglo de la acéquia, camino de Coripe, cometida de agua desde la Fuente del Cura, etc, pero el pequeño poder económico municipal era casi cero, por lo que la Junta Parroquial de la Iglesia, aportó dos mil quinientas pesetas para el pago de jornales y colaboró en peticiones de socorro a organismos y particulares.

LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA

El 13 de Septiembre de 1.923, D. Miguel Primo de Rivera, Jerezano de nacimiento y Capitán General, dio un golpe de estado, con el que quería acabar con la crisis que pasaba el país, tanto económica como laboral.

Este Golpe, fue aceptado en Puerto Serrano, con simpatía, al tener fama de ser un andaluz anticaciquil.

Lo primero que hizo, fue firmar un Real Decreto, el 30 del mismo mes, cesando en sus funciones a los Alcaldes. Así destituyó al Alcalde D. Pedro García Vazquez, y todos los concejales y tomó el mando el comandante del puesto de la Guardia Civil D. Juan Gutierrez Rojas, el cual reunió a los vocales asociados del ayuntamiento y eligieron nuevo Alcalde a Don Antonio Rodriguez Muñoz.

En aquel momento, el jornal que se pagaba a los obreros del pueblo, era el más bajo de España.

Se inició una época dorada en Puerto Serrano. Habían vuelto los supervivientes de la Guerra de Marruecos, y se impulsaron las obras públicas.

Puerto Serrano, desde 1.852 siendo Alcalde D. Cristobal Martel, venía solicitando un ferrocarril para la sierra, el cual no se hizo realidad hasta la dictadura. El Ferrocarril Jerez-Almargen pasaría por Puerto Serrano. Con ello se conseguía un sueño dorado como era la de abrir comunicaciones al Pueblo. Lástima que se paralizó su construcción.

Se realizó el puente sobre el Guadalete, ya que solo había uno colgante. Tenían que pasar la gente cuando venían las crecidas del río ayudados por cuerdas y por los Arrieros (nombre que recibían también por trabajar solo con las “arriadas”), lo que producía víctimas al llevarse a algunos los corriente.

No se había conocido jamás otra época de tanta prosperidad. Vinieron inmigrantes desde Montejaque y otros pueblos de Málaga, Cádiz y Sevilla, que aún hoy perduran sus descendientes entre nosotros, para montar tiendas, tabernas o para trabajar. Incluso vinieron muchos obreros portugueses, pues era necesaria mucha mano de obra.

Durante esta époco florecieron muchos capitales en el pueblo y algunos los hemos podido ver hasta nuestros días.

En la memoria de la provincia de Cádiz de 1.929, dice que Puerto Serrano, tenía 3213 habitantes, pertenecía al partido judicial de Olvera y disponía de agua potable, procedente del manantial de la Zarza, con dos fuentes, en la calle Riba y en la del Cura. Tenía luz ya, suministrada por Francisco Romero Morales, de Villamartin, ascendiente del actual Romero Candau. Existían dos escuelas, una de niñas y otra de niños, con 100 alumnos y se estaban proyectando hacer dos grupos escolares más de tres grados. Decía también que “Existe un camino vecinal que enlaza el pueblo con la carretera de Ronda, siendo su longitud de 5 km. saliendo diariamente de este pueblo un automóvil a Villamatin para el servicio de correos, admitiendo también pasajeros”. ”Las riquezas únicas, son las derivadas de los cereales y el aceite de oliva, el mejor de los alrededores”.

Pero los proyectos, se fueron todos al traste cuando el 28 de enero de 1930 Primo de Ribera presentó su dimisión al Rey Alfonso III. El Rey nombró a dos militares para sustituirle, el General Berenguer y el Almirante Aznar, pero no fueron capaces de hacer las cosas bien. surgió un inusitado empuje republicano en toda España y en Puerto Serrano.

En esta efervescencia política. se celebraron las elecciones municipales en 1.931. La mayoría de los votos fueron para los partidos republicanos, lo que hizo que el Rey Alfonso XIII se autoexiliarse.

LA REPUBLICA

El 14 de Abril, fue proclamada la República. En la puerta del Ayuntamiento se produjo una concentración popular dando gritos de “Viva la República” y a celebrarlo.

El Gobierno de la República decía tener fundadas sospechas de coacción y compra de votos, rechazó el resultado de las elecciones, que aquí había ganado la derecha monárquica con D. Pedro García Vazquez para Alcalde y que aún no habían tomado posesión, disolvió el Ayuntamiento y nombró una gestora compuesta por gente republicana, D. José Orta Rebollo, Don Juan Soria Valderrama y D. Eduardo Castro Perez, siendo nombrado Alcalde Don José Orta Rebollo y los otros dos primero y segundo teniente de alcalde.

La República se instaló aquí sin problemas y fue aceptada por todos, derechas e izquierdas, por lo que estos primeros días fueron de relativa tranquilidad, produciéndose algún conato de revanchismo político que fueron bien acallados.

En las primeras elecciones municipales de la República, fue elegido Alcalde D. Juan Soria Valderrama. En estas elecciones se produjeron enfrentamientos entre los mismos partidos de izquierda.

Como ha ocurrido en la democracia actual, las izquierdas no se llevaban bien durante la república, y estaban muy enfrentadas entre ellas.

En los primeros carnavales de la república, un grupo afín al partido gobernante sacó una cancioncilla que fue muy popular y que ha llegado de padres a hijos hasta nuestros días que decía:

Si Rebollo quiere bara

que la corte de eucalipto

y de borlones le ponga

los cojones de amasquito

El Alcalde tiene que pedir ayuda a Cádiz, para sofocar la asfixiante situación que atravesaban más de 500 “braseros” parados y solo encuentra mil pesetas de donativos, con lo que se ve obligado a solicitar un crédito de veinticinco mil pesetas para realizar obras sociales.

Aparecen ciertas anomalías en la contabilidad de estas ayudas, recogidas en el libro de actas de 1.931, y que decía que el Alcalde tomaba acuerdos por su cuenta y no contaba con el pleno, produciéndose fuertes discusiones entre el Alcalde D. Juan Soria Valderrama y el primer teniente de Alcalde D. Miguel Rodriguez Rivera. Cualquier concejal era bueno para dar vales de pan a la gente, sin contar con el pleno, ni una buena contabilidad. La pequeña luz democrática que se vislumbró con el establecimiento de la II República cogió desprevenidos a los responsables de los partidos de izquierdas.

Resultado del enfrentamiento entre los partidos de izquierdas, fue la primera moción de censura de la localidad, en la que fue derrotado el alcalde D. Juan Soria Arenillas, entrando de alcalde D. Miguel Rodriguez Rivera que también fue el promotor. Suspendieron al Alcalde y al Secretario D.Valeriano Reyes por irregularidades según recoge el acta del pleno del 31 de Agosto de 1.931.

Así se inició el mandato de un Alcalde muy popular y que duró poco menos de 3 años.

El gobierno de este Alcalde, conocido como “Miguel de la Pla”, estuvo caracterizado por las medidas sociales en favor de los obreros. Creo una bolsa de trabajo agrícola, con los parados, con objeto de que como la situación laboral no era muy buena, por el poco trabajo que existía debido a que una Ley del Ministro de Trabajo que prohibía trabajar a los obreros fuera de su término municipal, lo aprovecharan por igual, y para enviar “los repartios” a las fincas del término municipal. Los repartíos era una figura que se creó para paliar la grave situación económica y laboral de los obreros. Los Patronos tenían que darles trabajo en su finca a la gente que le correspondía según el numero de fanegas que poseía.

Perdonó a todos los obreros en paro el recibo de la luz mientras estaban sin trabajo.

Consiguió de Hacienda que la décima parte de las contribuciones del pueblo, fuera para ayuda a los parados, lo que se conoció popularmente como “la décima”.

Deslindó las cañadas reales, los caminos de siempre y las tierras de común, quitando a los propietarios lo que habían cogido ilegalmente, y procediendo contra ellos. Para ello, tuvo una entrevista personal en Madrid con D. Alejandro Lerroux, Presidente del Gobierno.

Hizo en su gestión una cosa muy importante y que hasta hoy podemos agradecer, pero fue muy criticado al principio. El Ayuntamiento hasta entonces no tenía locales propios, sino que tenía que arrendar estos edificios, con lo que tenía que pagar unas grandes cantidades todos los meses en concepto de arrendamientos.

Pensó que era mejor entrampar al Ayuntamiento para la construcción de los edificios y pagar mensualmente las cuotas del préstamo, pero al final serían propiedad municipal. Así lo propuso al pleno siendo aprobado el 2 de marzo de 1.932, y se solicitó un crédito de 70.000 pesetas al Instituto Nacional de la Seguridad Social. Tras varios viajes a Cádiz, le concedieron el préstamo. Construyó el Ayuntamiento, Matadero, Plaza de Abastos y el Juzgado, pues hasta entonces tenía que pagar arrendamientos para estos edificios públicos. (La plaza de abastos fue la que costó más caro hacer, con 47.000 pesetas). El constructor fue D. Antonio Mariscal Plata.

Quitó la concesión que tenía D. Juan Garcia Campario de la plaza de abastos y resto de edificios, al considerar que se otorgó de manera ilegal. Este caso paso al juzgado y con resolución de lo contencioso administrativo, fallo a favor del Ayuntamiento.

En el primer mes de explotación de la Plaza de abastos, se recaudaron 700 pesetas, ya que se aprovechaba el personal del matadero tambien para la plaza, con lo que no había más gastos y todo lo ingresado eran beneficios, por lo que el pleno y el pueblo, comprobó lo bueno de la medida, ya que se pagaría con los mismos ingresos que generaba y se dejaba de pagar arrendamientos.

Obligó a los Panaderos a bajar el precio del pan, que consideraba abusivo.

Puso por primera vez las cuentas del Ayuntamiento en el tablón de anuncios para que los Policheros supieran en qué se gastaba el dinero.

Solicitó que las fincas limítrofes a nuestro pueblo, Riqué, Siré, Palancar, y Topete, pasaran a formar parte de nuestro término municipal, de acuerdo con el artículo 19 del Estatuto Municipal que decía, que para alterar términos por agregación parcial, sería necesario que lo pidieran la mayoría de los vecinos de dicha porción que se intenta transferir, presentado para ello, un escrito firmado por todos los agricultores que poseían tierras en esas fincas apoyando la solicitud, pues eran vecinos del pueblo y deseaban pertenecer a este término, con lo que podrían trabajar los obreros policheros en dichas fincas, y no de otro pueblo que estaba a más de 20 kilómetros de distancia.

Intentó conseguir el término municipal completo, para lo que se fué a Madrid junto al Secretario D. Manuel Sanchez Toscano, entrevistándose con el Sr. Ministro y con D. Alejandro Lerrouz. (El importe del viaje fue de 800 pesetas).

Perdió la mayoria y el cargo de Alcalde, porque el gobernador civil, nombró 3 concejales de acuerdo con el Artículo 29 del Estatuto Municipal. En el acta se recoge que presentó un escrito de rechazo a esta medida, y se negó a firmar el documento, junto con 3 concejales más, porque no aceptaba esta imposición al no haber sido elegidos por el pueblo. Tras fuertes discusiones, se produjeron amenazas directas, con lo que los tres concejales firmaron el acta, pero D. Miguel Rodriguez Rivera se negó. Así lo recoge el libro de actas de 1.934.

Tras un paréntesis de diez meses, en los que nacieron muchos rencores, amenazas, envidias y enemistades, y tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de 16 y 23 de febrero de 1.936, Don Miguel Rodriguez Rivera, volvió a ser Alcalde de nuevo y siguió haciendo su labor en pro de los más débiles.

Creo la Oficina de Colocación y fijo el precio del jornal del obrero agrícola en 5 pesetas y 50 céntimos, (un buen sueldo entonces) pues antes cada patrón pagaba lo que quería.

Se instauró la guardia cívica armada para vigilancia nocturna.

Implantó el laboreo forzoso en las fincas agrícolas con productos sociales.

Intentó solucionar de todas las maneras el fuerte paro obrero. Fue a Cádiz, varias veces con grupos de trabajadores de la Casa del Pueblo para pedir ayudas.

Proyectó la construcción de 7 unidades escolares, 3 de niños, 3 de niñas y una de párvulos.

Trajo el teléfono al pueblo, con 20 conexiones.

El Ayuntamiento se adhirió al estatuto de autonomía de Andalucía aprobado en Córdoba en la Asamblea de los días 29, 30 y 31 deEnero de 1.933, con Blas Infante.

Afirmaba Calero que aceptaba la afirmación de Blanqui del siglo XIX que decía “ Andalucía es el país más revolucionario de España”.

Había dos bloques muy diferenciados en el pueblom y que se llevaban muy mal, las derechas, formadas por los monárquicos, conservadores, liberales y demócratas cristianos, también llamados Acción Popular que eran moderados y a los que se unió en 1.934 la Falange Española, y las izquierdas compuesta por el Partido Socialista Obrero Español, el Partido Republicano y el Radical, a los que se unió luego el Partido Comunista de España. Se llamó el Frente Popular, a los que tambien daba apoyo la Unión General de Trabajadores y la Confederación Nacional del Trabajo, así como las Juventudes libertarias de la Federación Anarquista Ibérica que eran muy radicales.

Los socialistas en el Ayuntamiento, llevaban a cabo la política conforme a la Ley, pero los anarquistas intencionadamente rechazaban todos los cauces legales.

ESTALLA LA GUERRA CIVIL. SALTÓ EL MOVIMIENTO

Intentaré no dar una visión global de las causas que originaron el golpe de estado, me centraré en lo posible en Puerto Serrano, y trataré de dar una crónica imparcial, pero han de entender que solo soy un aficionado a la historia de mi pueblo, al que quiero y defiendo.

El país estaba alborotado. La Wikipedia dice “En la tarde del domingo 12 de julio era asesinado en una calle céntrica de Madrid por pistoleros de extrema derecha probablemente de la Comunión Tradicioalista (o de Falange Española) el teniente de la Guardia de Asalto, José del Castillo Sáenz de Tejada, un militar instructor de las milicias socialistas. El teniente Castillo era muy conocido por su activismo  izquierdista y se le atribuía la frase «Yo no tiro sobre el pueblo» tras haberse negado a participar en la represión de la Revolución de Asturias, acto de rebeldía que le costaría un año de cárcel.

Como represalia, los compañeros policías del teniente Castillo, dirigidos por un capitán de la Guardia Civil, Fernando Condés, secuestraron en su propio domicilio y asesinaron en la madrugada del día siguiente a José Calvo Sotelo, el líder de los monárquicos “alfonsinos” (que no tuvo nada que ver con el asesinato del teniente Castillo), y abandonaron el cadáver en el depósito del cementerio de la Almudena. En el entierro de Calvo Sotelo el dirigente monárquico Antonio Goicoechea juró solemnemente “consagrar nuestra vida a esta triple labor: imitar tu ejemplo, vengar tu muerte y salvar a España”. Por su parte el líder de la CEDA, José Maria Gil Robles en las Cortes les dijo a los diputados de la izquierda que “la sangre del señor Calvo Sotelo está sobre vosotros” y acusó al gobierno de tener la “responsabilidad moral” del crimen por “patrocinar la violencia” . Fue la mecha que prendió la pólvora.

El 17 de Julio de 1936, en Marruecos, Franco, se revela contra la república. El 18 de julio estalla la guerra ante el fracaso parcial del Golpe de Estado. Más de 25 millones de criaturas bailarán al son maldito de las armas.

El General Varela, tomó el Gobierno civil y militar de la provincia. El Gobierno de la República parecía no darse cuenta, y decían por la radio “Nadie, absolutamente nadie en la España Peninsular, ha tomado parte en este absurdo complot”. Los hechos inmediatos desmintieron lo dicho. y pensaban que tenían que pasar el charco y era muy dificil.

Los preparativos habían sido perfectamente estudiados, y tomaron parte principalmente los militares, pero también habían sectores civiles, entre ellos la Falange.

El estado de guerra, declarado en Cádiz por el General Varela y en Sevilla por el General Queipo de Llano, se supo en el pueblo el 18 de Julio, a través de la radio que tenía el bar “La Posadera” de D. Antonio Aguilar Hidalgo, pues solo había entonces unas pocas radios en el pueblo. La gente se agolpaba escuchando la noticia en el bar y en la ventana, escuchando Radio Sevilla y aquellas palabras que escucharon resonaron en el interior de las personas que las oían, … “España está salvada, ….. los canallas si resisten morirán como perros“. Los nervios afloraban por todas partes.

Aquel día se había escapado un loco que había en el pueblo y la gente al ver el movimiento de la Guardia Civil, pensaron que era para atraparlo, pero no era así. El parte oficial llegó al cuartel de la Guardia Civil por la tarde, ordenando a todas las fuerzas que secundaran el golpe militar contra la República y así se hizo, pues ya Cádiz, Jerez o Sevilla lo habían secundado y Morón que resistía, recogía los muertos por decenas, pues se resistieron al ejército.

El primer muerto que se produjo en Puerto Serrano tras el estallido de la guerra civil, fue en la puerta de la taberna “El Resbalón” donde fue abatida una persona de izquierdas.

El Alcalde Miguel Rodriguez Rivera (Miguel de la Pla), viendo lo que estaba sucediendo, y para evitar un derramamiento de sangre, ordenó recoger todas las escopetas y pistolas que había en el pueblo y las guardó en el Ayuntamiento. Para ello dijo a los Partidos Políticos y organizaciones Sindicales que, si hacía falta las entregaría de nuevo al pueblo. Lo que quería el Alcalde era evitar una defensa numantina con escopetas de caza frente a un ejército perfectamente pertrechado y entrenado, lo que produciría una autentica masacre.

Se pusieron de acuerdo sindicatos y partidos no afines al golpe y quemaron todos los archivos para evitar que pudieran caer en manos de los sublevados y así no pudieran saber quienes eran realmente los afiliados.

Oficialmente, Puerto Serrano, fue tomado el 25 de julio por orden del General Varela. Se presentó un camión de soldados de regulares, que estaban bajo las ordenes del Comandante Castejón, declarando el Estado de Guerra, pero antes provisionalmente fue tomado por el Sargento Comandante del Puerto de la Guardia Civil de Puerto Serrano D. Pedro Fernandez Fernandez , con sus fuerzas en su cuartel que eran el cabo D. José Aguirre Grondona y los Guardias Civiles D. Luis Aguilera Toscano, D. Pedro Cozar Cigales, D. Francisco Garcia Codet, Don juan Román Villalba y D. Francisco Dominguez Roman.

Este Sargento fue declarado por el Pleno Municipal y aceptado por el Sr. Subsecretario del Ministerio del Interior como “El defensor de Puerto Serrano”, y se perpetuó su nombre al ponérselo a la calle Cantarranas, que a partir del 7 de Enero de 1.939, paso a denominarse “Pedro Fernandez”. En esta misma calle en el número 5 estaba el cuartel.

Destituyeron al Alcalde, a la corporación municipal y a los funcionarios afines a la República, y nombraron a una Gestora, compuesta como Alcalde Don Andres García Varo y regidores D. Antonio Rodriguez Rivera y Don Antonio Carmona Varo.

El golpe militar estaba afianzado en el pueblo, y apoyado por las milicias falangistas que se encargaron de “limpiar al pueblo de elementos subversivos”.

Realizaron un control represivo encaminado a “limpiar” el pueblo de “elementos subversivos” y de todo lo que “oliera a las hordas marchistas”. La represión dura se alargó hasta final de 1.936. A partir de Enero de 1.937 el Gobierno Militar de Burgos, ordenó que las condenas tenían que ser tras un proceso sumarisimo o judicial, pues estaban viendo que en muchos sitios no hacían esto conforme a lo mandado y se daban hasta caso de rencillas personales.

De todos los fusilados en Puerto Serrano, muy pocos fueron juzgados por los tribunales militares, la mayoría ni siquiera figuran que fueron pasados por las armas, enfermedades como el dolor miserere, dolor de barriga, eran las que pusieron en sus partidas de defunción, o simplemente eran “desaparecidos”.

Muchos se fueron a la sierra, con la intención de pasar a la otra zona, a través de Ronda, unos lo consiguieron y otros fueron capturados, por chivatazos de “amigos” a por “amigos a los que se interrogaba”. Otros se escondieron en sus casas como el Alcalde D. Miguel Rodriguez Rivera, entre tablas de carpintería, siendo capturado al ser delatado por un policia local amigo en un chivatazo. Hubo varios celebres “huidos” que pudieron escapar a la represión, “Juan El Palilla” que se fue a la sierra y allí estuvo hasta que pudo salir sin peligro de que le pegaran un tiro, y D. José Orta Rebollo, “Rebollo”, que aún teniendo varios niños pequeños, se escondió en el soberado de su casa y allí permaneció oculto tras un colchón, y solo lo sabía su esposa, hasta que para evitar manchar la honra de su esposa, que quedó embarazada, salió y se entregó, y ello y los apuntes que fue recogidiendo de lo que veía desde la ventanita, le sirvió para demostrar que no había estado en la “zona roja”.

Lo cierto es que es una página para arrancar de nuestra historia y que no quisiera tener que haber escrito. En este tiempo, sin saber como el ser humano es capaz de ello, amigos y conocidos de toda la vida, se dieron la espalda, olvidándose de la razón y del sentido de la vida, escuchando solo el impulso animal que cada uno irremediablemente llevamos dentro. Constituye un periodo tan calamitoso como es la guerra entre hermanos y queda como testigo del camino que nunca hay que tomar.

El número de víctimas civiles aún se discute en España. Algunos dicen que puede estar entre 500.000 y 1.000.000 de personas. El número sólo puede ser aproximado. El bando sublevado estableció una cifra de 500.000, incluyendo además de los muertos en combate, a las víctimas de bombardeos, ejecuciones y asesinatos. También murieron muchas personas de malnutrición, hambre y enfermedades engendradas por la guerra.

La guerra civil se vivió aquí con muchas mujeres vestidas de negro, casi todos los jóvenes fueron llevados al frente y muchos quedaron tirados en esos campos de batalla, regados por toda la geografía de España, vergüenza de nuestra nación.

Esta página que pasa de padres a hijos, y tiene solo un objetivo, que no nazcan de nuevo esos malos rencores que hubo y vivamos en paz y bienestar y nos respetemos los unos a los otros y que podamos hablar independientemente de los ideales políticos de cada uno.

Durante esta época ocurrió un hecho que merece la pena relatar, pero voy a hacerlo transcribiendo literalmente sin quitar ni poner, lo que consta en el acta del Ayuntamiento de fecha 5 de septiembre de 1.938, y que dice así:

… bajo la presidencia del Sr.Alcalde Don Andrés Garcia Varo, al objeto de celebrar esta sesión extraordinaria, convocada al efecto con la antelación debida y siendo la hora de las veinte y una, se declaró abierta la sesión y se dio cuenta por la presidencia, que según parte recibido del Secretario infrascrito, el día primero del actual, sobre las veinte horas y estando en secretaría en las funciones de su cargo, entraron en el despacho, el cabo comandante militar Don Manuel Medina Martín y D. Jerónimo de Troya Ucles, Jefe Local del Subsidio al combatiente, y comenzaron acalorada discusión sobre el caso de haber excluido a algunos familiares del padrón correspondiente, el cabo dijo al Sr. Troya, que de seguir recibiendo quejas en el número y forma que hacía días venía recibiendo, que daría cuenta a la superioridad y se lo -iba a cargar- contestándole el Sr. Troya seguidamente -O Yo a Vd.- y repentinamente el cabo díó una bofetada a éste último continuando aún más fuerte la discusión; en vista de lo cual el Secretario, hubo de intervenir manifestándoles que no podía permitir en manera alguna dentro de su despacho reyerta de esta índole, cesando uno y otro y marchando al poco tiempo.

Conocedores de este hecho, nada halagüeños para los de la discusión, esta comisión gestora después de lamentar los grandemente de la ocurrencia, halla tenido por escenario la Secretaría del Ayuntamiento, hace constar su disgusto por ver la manera violenta empleada para resolver las cuestiones que con el subsidio se relacionan, olvidando que para las infracciones que pudieran cometerse con este servicio, lo mismo que para todos los demás,, existen sanciones previstas en la ley; por todo lo cual esta Comisión Gestora, hace constar su más enérgica protesta y que se dé cuenta al Gobierno Civil de la provincia para su conocimiento.

EL AÑO DE LA HAMBRE

Después de esta maldita guerra, vino el periodo conocido como “el año de la hambre”. Así se conoce en este pueblo, el periodo comprendido entre el final de la guerra y el principio de los años cincuenta. No es un año sino un periodo de tiempo que parecía interminable.

Fue un periodo de pasar hambre de manera devastadora, cambiándose la forma de vida de mucha gente. Es cierto como siempre que hubo quien hizo fortuna en este tiempo, vendiendo a precio de oro los alimentos, y otros que murieron por las enfermedades que trae consigo el hambre.

Tras la desastrosa guerra civil española, vino la II guerra mundial, por lo que mientras Europa se debatía en la mayor guerra conocida, España después de la suya, se quedaba sola para alimentar a tantos millones de españoles donde los campos habían quedado sin cultivar mucho tiempo. Una vez terminada la II Guerra Mundial, la Asamblea General de Naciones Unidas, dispuso un boicot a España que se mantendría durante cuatro años y dejaría a España completamente aislada en el campo internacional y fue de vital importancia la ayuda económica que le brindara el gobierno de Perón y los barcos de trigo que enviaba.

En España, la cosecha apenas existía debido a que la mayor parte de los campos habían estado sin cultivar por la guerra y en algunos casos era difícil hasta de conseguir la simiente necesaria. La ganadería se había quedado bastante pequeña y la que había no se quería vender para carne.

Para conseguir alimentos había que tener mucho dinero o influencias o contar con los “estraperlistas” que traían artículos de Gibraltar, imposible de conseguir aquí, como el café, azucar, etc. Este nuevo “negocio” fue peligroso pero muy lucrativo.

Para los pocos alimentos que se podían conseguir, había que tener la cartilla de racionamiento que al efecto repartieron entre los vecinos. Con ella al menos podían conseguir algunos alimentos básicos para la alimentación como el pano garbanzos. Para que tengamos una idea de lo que podías conseguir con la tarjeta de racionamiento lo que comemos en un día hoy, podía suponer dos semanas con la tarjeta.

En esta época se popularizaron los celebres “Frangollos” que eran de maíz, el “zafante” que era de tomate, agua, cebolla, vinagre y el que podía le ponía un poco de aceite, la “Gacha o espoleá” que era de aceite y harina, o los célebres “pajaritos de huerta” que solo eran pimientos fritos. Del azucar que dicen ni era azucar ni era nada, igual que el café, todos los mayores hablan, y de los alimentos que podían obtener en el campo, se comían las algarrobas, los cardos borriqueros, las bellotas, y las habas verdes, que hubo quien comiendo dentro del sembrado de habas, comió tantas, que “reventó” y murió. Cada uno intentaba subsistir como fuera intentando “engañar” al hambre. El instinto de supervivencia apareció aquí con toda su crudeza. Padres que entregaban a sus hijos con 4 o 5 años, que hoy estarían en párvulos, para que guardaran cerdos, trabajando de noche y día con un látigo en las manos, simplemente porque los tuvieran en el rancho, por la comida, o trabajar de sol a sol solo por un plato de comida ….. y el Padre que conseguía esto se ponía muy contento, porque estaba consiguiendo salvar a su hijo de una muerte segura por hambre, un panorama desolador, que Dios quiera que no vuelva nunca más.

Esta situación multiplicó el indice de mortalidad infantil.

Se dieron casos terribles, como ejemplo, nos dejaban sin harina porque la fábrica que nos surtía era de Francisco Romero Morales de Villamartin, y se le había agotado el trigo para moler, estuvimos 3 días sin pan, pero sin embargo en Villamartin, su pueblo, no faltó.

Esta situación tan precaria, elevó aún más el indice de mortalidad infantil y también de los mayores. Enfermedades como el tifus que se transmitía por los piojos que andaban a sus anchas y hacían su “agosto” pues la mayoría de las personas “estaban minados”, o las fiebres palúdicas y muchas infecciones unidas a la falta de medicamentos e higiene y a la malnutrición.

En ese tiempo, todos sus pensamientos eran como comer cada día, cosa que debe ser terrible.

Cuentan los mayores que hubo un caso, en que un polichero, que se había emborachado, se amarró un kilo de pan a la cintura, y lo llevaba arrastrando detrás de él y cada vez que se volvía le decía “vas a andar detrás de mí, todo el tiempo que he estado yo detrás de ti”. Fue encarcelado de inmediato.

MEMORIAL DEL AYUNTAMIENTO DEL AÑO 1.947.

A. Breve reseña histórica. Este pueblo antes aldea, fue segregado de Morón de la Frontera, en los primeros años del Siglo XIX en que pasó a constituir Ayuntamiento propio e independiente, perteneciente a la provincia de Cádiz y partido judicial de Olvera.

B. Descripción Geográfica. El término, lo constituyen ocho mil veintinueve hectáreas de terreno montuoso con pequeños valles en su centro y zona sur; limitando por el norte con el río Guadalete y término de Montellano (Sevilla), sur con los de Algodonales y El Coronil, este con el citado de Algodonales, y al oeste con el de El Coronil.

La composición del suelo es arcilloso-calcáreo y bastante fértil, sobre todo en los valles. Las partes altas o montuosas son rocosas en su mayoría y están dedicadas a encinar con pastos y monte bajo para cría de ganado, sobre todo cabrío.

C. Climatología. Su clima es benigno, siendo la temperatura máxima de 30º, la mínima de 6º y la media de 10º. No existen estaciones meteorológicas ni observatorios.

D. Características generales. La riqueza de este término es esencial y casi exclusivamente la agrícola, sobresaliendo en primer lugar la aceituna, y en segundo término los cereales, legumbres y pastoreo o mejor la riqueza forestal.

La producción, como queda dicho, es la aceituna, cereales, legumbres y ganadería, pero excepto la cosecha de aceite, el resto de la producción, es insuficiente para su población de 4.920 habitantes y una extensión del término municipal de 8.029 hectáreas.

El comercio se reduce a seis tiendas de comestibles y abacería y 4 de tejidos, varias tabernas y otras baratijas sin importancia.

Su industria la constituyen siete molinos de aceite, cuatro panaderías, dos máquinas de aserrar maderas como auxiliares de otros talleres de carpintería sin importancia, una alfarería y dos hornos de coser yeso.

Las costumbres son las propias de Andalucía baja, y la diversión, el espectáculo público.

El género de vida, saldo raras excepciones, es sumamente pobre y propio de un pueblo meramente agrícola, del que cerca de un 80% carece de todas clases de bienes de fortuna; la causa fundamental de su atraso, es la falta de instrucción, debido a la carencia de escuelas, ya que existen como pueblo, solo ha habido dos en el casco de la población (Actualmente existe otra mixta en el anejo de Pozo Amargo) lo que representa el atraso consiguiente, por lo que las personas no están capacitadas más que para los rudos trabajos del campo sin preocuparse del estudio, por el que sienten muy poco amor. Es por consiguiente, casi nula instrucción, excepto en un reducido sector de la población.

Ello es causa también, de que en cuanto a la moralidad, no se haya progresado mucho, debido como queda dicho, a la falta de medios educativos, y existe todavía la mala costumbre de amancebarse casi llegados a la pubertad, pero lo que al no ligarles ningún lazo jurídico, viene la disolución, con abandono de hijos, que se desarroyan después en el más lamentable estado de indigencia y que acuciados por la necesidad les obligue a cometer hechos repobables, todo ello debido al mismo tiempo a la carencia de centro reformatorio que los ampararan.

El amor al trabajo está bien demostrado por los obreros de este pueblo, que se distinguen de los demás de la comarca por su conocimiento, austeridad y resistencia física.

El movimiento obrero es de gran volumen, debido al crecido número de braseros de la población, por lo que se ve obligado a buscar trabajo en otros términos en las épocas de siembra y recolección de cereales, y muy principalmente en el de las aceitunas, con desplazamientos a los términos de Bornos, Villamartin, Algodonales, etc., y sobre todo a los pueblos de la provincia de Sevilla con la cual somos colindantes.

E. Estudio comparativo discrecional. Referente a las edificaciones y construcciones a partir de 1.900, su progreso en relación con dicho particular ha sido escaso, pudiéndose condensar en que la techumbre de sus caseríos era de retama y palma de monte generalmente, y hoy está en su casi totalidad cubierto de tejas. La construcción de edificios deja bastante que desear, ya que son bajos compuestos de planta baja y sobrado, con un gran corral o patio, y utilizándose la planta alta para granero. Está bastante bien alineado, sus calles son anchas en demasía, rectas y largas … No existen zonas de ensanche, colonias, casas de recreo ni chalets.

F. Carácter Social. La emigración es muy considerable por la falta de trabajo en relación con el número de braseros existentes dentro del término municipal, que en su mayoría está compuesto por terrenos muy pobres y no cultivables, ya que se dedican a pastos y dehesa para la cría de ganado, y ello les hace en determinadas épocas, a tener que buscar acomodo en los pueblos colindantes … no es por tanto la insuficiencia de jornal y las malas cosechas, obra a instalaciones industriales en sitios próximos, lo que les obliga a ello …

Los antecedentes respecto a la clase trabajadora en su aspecto de indigencia, es positiva, viven muy mal, en un estado de pobreza rallando la miseria, su instrucción escasa y sus inclinaciones sociales no son otras que trabajar para poder comer y criar a su familia, sin que les preocupe todo lo demás.

G. Estadísticas de trabajo. El coste de la vida del obrero actualmente es imposible de poder calcular, ya que guarda relación el menguado normal eventual que perciben con el precio astronómico que alcanzan los artículos de más indispensable necesidad. Los jornales de agricultura son hoy como término medio de 15 pesetas con lo que, no puede en manera alguna adquirir los más indispensables para su subsistencia y la de sus familiares .. Desde 1.936 han subido solo un 50% mientras que por circunstancias anormales y forzosas el vestido, el calzado y los comestibles lo han subido de una manera tan fabulosa, que no guarda en modo alguno consonancia con lo del jornal que percibe.

H. Medios de transportes. Este término no tiene ferrocarril, la línea que existe está en construcción y paralizada … Las carreteras más próximas son las de Utrera a enlazar con Jerez a Ronda a unos 7 kilómetros en el punto llamado El Grullo. Existe el proyecto de construcción de otro camino que partiendo del Km. 44 de aquella primera carretera pasa por este pueblo y va a salir al sitio de Tejada en la carretera de Montellano a Coripe.

… línea de autobuses solo existe una con matriz en Montellano denominada Santo Domingo, que parte de Puerto Serrano a Utrera, en donde continúa para Sevilla, los que vayan a Cádiz hay que tomar desde Utrera el ferrocarril. No existen taxis, y los únicos medios de transportes son los carros agrícolas. Los animales que se usan para arrastre, carga y faenas agrícolas … pueden ser unos 250 mulos, 100 caballos o yeguas y 100 asnos.

I. Obras Hidráulicas. No existen dentro de este término municipal. La energía que se utiliza procede de una presa existente en el sitio El Indiano, término municipal de Montellano, que da luz y energía a este pueblo y que enclava en el río Guadalete que discurre por este término … así como también existe ya dentro de este término, una pequeña presa llamada Pedro Ortiz, que produce fuerza motriz para una pequeña fábrica de energía eléctrica que da luz al pueblo de Coripe. Las fábricas e industrias utilizan energía son los 7 molinos aceiteros, dos de las 4 panaderías y las 2 aserradoras y molinos de yeso.

J. Productos de economía rural. Las clases de cultivo de este término son: olivar, monte alto y bajo, almendral, huertas, viña, cereales y leguminosas, predominando el olivar, monte alto y bajo y cereales. Las hectáreas de secano son 2.500 de cereales y leguminosas, 18 de almendral, 4 de viñas, 1.075 de olivar, 4.162 de monte alto y bajo. De regadío son 35 hectáreas de huerta, 2 de frutales y 250 improductivas.

La población agrícola aproximada es de 1.000 obreros y 700 obreras, y su remuneración oscila entre las 10 y las 18 pesetas.

Los jornales … son: Ara 15 Pts. Siega 20, trilla 10, escarda 12, límpia de olivos 21 y cogida de aceitunas 0,20 Pts el kilo …

… Se puede calcular un promedio de producción anual de 359.000 Kilos de aceite, 204.000 kilos de trigo, 324.000 kilos de cebada, 1.200 de patatas, 1.000 de uvas, 80.000 de frutas y hortalizas.

La población industrial derivada de la agricultura es de 30 o 40 obreros. Su remuneración por clases y categorías es la de 12 Pesetas a los obreros faeneros en los molinos …

K. Riqueza forestal, ganadera, pesca y minería. La Industria derivada de ello es la fabricación de queso, … Los carboneros cobran de 10 a 15 Pts. si bien, el carbón que se extrae de sus montes es de escaso volumen comparado con las necesidades de la población, calculándose en unos 15.000 Kilos.

Aparte del reseñado ganado caballar, existen 300 cabezas de vacuno, 350 de lanar, 1.670 de cabrío, 305 de porcino y 1.000 aves de corral. La industria que de ello se deriva es el consumo de carne y fabricación de queso. La remuneración de los pastores es de 10 Pts.

La pesca se reduce a un mero pasatiempo. En el río se crían los barbos y angulas.

Existe un manantial de aguas sulfurosas denominado Pozo Amargo a 7 kilómetros, donde en tiempo estuvo establecido un balneario de relativa importancia y que ha ido decayendo poco a poco hasta reducirse a la nada por falta de persona que quisieran dedicarse a su explotación.

L. Capacidad Industrial. Las industrias existentes en el término son: 7 molinos de aceite cuyo volumen es muy abundante para las necesidades del mismo, se nutren de aceitunas de su término y de Villamartin, El Coronil y Montellano. Su desarrollo es creciente por la constante reforma y mejora que hacen sus dueños, sustituyendo las antiguas prensas por otras hidráulicas y aún estas por otras de mayor potencia. Su capacidad de producción es para molturar en tres meses de campaña más de dos millones de kilos de aceitunas, pudiendo clasificarse por su potencialidad en la siguiente forma; cinco en gran escala, uno en medio y otro pequeño.

Existen dos panaderías en media escala capaces de producir 2.000 kilos de pan por día y otras dos más pequeñas con capacidad como para 300 kilos.

Las dos máquinas de aserrar maderas existentes, son como auxiliares de modestos talleres de carpintería; Las demás industrias de alfarería y hornos de coser yeso carecen de importancia y su producción se reduce al consumo local.

J. Capacidad Mercantil. No existen bancos, banca privada ni de carácter agrícola, Monte de Piedad ni Caja de Ahorros, ni Rurales, Mutualidades, Cooperativas, Economatos, Giro Telegráfico y si solo giro postal que admite imposiciones hasta 500 pesetas solamente, por tratarse de cartería rural.

Existe la Hermandad Sindical de Agricultores y Ganaderos y varias agencias de compañías de seguros, cuyo volumen de operaciones anuales pueden calcularse en unas 35.000 pesetas el importe de pagos de primas y las de giro postal en unas 50.000 pesetas el importe de las imposiciones.

K. Ferias y Mercados. Este pueblo celebra feria de ganados los días 15, 16 y 17 de agosto como es tradición desde la primera feria, y tiene una importancia en la comarca, y cuyo volumen de operaciones puede cifrase en unas 100.000 pesetas. (El presupuesto total del Ayuntamiento era de 141.000 pesetas, con lo que podemos comprobar su importancia).

L. Fuerza Pública. La única que este está constituida por un Cabo Comandante de puesto y seis Guardias Civiles y un solo Guarda Forestal.

M. Vida Municipal. El número de personas de que está constituida la corporación es el de un Alcalde-Presidente, dos Tenientes de Alcalde y siete Gestores … No existen ordenanzas municipales y el personal del Ayuntamiento está constituido por un Secretario que desempeña también las funciones de Interventor, un Depositario que es Funcionario Administrativo y un auxiliar de Secretario, un Médico, un Farmacéutico, un Practicante, una Partera, dos Guardias Municipales, una limpiadora y un Pregonero encargado del cementerio municipal. Tiene también un Inspector Veterinario.

Tiene alumbrado público eléctrico nada más.

La extensión del término es de 802 kilómetros.

No tiene zona de ensanche ni de urbanización.

La zona forestal es de 41 km. cuadrados, la agrícola es de 36 km cuadrados.

Tiene este Ayuntamiento aparatos apagafuegos pero, sin el servicio montado.

El servicio de Sanidad, se reduce al funcionamiento de un dispensario antipalúdico y el de la Junta correspondiente bajo el asesoramiento técnico del médico secretario de la misma.

Tiene servicio de Matadero Municipal, de recaudación y vigilancia con dos Guardias Municipales, carece de servicio de obras públicas, limpieza, banda de música, haciéndose el servicio de vigilancia y policía tanto de dicho como de hecho, por los Guardias expresados.

N. Sanidad Municipal. Este pueblo se encuentra bien abastecido de agua de regular calidad, tiene mercado o plaza de abastos cubierta y muy espaciosa, farmacia con pequeño laboratorio, así como cementerio con capacidad para las necesidades de la población.

Carece de lonja, alcantarillado, casa de socorro, hospital y pabellón de aislamiento de infecto-contagiosos, así como de asilos y de otras instituciones de carácter benéfico-social.

O. Enseñanza y Religión. Este pueblo tiene en su caso una escuela de niños y otra de niñas con matrícula escolar de unos 80 alumnos cada una, careciendo de grupos escolares, siendo insuficiente para las necesidades de la enseñanza por existir una población escolar de cerca de 500 niños. El número de maestros es de uno para cada escuela referida, haciendo falta seis escuelas más para cubrir las necesidades y que todos los niños puedan recibir instrucción.

Aparte, existe otra de carácter mixto servida por una señorita en el anejo de Pozo Amargo a unos 7 kilómetros de esta localidad, que es bastante para cubrir las necesidades de aquel distrito.

Los sentimientos religiosos están atendidos por el Párroco que existe y con el culto que se da, siendo la población en este orden un tanto religiosa y creyente.

P. Presupuesto Municipal. El importe del Presupuesto Municipal relativo al año de 1.947, fue el siguiente:

I N G R E S O S :

Capítulo 5º.

Eventuales y Extraordinarios ..

4350

Capítulo 6º.

Arbitrios con fines no fiscales

5425

Capítulo 7º.

Contribuciones especiales …….

1250

Capítulo 8º.

Derechos y tasas …………….

54600

Capítulo 9º.

Recargos y participaciones en Tributos nacionales ………….

34783

Capítulo 10º.

Imposición Municipal …………

36511

Capítulo 11º.

Multas ……………………..

1154

Total Ingresos ………..

141073

G A S T O S :

Capítulo 1º.

Obligaciones Generales ……….

33184

Capítulo 2º.

Representación Municipal ……..

3500

Capítulo 3º.

Vigilancia y Seguridad ……….

9050

Capítulo 4º.

Policía Urbana y Rural ……….

13005

Capítulo 5º.

Recaudación …………………

2500

Capítulo 6º.

Personal y material de Oficina.

27525

Capítulo 7º.

Salubridad e higiene …………

10121

Capítulo 8º.

Beneficiencia ……………….

17293

Capítulo 9º.

Asistencia Social ……………

5950

Capítulo 10º.

Instrucción Pública ………….

6820

Capítulo 11º.

Obras Públicas ………………

2650

Capítulo 13º.

Fomento Intereses comunales …..

1075

Capítulo 17º.

Sostenimiento del Juzgado …….

5400

Capítulo 18º.

Imprevistos …………………

3000

Total Gastos ………….

141073

Respecto a las cantidades antes consignadas, hay que hacer constar por lo que respecta a los ingresos que si su suma es tal, se debe a que no puede contener déficit inicial, pero los ingresos reales y positivos son insuficientes para cubrir los gastos. Este municipio no tiene riqueza gravable para atención de sus obligaciones.

Q. Cultura. No existen establecimientos de enseñanza de ninguna clase excepto las escuelas mencionadas.

R. Culto y Clero. El único edificio destinado al culto es la Iglesia Parroquial denominada Santa María Magdalena, que está en la calle de su nombre.

S. Beneficiencia. No existen establecimientos benéficos de ninguna clase oficiales ni particulares y los únicos servicios que se prestan son el suministro de medicinas a los inscritos en el padrón benéfico municipal y asistencia gratuita del médico como igualmente lo que se prestan en el dispensario antipalúdico local.

T. Prensa Periódica. No existe prensa alguna y solo se lee el ABC Sevilla, único periódico que llega a la localidad.

U. Necesidades. Las necesidades más sencillas de la población que se consideran de vital importancia para su progreso y mejoramiento del nivel de vida de sus habitantes, podrían condensarse en la desviación del trazado del ferrocarril de Jerez a Almargen, estableciendo su estación junto a este pueblo, envés de estarlo en término de El Coronil, y desde aquí que partiese por Algodonales a Olvera, atravesando así una rica comarca que haría pudiese exportar sus innumerables productos y, establecerse infinitas industrias que absorbieran gran cantidad de obreros que devengarían sueldos remuneradores, y por ende aliviarían el estado social de los mismos, cosa que tal cual está trazado actualmente no es posible tenga efectividad por la pobreza del terreno que por dicha línea discurre, desde poco antes de donde enclava la estación actual.

Puerto Serrano, 22 de Abril de 1.949, firmado por el Sr. Secretario, D. Francisco Dominguez Fantoni y el visto bueno del Sr. Alcalde D. Juan García Vazquez.

OTROS HECHOS DE LOS CINCUENTA Y SESENTA

El Alcalde Don Pedro Román, que había tenido audiencia con Franco antes y consiguió la parte que nos faltaba del término, fue destituido por una discusión que tuvo con el Jefe Local de Falange.

Apareció por aquí el celebre cabo de la Guardia Civil Don Narciso, Comandante del puesto de la Guardia Civil y recordado por su bárbara forma de actual ¿quien de los mayores no recuerda a esta persona? y que luego fue alcalde durante 8 años.

Falleció el 18 de diciembre de 1958, el popular médico Don Pedro Sanz Linares, llamado “el médico de los pobres”. Fue un entierro que no se podrá olvidar en el pueblo, las mujeres hacían dos filas a ambos lados del féretro tal y como si se tratase de una procesión. Toda la clase popular estaba con él.

Este buen hombre vino deportado desde Madrid, donde era Jefe de Cirugía de un hospital de Madrid, pero al tener unas ideas políticas de izquierdas y ante la falta de médicos, optaron por enviarlo a un pueblo mal comunicado como era este. No cobraba las visitas ni las intervenciones quirúrgicas al que no podía pagar pero sí a los que tenían dinero. Ayudo bastante a los necesitados.

Siendo Pepe Luis Alcalde, dedicó la calle principal del pueblo a este buen hombre y buen médico.

PEPE LUIS ALCALDE.

Este Alcalde, fue el mejor de toda la Historia hasta ese momento. Con él se paso de la dictadura del General Franco, por la transición a la Democracia.

Entró de Alcalde en 1.967 en un pueblo que carecía de aspiraciones, no tenía edificios públicos apenas, solo el Ayuntamiento con el Juzgado y la Plaza de abastos juntas que construyó Miguel Rodriguez Rivera, y el Matadero, sin los más mínimos servicios (sin abastecimiento de agua ni alcantarillado ni recogida de basuras), era un pueblo de emigrantes con muchos de sus hijos en Alemania, Francia o Suiza. Muchos policheros se dejaron en el extranjero su salud, su juventud y alguno la vida, era un sueño el de irse y volver con dinero para hacer su casa, montar un negocio o comprar unas tierrecitas.

Pepe Luis recibía un Ayuntamiento con un presupuesto de solo 5.681 euros (945.309 pesetas), con lo que bien poco se podía hacer.

Nada más entrar cambió toda la mecánica municipal, presentaba proyectos por decenas.

Consiguió dos record, uno el de ser el Alcalde que más tiempo estuvo como primera autoridad en la historia de Puerto Serrano hasta aquella fecha y el de presentar más proyectos por año, de todos los alcaldes policheros.

  • Implantó el servicio de recogida de basuras, que hasta entonces n o existía y había que tirarla en el estanque o donde a cada uno le parecía bien, con los problemas sanitarios que acarreaba.

  • Expropió a su propia familia, los manantiales de El Ramo y Castillejo

  • Metió el agua y el alcantarillado en las viviendas de todos los hogares que lo solicitaron.

  • Pavimentó todas las calles de lo que entonces era el Pueblo.

  • Construyo los 24 pisos sociales de la Avenida de las Escuelas.

  • Electrificó todas las calles de la localidad con alumbrado público.

  • Puso una ambulancia municipal al servicio del Pueblo.

    Construyó:

  • la Biblioteca Pública municipal para que todos tuvieran acceso a la cultura que hasta entonces no habñia.

  • La Escuela Hogar, construido al principio como Albergue, para que los hijos de los emigrantes pudieran estudiar sin tener que irse a los campos con sus padres y quedándose internos. Actualmente es utilizado para Guardería Temporera.

  • El muro de contención de la Iglesia, para contención de la iglesia y para conseguir unos terrenos donde construyó un parque Infantil.

  • La Ermita de Santa María Magdalena y el camino que no existía y pidió a los propietarios la cesión de los terrenos necesarios, y estos se la dieron gratuitamente.

  • Cuando entró de Alcalde solo había 4 unidades escolares en el XXV Años de Paz y 6 micros, y cuando salió había 30 unidades más.

  • El primer campo de Fútbol de albero y cerrado. El Actual. Hasta entonces los que querían jugar al fútbol, ocupaban ilegalmente un trozo de terreno llano hasta que llegaba la época de la siembra.

  • La Guardería Infantil Guadalete para los hijos de los trabajadores, que debía ser prácticamente gratuita o a un precio módico, según documento de cesión firmado.

  • El Club de Ancianos San Alvaro, para que los ancianos comieran gratuitamente o a un precio muy bajo.

  • El Centro de Día de la Avenida de Cádiz, para que las personas de la tercera edad, pudieran estar haciendo actividades.

  • La Cooperativa del Pan, para que los obreros pudieran comprar el pan a un precio más asequible, así como los productos de alimentación de primera necesidad.

  • Modificó el edificio del Ayuntamiento.

  • Inició la construcción del Hogar del Pensionista, aunque no pudo terminarlo porque cesó de Alcalde.

  • El Parque Infantil de Tráfico, para que los niños pudieran aprender a circular correctamente.

  • El Colegio Ocupacional de Minusválidos “Santa María Magdalena”, para que pudieran aprender a leer y escribir, aprender un oficio y desarrollar su trabajo, con lo que se sentirían más integrados en la sociedad.

  • Consiguió que el Instituto para la Conservación de la Naturaleza, comprara Toleta y Sosa.

  • Dejó adquiridos bastantes terrenos, donde construir viviendas y colegios.

  • Inició los trabajos del empleo comunitario para los obreros del campo en paro.

  • Y otras cosas más.

Instaló el último monumento a Franco que se puso en España y que tres años después fue derribado.

Cuando finalizó su mandato el Ayuntamiento no estaba endeudado.

Durante su mandato, el pueblo duplicó su extensión, creandose las barriadas de Calderas, Los Llanos y Amarillo, pero la pena fue que se construyó de una forma anárquica, sin un plan de urbanismo.

Creo el Escudo del Pueblo, que hasta entonces no tenía, para lo que se sirvió del prestigioso investigador Don José Antonio Delgado Orellana, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, de la Real Academia de Ciencias, Artes y Letras de Cádiz.

Además adhirió en pleno a este Ayuntamiento a la petición del estatuto de Autonomía para Andalucía por el artículo 151 de la Constitución y aprobó que la bandera Andaluza ondeara en el balcón del Ayuntamiento junto a la Española.

Se presentó a las primeras elecciones municipales de la democracia por la Unión de Centro Democrático, saliendo de concejal, y teniendo que unirse todas las fueras políticas del pueblo, donde había juntas personas comunistas, socialistas y hasta un alcalde del régimen de Franco para derrotarle, unidos bajo las siglas de Partido de los Trabajadores de España. Dimitió de la Unión de Centro Democrático, cuando no se respetó la voluntad popular del referendum de autonomía Andalucía celebrado el 28 de Febrero de 1.980. ¿Quien no recuerda de los que tenemos una mediana edad aquella pregunta tan difícil que nos hicieron para este referendum? «¿Da usted su acuerdo a la ratificación de la iniciativa prevista en el artículo 151 de la Constitución a efectos de su tramitación por el procedimiento establecido en dicho artículo?»  ¿No era farragoso, ininteligible, inaudito y discriminatorio?

Fue el que creó el escudo heráldico de Puerto Serrano.

LAS PRIMERAS ELECCIONES MUNICIPALES LIBRES

La democracia fue recibida como cuando una persona está sediento en el desierto y encuentra un oasis con agua. Queríamos bebernos toda el agua de una sola vez. Pasamos de no poder hablar de política a gritar en la calle.

Las manifestaciones y mítines eran diarios. El primer partido con fuerte implantación fue el Partido de los Trabajadores de España, y el Sindicato que aglutinó la mayoría de los trabajadores agrícolas fue el Sindicato de Obreros del Campo, El SOC que fue el primer sindicato legalizado en Andalucía tras la dictadura franquista y de hecho su número de inscripción en el Registro del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales es el 1. El primer Congreso del SOC se celebró en Morón de la Frontera durante el mes de septiembre de 1977 y tuvo una especial importancia por ser el primer Congreso del sindicalismo agrario desde la Guerra Civil.

El Sindicato de Obreros del Campo realizó la primera huelga de hambre que hubo en este pueblo, fue llevada a Cabo por Paco Casero Rodriguez y Juan Naranjo Barrera.

Posteriormente se implantó Comisiones Obreras. Don Alberto y Madroñal fueron sus primeros líderes, y protagonizaron la primera ocupación en la nueva democracia. Ocuparon y se encerraron en la Iglesia, pues ellos habían mandado a trabajar a los obreros en paro, y decía que el Ayuntamiento les pagara los jornales, y el Alcalde se negó porque decía que el Ayuntamiento no había mandado a trabajar a nadie por lo que no tenían nada que pagar. Al final, nadie cobro esos jornales.

A las primeras elecciones libres, se presentaron en Puerto Serrano, 4 partidos políticos, Unión de Centro democrático, que era una coalición de partidos centristas cuyo líder era Don Adolfo Suarez, Partido Socialista Obrero Español, que nos trajo una lista repleta de gente de fuera y solo dos policheros, Partido Comunista de España y Partido de los Trabajadores de España.

El resultado fue aplastante para las izquierdas, ganó con 7 concejales el Partido de los Trabajadores de España, 4 concejales obtuvo la Unión de Centro Democrático y con 2 concejales el Partido Comunista de España.

En el Partido de los Trabajadores de España, se habían unido con el objetivo de que Pepe Luis tuviera pocas opciones de ser elegido Alcalde, personas tan distantes políticamente como D. Antonio Cala García con D. Diego Cabrera Escolar (El Farmacéutico, antiguo Alcalde con Franco) o D. Manuel Zarzuela Orozco con D. Francisco Soria Campos.

Este fue el primer Ayuntamiento elegido democráticamente elegido después de la dictadura.

POR EL PARTIDO DE LOS TRABAJADORES DE ESPAÑA

  1. MANUEL ZARZUELA OROZCO – Alcalde

  2. ANTONIO CALA GARCIA

  3. DIEGO CABRERA ESCOLAR

  4. PEDRO RODRIGUEZ MENDOZA

  5. JOSE ZARZUELA OROZCO

  6. FRANCISCO ROSADO RODRIGUEZ

  7. FRANCISCO SORIA CAMPOS

POR LA UNION DE CENTRO DEMOCRÁTICO

  1. JOSE LUIS GARCIA POLEY

  2. LUIS NIETO CARRERO

  3. JUAN GOMEZ OROZCO

  4. JUAN PEDRO VALDERRAMA ROMAN

POR EL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

  1. CRISTOBAL CADENAS MENDOZA

  2. ALBERTO BALLESTER GREGORIO

El primer Ayuntamiento democrático tuvo muchos problemas y el primero y más grueso era la falta de trabajo en el campo. Se produjo una sequía como hacía mucho tiempo no se recordaba ni por los más mayores.

No había soluciones factibles para solucionar este problema. Los ánimos de los trabajadores estaban muy mal. La política cegó a muchos que siempre habían sido amigos, y se volvieron la espalda. Trabajadores y trabajadoras por el mero hecho de sus militancias políticas, sindicales o sus ideologías se convertían en enemigos. Según consta en las actas municipales en menos de tres a ños se produjeron más de veinte peleas por esta causa y algunas con resultado de heridos de sangre.

En este tiempo comenzaron a trabajar las mujeres obreras agrícolas en el empleo comunitario, que era una especie de subsidio para los obreros en paro, pues hasta entonces no podían hacerlo, solo trabajaban los hombres.

El mandato de D. Manuel Zarzuela Orozco, tuvo los problemas propios del cambio de régimen y después entre los propios concejales de su lista.

Con Manolito Zarzuela, como todos lo conocemos, hubo una manifestación política, para que se quitara la estatua del General Franco que había en la rotonda de la entrada, y el grito que más se coreó fue “Manolo, queremos que quites el palomo”, que es como las izquierdas nombraban a la estatua.

Con una lista que se había hecho con la sola idea de desbancar al entonces alcalde Don José Luis García Poley, donde no se primaba la ideología política, no podía durar mucho tiempo. De momento empezaron las divergencias en el seno del grupo, y terminó con 3 grupos bastante diferenciados, el primero del Alcalde D. Manuel Zarzuela Orozco, el segundo de Don Antonio Cala García que continuó con el PTA y el de Don Francisco Soria Campos, que formaría el PSOE.

En varias ocasiones Don Antonio Cala había pedido su dimisión. La situación no podía continuar mucho tiempo, pues hasta se produjeron insultos a familiares del Alcalde.

Duró 29 meses el mandato del primer Alcalde democrático. Una mañana se concentraron en la plaza del pueblo, un grupo de personas pidiendo la dimisión del Alcalde, encabezados por concejales de su misma candidatura. Hubo momentos muy difíciles esa mañana, teniendo que personarse la fuerza de orden público. Al final de la mañana D. Manuel Zarzuela Orozco, presentó la dimisión al considerar que “Mi presencia ya no es necesaria”, y los opositores se pusieron a lanzar cohetes.

Durante su mandato, tuvo mucha presión por parte de algunos de sus mismos concejales, principalmente por Don Antonio Cala y D. Francisco Soria y de la oposición.

Se aprobó durante su corto mandato, la construcción del colector de aguas residuales, el primer consultorio médico y el nuevo campo de futbol municipal, además de alcantarillado de algunas calles.

Se adquirieron los terrenos para la construcción de la Granja para los Minusválidos (donde estaba la cooperativa de las fresas) y 10.000 metros cuadrados en los llanos de Torre Gailin.

Alcalde y Concejales por primera vez tuvieron una asignación económica, el Alcalde de 480.000 pesetas y los concejales de 44.000 pesetas por asistencia a plenos y reuniones.

ANTONIO CALA, ALCALDE

Tras la dimisión de D. Manuel Zarzuela Orozco de Alcalde, fué elegido Don Antonio Cala García.

El se encontró con una fuerte oposición política, por parte de su compañero de lista D Francisco Soria Campos.

El principal problema que se encontró era la falta de agua para el pueblo, con muchísimos cortes de suministro. Hizo un sondeo en la finca de Sosa que dio bastante caudal en los estudios previos, acometiendo la obra de tuberías y línea eléctrica de varios kilómetros, pero al final cuando se hizo la obra, no dio resultado.

Su política estuvo encaminada, en que como el problema mayor de los policheros era el paro obrero, quería luchar con todas sus armas contra él. Los medios no eran muchos pero los que tenía a su alcance los utilizó.

Comenzó la obra del colegio Blas Infante, y se terminó el colector de la calle Pedro Sanz y Cantarranas, se proyectó el canal para evitar más inundaciones que actualmente circunda el casco urbano por su parte este.

Durante su mandato, el Sindicato Obreros del Campo, ocupó el Indiano, como una fuerte reivindicación de “la tierra para el que la trabaja”. Hoy está constituida una cooperativa para su gestión.

Además pidió que se expropiaran 14 fincas de los alrededores para quitar el paro obrero, pero no se lo concedieron. Se trataba de las fincas de El Grullo, La Ventilla, Calerilla, Casillas, La Palmosilla, Siré, El Palancar, La Máquina, El Cañuelo, Sosa, San Pedro, Avecilla, Los Borregales y la Rosilla.

Aprobaron una propuesta del S.O.C. Y la Federación Ecologista Pacifista Gaditana, para que se pusiera en marcha un Plan Andaluz por la Naturaleza, colocándose en la fachada de la Avenida de las Escuelas una estatua con una imagen de una serpiente.

Se realizó durante su gestión las obras del colegio Blas Infante, el colector de la calle Pedro Sanz y Cantarranas, los canales que circundan el pueblo por la parte de la sierra, la primera piscina municipal y oavimentación y alcantarillados de varias calles.

Solicitó la cesión de los túneles del antiguo trazado del ferrocarril a su paso por Puerto Serrano, para el cultivo de champiñones.

Intentó que la Junta de Andalucía, pusiera en marcha las canteras de marmol de Sosa y el Cañuelo.

Derribaron la estatua del General Franco, con una protesta formal en el pleno, realizada por el concejal D. Diego Cabrera Escolar, “por el mal trato dado a la misma”.

Restauró la fiesta del Toro del Aguardiente que en nuestros días podemos disfrutar cada día 1 de enero.

Ocurrió una catástrofe atmosférica. En 12 horas, llovió en el pueblo 250 litros por metro cuadrado, llegando en algunos casos el agua hasta el techo de la vivienda. Fue el 7 de Noviembre de 1.982. Fueron las inundaciones más grandes vividas en Puerto Serrano, cientos de casa resultaron inundadas, teniendo que refugiarse muchos vecinos en las azoteas, y más de 1000 hectáreas de terreno cultivado resultaron dañadas. Nos visitó el entonces Presidente de la Junta de Andalucía, Don Rafael Escuredo y el Presidente de la Diputación, para solucionar los daños derivados por esta catástrofe natural.

También ocurrieron los tristes sucesos del Ventorrillo de cuatro mojones, donde las fuerzas de orden público cargaron de contra los manifestantes policheros que estaban cortando la carretera en reivindicación de trabajar 4 días en el empleo comunitario. Era el 27 de Diciembre de 1.982, pero esto lo estudiaremos en capítulo aparte.

Fue un Alcalde que luchó en favor de la clase obrera.

LOS SUCESOS DEL VENTORRILLO

En este pueblo, desde hacía tiempo, y durante el mandato del Alcalde Don Antonio Cala García, se venían padeciendo la falta de fondos para poder completar los 4 días a la semana que estaban comprometidos de trabajos del empleo comunitario.

Las causas de esta falta de fondo, podríamos resumirla en el aumento progresivo del número de beneficiarios, pues antes las mujeres no podían participar y en que el gobierno central no enviaba suficiente dinero a las provincias para ello.

En dos años se sacaron más cartillas agrícolas, que era el único requisito necesario para poder ser beneficiario del empleo comunitario, que en los 20 años anteriores.

Lo cierto es que los verdaderos trabajadores del campo necesitaban para vivir estos fondos para poder sobrevivir, y que si no había fondos, pasaban necesidad.

Ante la falta de fondos para completar los 4 días de empleo comunitario, los líderes políticos y sindicales de la población, junto con los de otros pueblos cercanos, decidieron realizar acciones de protesta, con cortes de carretera.

Aquí se decidió el corte de la carretera nacional Jerez-Cartagena a la altura del cruce de Villamartin el día 26 de diciembre de 1983.

Este día no ocurrió nada especial que destacar, la Guardia Civil, se personó en el lugar, invitó al desalojo pacífico y así se hizo. Todos volvieron a sus casas sabiendo que su protesta llegaba a todos los políticos a través de los medios de comunicación.

El día siguiente, 27 de diciembre, también se acordó el corte de la carretera en el sitio de cruce de Cuatro mojones, y los que por la distancia o su edad no pudieran, realizaban otro al mismo tiempo en el cruce de Montellano.

Para relatar lo que allí ocurrió, no puedo ser yo el que lo haga, pues no fui testigo presencial, por lo que voy a reproducir a continuación lo que quedó escrito en el acta del Pleno del Ayuntamiento, de la sesión extraordinaria que celebraron al día siguiente, 28 de Diciembre y que sin quitar ni poner una coma dice textualmente:

“ Punto Unico: Conoce el Ayuntamiento pleno por manifestaciones del Teniente de Alcalde Don Francisco Soria Campos y el teniente de Alcalde Don Manuel Campos Lozano lo siguiente:

Salimos un grupo aproximadamente de seiscientas o setecientas personas, entre ellas mujeres, niños y hombres, en marcha desde Puerto Serrano a las doce y treinta aproximadamente, llegamos al cruce de la carretera Jerez-Cartajena a la altura del ventorrillo Pineda. Acto contínuo cortamos el tráfico de la carretera sin ningún accidente desde esta hora hasta las catorce y quince minutos aproximadamente que se personaron las fuerzas de Orden Público en un autobús y varios land rovers. El teniente al mando de las fuerzas, requirió la presencia de Francisco Soria, Paco Soria. Todos los concentrados se encontraban sentados en la calzada, cuando Francisco Soria Campos, acompañado de Manuel Campos Lozano llegaron a la altura del Teniente. Se presentaron a El y este les dijo a voces en un estado de nervios grande que le daba dos minutos para desalojar la carretera sin mediar ni una palabra más.

Francisco Soria Campos, se volvió hacia los concentrados en la carretera y uno de ellos le preguntó que le dijera al Teniente si había algunas noticias del dinero del Empleo Comunitario.

Francisco Soria Campos volvió la cara para intentar hablar con el Teniente y se dio cuenta de que le estaban apuntando un guardia directamente con el arma al cuerpo. La postura que adoptó fue protegerse volviéndose de espaldas y fue cuando recibió de refilón una bola y otra le dio en el bolsillo y acto seguido se tiró al suelo protegiéndose. A continuación se dio cuenta de la lluvia de disparos de bolas de goma y botes de humo y vio gente corriendo y gritando y cayendo al suelo por los disparos de las gomas, botes de humo y piedras lanzadas por la Guardia Civil. Pasó un tiempo inapreciable calculado en un par de minutos aproximadamente, los últimos que quedamos en la calzada intentamos dialogar con la Guardia Civil, nos levantamos en una lluvia de disparos y nos protegimos en el Ventorrillo Pineda. Nos encontramos allí a Juan Gutierrez Mesa conmocionado con un golpe en el ojo derecho causado por una bala de goma, el cual sangraba mucho.

Francisco Soria Campos fue a entrevistarse con la Guardia Civil, pidiendo auxilio para Juan Gutierrez Mesa y para trasladarlo, ofreciéndose voluntario un camarero.

Posteriormente continuamos la huida a consecuencia de los fuegos de bola de goma y nos retiramos del Ventorrillo, unos sesenta metros, y desde allí presenciamos la entrada de la Guardia Civil al Ventorrillo, abriéndose paso a culatazos y patadas, penetrando acto seguido y con las culatas y palas porretes que llevaba un Brigada, agrediendo a todos los que estaban dentro del edificio, quedándose un número en la puerta, dándoles culatazos y palos a los que consiguieron salir de dentro y los derribaban y en el suelo continuaban las agresiones dándole patadas y culatazos. De ahí se desplazaron a la vivienda contígua, cuarenta metros, donde se habían refugiado mujeres, niños y personas de edad, procediéndose de igual manera también intimidando por la ventana un Brigada con gafas, flaco, a la propietaria de la vivienda con una pistola a que abriera la puerta o le daba un tiro, la cual le estaba dando el pecho al niño; el dueño finalmente abrió la puerta ante la intimidación del Brigada y penetraron agrediendo a todo el mundo que estaba dentro.

Después de un lapsus de tiempo, cinco minutos aproximadamente, comenzaron a destrozar los automóviles y las motos de los trabajadores que allí se encontraban e igualmente con los de otros transeuntes; mientras fueron detenidas quince personas, entre ellas un concejal que fueron brutalmente agredidos tanto camino de los vehículos de la Guardia Civil como en el interior de ellos, recibiendo las mujeres detenidas los insultos de putas, folladoras y guarras. En todo esto puso especial celo el Brigada antes mencionado y que es moreno, delgado y con gafas, de cuarenta y cinco a cincuenta años. Después de transcurrido media hora de plena tranquilidad las personas que se encontraban en el margen de la carretera opuesto al pueblo intentaron pasar, mostrándose los guardias de una forma pasiva, pero cuando lo tenían a su alcance los agredían con palos, armas, puñetazos. Durante este tiempo, Manuel Vazquez Castillo, se aproximó a recoger su moto y lo agredieron y le rompieron el brazo, cayendo al suelo y continuando la agresión. Para volver al pueblo, las personas tuvieron que dar un rodeo de 400 metros aproximadamente, en el cual, llegaron a disparar fuego real, habiéndose recogido casquillos y pelotas y balas incrustadas en la pared. En la acción participaron varios guardias civiles auxiliares que se destacaron en las acciones.

Visto lo anterior el Ayuntamiento en Pleno, por unanimidad, hace suya la descripción de los hechos redactados por D. Francisco Soria Campos y por Don Manuel Campos Lozano, que en parte lo han visto y en parte les han sido manifestados por algunos concentrados. Asimismo condena enérgicamente los hechos acaecidos en la Carretera Jerez-Cartagena a la altura del km., 64, frente a la Venta Pineda por la Guardia Civil y exige se investigue a fondo el tema y la destitución o ceses o disminución de los responsables.

Así también se solicita, si la Ley vigente lo permite y por el bien del Pueblo, que los Guardias Civiles de Puerto Serrano que han intervenido en estos hechos, sean trasladados a otro lugar, y poner todo ello en conocimiento del Defensor del Pueblo por el tema de la represión y participación de soldados en estos actos. Proponiendo a los distintos grupos parlamentarios pregunten al Gobierno Andaluz lo sucedido.

Asimismo también contratar a un Abogado para que defienda los asuntos referentes al tema.”

Esto aquí expuesto es lo que figura en el Acta del Pleno Municipal, que cualquiera puede comprobar, sin poner ni quitar nada.

He de hacer constar, las desagradables versiones que se hicieron contra el Personal de Sanidad y una Panadería, y que solo fue debido a unos cuantos que tenían algo personal contra estos profesionales y aprovecharon esta coyuntura para falsificar la verdad.

Esto hizo que estos profesionales Sanitarios, entregara un escrito aclaratorio al concejal entonces de Alianza Popular, Don Luis Nieto Carrero y que también sin quitar ni poner ni una coma, por lo explícito que es y que decía:

“Los sanitarios de esta villa, expresan su más enérgica protesta y repulsa ante los constantes insultos y atropellos que por parte de una minoría de vecinos de esta población se vienen produciendo a raíz de los lamentables sucesos del día 27 de diciembre pasado.

Es por ello, que el Jefe Local de Sanidad de esta villa se considera obligado a dar el siguiente informe sobre la actuación de los sanitarios locales en aquella fecha.

Estando el Jefe Local de Sanidad con su esposa y uno de sus hijos en la Huerta de su propiedad, situada en el Término Municipal, a unos 800 metros del Pueblo, fue avisado por su hijo de que en la Puerta de su domicilio empezaban a llegar algunas personas lesionadas. Inmediatamente el Jefe Local de Sanidad se personó en su casa encontrando en su interior un joven con crisis nerviosa y una herida inciso contusa en la espalda de pronóstico reservado, el cual fue atendido inmediatamente, dejando posteriormente a su cuidado a su hijo mayor, estudiante de enfermería para poder desplazarse al Ambulatorio Municipal, donde se llevó a cabo la normal asistencia sanitaria, y atender lo más adecuadamente posible a los demás lesionados. Al salir de su domicilio para dirigirse a dicho Ambulatorio, mandó aviso al ATS titular para que también acudiera al Ambulatorio, en cuyo centro los dos procedieron a la asistencia de cuantos lesionados acudieron. Al cabo de cierto tiempo de estar allí, se incorporó la Doctora que suplía durante las vacaciones al Dr. Lasarte.

Todas las asistencias se llevaron a cabo dentro de la mayor normalidad sin incidentes de ningún tipo y cursándose los correspondientes partes de lesiones al Juzgado de Paz.

He de resaltar la labor de ayuda de mis hijos, que sin obligación de ningún tipo, simplemente por humanidad, prestaron al lesionado que quedó en observación en mi domicilio particular, facilitándole mantas, búsqueda de coche y traslado al mismo para ser llevado al Hospital de Jerez, con el fin de descartar cualquier complicación. Dicho lesionado regresó a las tres horas, al no encontrarles afortunadamente lesiones de gravedad, quedándo tanto él como sus familiares profundamente agradecidos por la ayuda recibida.

Es por ello, que nos sorprende la actitud hostil de ciertas personas cuyos motivos no alcanzamos a comprender, toda vez que no denuncian ninguna acción incorrecta determinada , sino que se dedican a insultar y difamar demagógicamente con alguna finalidad malévola para arrastrar consigo a personas no bien informadas.

Por todo ello, ruego a esa Corporación se manifieste en sesión plenaria con objetividad y pruebas sobre la actuación sanitaria en el día mencionado, dejando en el lugar que merecen a dichos sanitarios”.

El día 28 de diciembre de 1983, las tres centrales sindicales que existían en la localidad Sindicato de Obreros del Campo, Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, declararon huelga general, a la que se unió todo el pueblo.

GANA EL PARTIDO SOCIALISTA,

En Puerto Serrano, había triunfado en todas las elecciones que había habido hasta entonces el PSOE, era un feudo socialista, excepto en las municipales.

En las elecciones municipales de 1.987, ganó el PSOE con mayoría absoluta, encabezado por D. Francisco Soria Campos como primero de lista y luego Alcalde. 7 concejales le dieron la mayoría, IU sacó 5 concejales y 1 Alianza Popular.

Con la tranquilidad que da poseer una mayoría absoluta para poder llevar a cabo su programa electoral, y que el partido en el poder en la Diputación Provincial, en la Junta de Andalucía y en el Gobierno central sea el mismo, inició su andadura este gobierno municipal.

La oposición salió maltrecha de estas elecciones y prácticamente gobernó durante 4 años tranquilamente, casi sin oposición

Durante su mandato, se construyó la Ermita Guadalete, la Piscina Infantil, se adquirió el camión de la basura, el turismo, la creación de la Escuela Taller “Pozo Amargo” con un presupuesto de quinientos millones de pesetas (aunque no pudo inaugurarla porque había salido de alcalde en las elecciones municipales de 1.991), el foso de tiro olímpico y alcantarillado y pavimentación de muchas calles y la electrificación de las zonas nuevas de expansión del pueblo.

Embelleció bastante el pueblo creando plazas, siembra de árboles por muchas calles del pueblo.

Como el colofón a su mandato, fue el solucionar la falta de agua que padecíamos desde hacia muchos años. Hizo un sondeo que dio un resultado magnífico y adquirió la parcela donde estaba el manantial, construyendo un nuevo depósito de agua. ¡ Ya tenemos agua ! Es lo que más se escuchaba en el pueblo, ya no nos acordábamos lo que era llegar al grifo a cualquier hora y que hubiera agua potable. Tuvo que hacer muchas obras para arreglar las tuberías antiguas que estaban muy deterioradas y por donde se perdía mucha agua, poniendo en muchas calles las tuberías por debajo de los acerados.

Aumentó el presupuesto municipal en un 650% y no dejó deudas cuando finalizó su mandato en el Ayuntamiento.

Potenció la Guardería temporera bastante, para atender a los hijos de los obreros temporeros que emigraban.

Pretendió parar la anarquía que reinaba en la compra-venta de solares, dando orden de no edificar. Frenó coyunturalmente la venta de solares, pero se encontró con varios problemas, y el primero y mas gordo era que quería cambiar el urbanismo de esas zonas donde no había construido, pero cuyos solares estaban todos vendidos a gente que con muchos problemas económicos lo habían comprado a crédito, y quería modificarles la extensión o cambiar algunos de sitio, con lo que se enfrentó a toda la gente que eran propietarios de estos solares que habían comprado muchos de ellos para hacer sus viviendas. Al final cedió y dejó las cosas como estaban antes. Creo que fue una medida mal tomada, con lo que a pesar de dar marcha atrás no se volvió a ganar a esa gente. Podía haber paralizado la venta de los solares y haber dejado los que estaban comprados como estaban, lo que sí hizo la corporación que le sustituyó, y que implantó el PGOU sin muchos problemas.

En las elecciones municipales de 1.991 el Partido Socialista Obrero Español ganó en votos con 1.225, Izquierda Unida obtuvo 1.170 y el Partido Popular 195, pero traducidos a concejales con la Ley D’Hondt, fueron 6 para P.S.O.E., 6 para I.U. Y 1 para P.P., con lo que el Partido Popular, con un concejal tenía la llave de la Alcaldía.

Todos se preguntaban que haría D. José Ayala con su voto, multitud de conjeturas circulaban por los corrillos, unos pensaban que se abstendría con lo cual mandaría el PSOE pero teniendo que contar con él, otros que votaría a I.U. con un pacto que tenían en secreto.

El día 15 de Junio de 1.991, el concejal del Partido Popular D. José Ayala, votó al candidato de Izquierda Unida, con lo Izquierda Unida, volvía a tener de nuevo el Ayuntamiento en sus manos, saliendo elegido Alcalde con 7 votos a favor y 6 en contra D. Pedro Ruiz Peralta.

NUESTRAS FIESTAS

EL TORO DEL AGUARDIENTE

El día de estreno del año, el 1 de Enero, todos los años se celebra la fiesta del toro del aguardiente, que se llama así, porque siempre se distribuían entre el recorrido, varias botellas de aguardiente, amarradas para que la gente bebiera. También se ponía una bota de vino, gratis para todos los corredores.

Se sueltan dos o tres toros y vacas, de uno en uno, y la gente corre delante y hace sus pinitos de torero.

Es una tradición popular de hace dos siglos. Al principio no había una fecha determinada, sino que se hacían las sueltas de toros, novillos o vacas para celebraciones importantes, teniendo constancia escrita de una suelta de un novillo el 1 de Junio de 1.888 con motivo de una resolución del Consejo de Estado, dando la razón a Puerto Serrano sobre una petición del término municipal. Tuvo un paréntesis desde la guerra civil hasta la transición democrática en la que el Alcalde Don Antonio Cala, la recuperó.

5 DE ENERO. REYES MAGOS. EPIFANIA

Se celebra esta fiesta tradicional con la salida por las calles de la población, de unas carrozas hábilmente engalanadas y decoradas de manera diferente cada año. Salen tres con los Reyes Magos, en cada una un Rey, otra con la Reina de la última feria, y en alguna ocasión otra más con otro motivo. Van tirando regalos y caramelos y una multitud de chiquillos y grandes a su alrededor.

No existe ninguna entidad cultural que se encargue de ello, por lo que se hace cargo de su preparación la Comisión de Festejos del Ayuntamiento de Puerto Serrano.

LAS FIESTAS DEL CARNAVAL.

Es nuestra fiesta más popular. Se celebra también desde el siglo XIX, y tomó mucha importancia en el pueblo y su comarca. Las comparsas, murgas y agrupaciones cantaban canciones críticas que componían durante todo el año, de los hechos que consideraban más relevantes. Debió de haber canciones de cierta calidad cuando llegaron a publicarse sus letras en la prensa de humor de Madrid, durante la II República.

En 1937 fue prohibida como tal, por lo que el último carnaval fue en 1.936, pero la gente siguió haciendo sus fiestas sin llamarles Carnaval hasta principios de los años sesenta del siglo pasado, en que desapareció totalmente.

Cuando dejó de celebrarse, había muchísimas comparsas y murgas. El Carnaval más importante que se conocía en toda la redonda.

Aún los mayores recuerdan algunas canciones, que nos cuentan con mucha nostálgia, “ … Es un burro mal guiao, que no quiere matrimonios ni los niños bautizaos”.

Se recuperó la fiesta en los primeros años de la transición española, y poco a poco fue tomando mucha fuerza, hasta convertirse de nuevo desde el año 1.987, en el Carnaval más popular y más visitado de la Comarca, por sus disfraces tan bonitos y bien confeccionados, todos y cada uno por ellos mismos, y la masiva participación de gran parte de los policheros. Pero hasta ahora no ha irrumpido con fuera las comparsas y chirigotas como en otros lugares.

Aquí se vive el Carnaval a la antigua usanza, todo el mundo disfrazado y divirtiéndose. Los Pôlicheros que no se disfrazan parece que están fuera de sitio. Lo mismo se ve disfrazados a un bebé recién nacido que a una persona de 80 años., y es que es la FIESTA POPULAR POLICHERA, en la que todos los vecinos participan de alguna manera, cantan, saltan y se divierten. No es para contarlo, sino para vivirlo desde dentro.

En esta fiesta, prima la concordia y la amistad entre todos, no habiéndose registrado ningún altercado que mencionar en su historia y la que se hace prácticamente sola, y para la que apenas se requiere la participación de los políticos.

Es la fiesta más en auge de Puerto Serrano.

LA SEMANA SANTA

La Semana Santa de nuestro pueblo, se celebra con los pasos en las calles desde prácticamente la fundación del pueblo. Se tiene noticias escritas desde 1.630, con la Hermandad de la Veracruz que fue fundada en ese año. Esta Hermandad tenía su salida procesional los Jueves Santos, con dos filas de penitentes que solo podían ser varones, encadenados unos a otros, con túnicas negras, escoltando a los tres pasos que salían, San Juan, Virgen de los Dolores y Cristo yacente.

Actualmente procesionan con la Hermandad del santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de los Dolores, las dos imágenes titulares, los Miércoles Santo y el Santo Entierro, con la Virgen de los Dolores y a sus pies el Cristo de la Buena Muerte los Viernes Santo.

Ambas noches, salen cargados por los Hermanos Costaleros que con un fervor indescriptibles, hacen su recorrido desinteresadamente. Se da el caso que cada año hay más y más costaleros, teniendo que hacer malabares los capataces para poder contentarlos a todos saliendo debajo de sus pasos en procesión.

Es digno de reseñar la escenificación del descendimiento que se realiza en los Santos Oficios del Viernes Santo que es una de las principales celebraciones de la Iglesia, dentro de la Semana Santa polichera. Este día se conmemora la Muerte de Jesús de Nazaret y se van quitando los clavos de Nuestro Señor clavado en la Cruz, con el sudario se baja, y se pone en el paso a los pies de su Madre la Virgen de los Dolores. Todo bajo un silencio sepulcrar y con los tonos de piano del joven Ayala Bustamante.

EL CORPUS CHRISTI

Desde su fundación en 1.615 se celebra esta fiesta tradicional de la Iglesia, que siempre se vivió como uno de los días grandes de la Iglesia.

Antes, se ponían juncos sobre las calles por donde pasaría el  Santísimo en procesión, deteniéndose en cada altar, y se decía la misa al aire libre, en el paseo.

Ahora, el pueblo se viste para la ocasión con originales altares que los feligreses disponen a lo largo del recorrido en las puertas de sus casas, con las calles del pueblo cubiertas de anejas y con dibujos realizados a base de serrin y tintes.

En la puerta del Ayuntamiento se prepara un altar digno de la ocasión, donde el Corpus vive uno de sus más emotivos momentos

Los niños vestidos con su traje de comunión, hacen en dos filas el recorrido y escuchan la misa, arropados por sus familiares y amigos que los acompañan en un día tan especial.

LA ROMERIA DE LA MAGDALENA

Se creo la Hermandad de Santa María Magdalena en el año 1.761.

Se tiene noticia escrita de la Romería en honor de Santa María Magdalena del 22 de Julio de 1.850, cuyos gastos fueron pagados por el Ayuntamiento, aprobándose que todos los años se celebrase la Romería el día de su Santa Patrona, y que todos los gastos corriesen a cargo del propio Ayuntamiento. Siempre se ha celebrado, excepto cortos periodos de guerras o epidemias y desde la Guerra Civil hasta que en 1.967 fue recuperada por el Alcalde D. José Luis García Poley.

En el año 1874, el Ayuntamiento acordó que era necesario que hubiese vigilancia durante la Romería, por ser de muchísima importancia en la comarca, contratándose a cuatro personas del cuerpo de vigilancia para mantener el orden y estuvieran presente en las tres corridas de toros que se dieron el 22, 23 y 24 de Julio. El Ayuntamiento puso un palco en la plaza que costó entonces seis pesetas y cincuenta céntimos, todo un capital para la época.

También salía en procesión durante los largos periodos de sequía en rogativas por la lluvia, y en muchas ocasiones llovió.

La Romería comienza a las 6 de la mañana, con el traslado de las carrozas engalanadas hasta la puerta de la Iglesia, que con un repique de campanas, se da comienzo a la Romería. Salen los caballos delante, después va la carroza de la Santa Patrona Santa María Magdalena y luego todas las carrozas. Ruidos de piteros, caballos, palillos, cohetes, tambores, canciones de Sevillanas, bailes y caballos llenan las calles de la población que peregrina a la Ermita, con todo su pueblo detrás, cantando y bailando a su Magdalena.

Cuando llega a su Ermita-Cueva de la aparición, escuchamos la Misa Romera y luego cantan y bailan delante de la Magdalena, y los vítores de “y bonita, bonita, bonita”

Al regreso por la tarde, en el mismo orden de salida, salen desde la Ermita-Cueva de la aparición hacia el pueblo, recorriendo las calles principales, cantando y bailando y con un sinfín de caballistas abriendo la comitiva. Al llegar a la puerta de la Iglesia, se produce en estruendoso aplauso, a la vez que repican las campanas del templo y se dan vivas a la Santa, cantando y bailando hasta dentro de la Iglesia.

LA FERIA DE AGOSTO

El primer año que tenemos noticia de la Feria es el de 1.839, como feria de ganado, y pronto se convirtió en una de las mejores ferias de ganado de por los alrededores, como hemos comprobado con el mucho ganado que traían y las transacciones que se realizaban.

Solo se dejó de celebrar en los tiempos de guerras y epidemias.

Siempre había que celebrarla en los días 15, 16 y 17 de Agosto, daba igual en qué día de la semana cayeran, tradición que se ha perdido al ponerse siempre cerca de un fin de semana, aunque sí sigue siendo obligatorio que el día 15 sea día de feria.

Con el paso del tiempo, en los años cuarenta, se fue perdiendo el sentido de la feria de ganado hasta desaparecer por completo y se convirtió en la feria que actualmente conocemos. En los últimos años se está intentando que vuelva la feria de ganado.

Antes la feria estaba distribuida de una forma diferente, todo se montaba en la calle Ronda, en el paseo la caseta municipal y en la parte de abajo las atracciones, luego se pasaron estos a la calle de la feria y la caseta seguía en el paseo, posteriormente la Caseta municipal se instalaba en las pistas del campo de deportes, los cacharritos en la plaza de detras del consultorio médico, delante de la piscina municipal, y los bares hacían de casetas, después la caseta pasó a la parte alta de la calle Rafael Alberti, y se montaron casetas particulares con bastante éxito, para pasar en la actualidad al recinto ferial donde está todo junto.

31 DE DICIEMBRE

En este día, la mayoría de la gente del pueblo, se concentra en la Plaza Miguel Rodriguez Rivera para tomar las doce uvas tradicionales. El Ayuntamiento reparte gratuitamente las doce uvas, “buñuelos” y chocolate.

Se hacen también para calentar el ambiente tres grandes candelas en el centro de la plaza, y cuando terminan las campanadas, una nube de champán recorre la plaza, y todo el mundo se felicita el nuevo año.

PERSONAJES ILUSTRES

En la calle Enmedio (entonces calle de la cruz) nació JUAN BENITEZ LLORENTE, el 23 de agosto de 1.870. Aprendió de Antonio Prieto y estuvo en la cuadrilla del “Gorete” gran matador de toros de la época. Murió a los 23 años, el 1 de Junio de 1.893 en la plaza de toros de Málaga. El toro “Condenao” enganchó al caballo de Benitez, tirándolo al suelo, muriendo al ser trasladado en camilla a la enfermería de la plaza. La terna estaba formada esa maldita tarde por los toreros Gorete, Gavira y Caballero, un trío de ases de entonces. El toro Condenao, fué lidiado el cuarto de la tarde. Don Juan José de Bonifaz Ybarra, el estudioso historiador, refiere de esta víctima de la fiesta, que << en plena juventud encontró su fin Juan Benítez Llorente, desmontado de la cabalgadura el 1 de junio de 1893 en la plaza de Málaga por el novillo “Condenado”, de la ganadería de José Orozco. El deceso le sobrevino al ser trasladado en camilla desde la enfermería del coso a un hospital. “

FERNANDO SUAREZ GARCIA, nació en Puerto Serrano, en la calle Ronda. Luego se fue a vivir a Huelva. Fue declarado Hijo Ilustre el día 8 de Abril de 1.922 porque “todos los policheros que acuden a El son soidos y encuentran su protección”. La calle Ronda, tuvo su nombre unos años.

D. JOSE LEON PAVON, Comandante del Ejército, lucho con mucho valor en las guerras de África y Civil, siendo condecorado muchas veces por su heroísmo. Tuvo dedicada una calle varios años.

D. PEDRO AGUILAR. Comandante de los guerrilleros de Puerto Serrano, luchando contra el invasor francés. Fue un gran Jefe, que se llevó a los habitantes del Pueblo a la sierra del Chaparral, donde montó su Cuartel General, dejando un pueblo vacío que fue lo encontró el Ejército Francés, no hizo como otros pueblos vecinos que murieron muchos vecinos intentando defender sus casas contra el mejor ejército del mundo en aquellos tiempos. Fue incansable, consiguiendo que los franceses tuvieran muchos problemas aquí, ya que era un cruce de caminos donde pasaba municiones, víveres y hasta la paga de los soldados y convirtió a sus guerrilleros en auténticos especialistas en este arte de guerra.

D. ANTONIO POLEY POLEY, Ilustre polichero, que entre sus obras se destaca la enciclopedia “Cádiz y su provincia” editada en 1.901.

D. MIGUEL RODRIGUEZ RIVERA, Polichero. Alcalde durante la II República, realizó un cambio sustancial en el pueblo, construyendo muchos edificios públicos que antes no tenían en propiedad como Ayuntamiento, Juzgado, Plaza de Abastos, Lavadero Público, Juzgado, etc. Se distinguió por la lucha en favor de los más débiles. Murió en los primeros días de la Guerra Civil, fusilado.

D. PEDRO SANZ LINARES. Médico-Cirujano que fue enviado después de la Guerra Civil, desterrado a Puerto Serrano. Durante la contienda, en Madrid, ostentó la dirección del Servicio de Cirugía en Hospital de Madrid. Fue un médico muy querido por la mayor parte del pueblo. Hacía intervenciones quirúrgicas en su consulta de amigdaletic, apendicitis, huesos, etc. y al que no tenía dinero no le cobraba.

Falleció el día 18 de Diciembre de 1.958, y el sepelio fue de los mas grandes conocidos en la localidad. Puerto Serrano, lloró su pérdida.

D. JOSE LUIS GARCIA POLEY. Durante sus 12 años de Alcalde, se distinguió especialmente por las construcciones de edificios sociales que realizó, y por su constante lucha en pro de los más desfavorecidos. Le decían en las reuniones de Alcaldes en Cádiz, que era “Alcalde Izquierdas” dentro del régimen.

Fundó la Cooperativa de Alimentación “Santa María Magdalena”, para abaratar los precios de los productos de primera necesidad, resucitó la Hermandad de Romero, construyo el Club de Ancianos “San Alvaro”, hizo las 24 viviendas sociales, inició el Hogar del Pensionista, la Guardería Infantil, la Escuela Hogar que hoy es la Guardería Temporera, el Cuartel de la Guardia Civil, grupos escolares, la ermita de la Magdalena, el club de Ancianos de la Avenida de Cádiz y el campo de fuitbol, pavimentando además todas las calles del casco antiguo y las nuevas que se construyeron.

HIJOS ADOPTIVOS:

D. JOSE MORENO DE MORA, Por haber construido el Hospital Mora de Cádiz que dono a la provincia para que se atendieran las personas “desheredadas de la fortuna”

D. MANUEL MALDONADO SIERRA, El 28 de Octubre de 1.931. Diputado Provincial

D. MANUEL MORENO MENDOZA, El 28 de Octubre de 1.931. Diputado a Cortes.

D. GABRIEL GONZALEZ TASTABULL, El 28 de Octubre de 1.931. Gobernador Civil de Cádiz.

ALCALDE HONORARIO A PERPETUIDAD. El 4 de Diciembre de 1.964, siendo Alcalde D. Diego Cabrera Escolar, se nombra ALCALDE HONORARIO A PERPETUIDAD a D. Francisco Franco Bahamonde, Jefe del Estado Español.


MONUMENTOS

Fuente de Ramos (yacimiento arqueológico)

Silos prehistóricos, necrópolis de la Edad de Bronce, tumbas Arabes y restos de poblamientos romanos. Un importante legado cultural.


En Puerto Serrano, la naturaleza y la historia se abrazan de modo inigualable. La Ví­a Verde de la Sierra.

La Vía Verde de la Sierra transita por el antiguo trazado ferroviario Jerez-Almargen. En la actualidad se encuentran transitables 35 kilómetros que unen las localidades de Puerto Serrano y Olvera. A lo largo de este recorrido se puede disfrutar de una gran variedad paisají­stica, observándose la transición entre un paisaje eminentemente agrí­cola a otro serrano, alternando con masa de bosque mediterráneo. En estos paisajes el agua constituye el denominador común, siguiendo el curso de los Ríos Guadalete y Guadalporcún, donde encontramos una vegetación de rivera muy diversa.

El visitante puede encontrar en la Vía Verde de la Sierra, que nace en Puerto Serrano, un marco ideal para practicar el senderismo, el cicloturismo y la marcha a caballo.

Al hacer la Vía Verde a pie cabe la posibilidad de tomarla como lí­nea de vertebración de otras múltiples rutas que pueden hacerse partiendo de la Vía. Resulta imprescindible el desplazamiento hasta la Angostura, El Castellar o la desviación hasta el Área Recreativa de la Toleta, situada en uno de los parajes de mayor belleza natural de la zona.

Los amantes de la bicicleta pueden optar por el terreno llano con pequeñas rampas del trazado de la Vía, o decidirse por sus propios aledaños, donde hay montes y laderas con cortafuegos reutilizados por los ciclistas que buscan un poco más de emoción.

La primera parada obligatoria del viajero en su camino hacia Olvera es la finca El Indiano para continuar su camino hasta la Junta de los Ríos, que es el nombre que recibe el singular encuentro entre los ríos Guadalporcún y Guadalete.
Entretanto, el viajero encuentra uno de los principales atractivos del viaje: los túneles, que según su extensión, se iluminarán al paso del visitante. A lo largo del recorrido los túneles que han sido acondicionados son muchos.
Continuando hasta Olvera, el viajero tiene todavía posibilidad de observar el Chaparro de la Vega, una encina centenaria que ha sido declarada Monumento Natural de Andalucía.

Otro de los puntos imprescindibles del recorrido es el Peatón de Zaframagón, catalogado como Reserva Natural y que sirve de asiento a la mayor colonia de buitres leonados de Andalucí­a.

Ermita del Almendral

Construcción reciente, que cobija una pequeña capilla que precede a la cueva donde apareció la imagen de Santa María Magdalena.

Durante la Guerra de la Independencia la imagen fue escondida en esta cueva y, perdido su rastro, no fue encontrada hasta mucho después por un pastor. Por este motivo se realiza una romería en esta Ermita en honor a Santa María Magdalena, Patrona de Puerto Serrano.

Molino de Siré (Antiguo convento carmelita) declarado Bien de Interés Cultural;
Junto a la Parroquia de Santa María Magdalena, componiendo una dualidad de torres sin comparación en la comarca, está este antiguo convento carmelita que se conoce como Molino de Sire. Fue uno de los conventos que pasó a manos privadas por la desamortización de Mendizabal.

La planta y la fachada tienen una curiosa mezcla de estilos barrocos y neoclásicos.  Se articula en dos cuerpos, con portada en vano rebajado entre pilastras toscanas y entablamento, en cuyo friso aparece la fecha de 1856, año de una de sus remodelaciones. Sobre el entablamento se ha colocado una hornacina con una azulejo con la imagen de la Virgen de Guía entre dos aletones curvilíneos. En su interior hay que resaltar el patio, uno de los más bellos que pueden verse en la provincia. Posteriormente a su uso como convento, se recicla en funciones de molino de aceite, de ahí­ su nombre actual, Molino de Siré. Ha sido declarado Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucí­a.

Parroquia de Santa María Magdalena

El edificio es de claro estilo neoclásico aunque con algunos matices barrocos. Consta de 3 naves, doble fachada y torre con campanario en su angulo exterior.

En su interior destacan las capillas del Sagrario y la Bautismal, así­ como el Altar Mayor y el de San Andrés. Un toque especial le dan a la parroquia las columnas de mármol rojo, así­ como los lienzos de estilo barroco, que responden a la prestigiosa escuela sevillana, concretamente a Alonso Cano.

POZO AMARGO Y SU BALNEARIO

La historia de Pozo Amargo estuvo ligada a Morón hasta 1.941. A partir de ahí y una vez conseguido el término municipal pasa a ser Polichero y Caditano.

Naturalmente que todo lo que se escribe del que fue un hermoso y afamado balneario, se refiere al pasado. Actualmente se encuentra arruinado, sirviendo de cobijo para animales y desaprovechándose estas aguas medicinales.

El origen del las aguas minerales de Pozo Amargo se remonta a tiempos muy lejanos, el arranque del balneario se sitúa en 1792 cuando un religioso solicita al ayuntamiento “permiso y licencia para conseguir unos baños útiles al Reyno; la habitación y comodidad de los enfermos y el culto…” La solicitud es atendida pero la construcción del balneario se va alargando en el tiempo hasta 1914.

Tomó mucha fama en muy poco tiempo por las buenas propiedades de sus aguas. Está situado a 235 metros sobre el nivel del mar. El manantial que tenía un caudal de 135 litros por minuto, da su nombre a la aldea y al balneario “Pozo Amargo”, de aguas sulfurado cálcicas que brotan a 17,50 grados centígrados. Es diáfana, de olor sulfhídrico marcado y sabor salado y amargo. Diversos análisis realizados centran su composición en: ácido sulfhídrico y sales cálcicas, magnésicas y sódicas. Estaba rodeado de abundantes plantaciones que formaban un bosque, y al lado la Sierra.

Pascual Madoz señala ya en su visita a Pozo Amargo en 1840 algunas de sus propiedades: “olor bastante marcado a azufre o huevos podridos, color algo lactescente, sabor salobre y picante”. También hace una amplia descripción y deja escrita la existencia de “areniscas de afilar, cuarzos simples, pedernales, piritas de azufre, ágata, minas de cobre y canteras de mármol rosa”.

Estaba compuesto por dos amplias galerías de baños calientes y templados, sala de hidroterápia con inhalaciones, pulverizaciones y dichas, provista de los más adelantados aparatos de la ciencia de la época, y piscinas generales.

La primera parte del S. XX es la época de esplendor del balneario, con campaña veraniega de 4 meses, y centenares de visitantes. Se construyó una pequeña aldea, que crece pronto, haciendo una especie de herradura con una gran plaza en el centro donde se construyó la escuela, rodeada de las tres aceras de casas, que conforman la aldea, y los servicios se amplían: capilla, salas de bailes, fonda, biblioteca, escuela, enfermería, casas de alquiler…, lo que hace pensar en una clase social alta, ratificada por la relación de pacientes que se conserva. La mayoría de las casas se alquilaban a los bañistas, y existía una “fonda”, un hotelito con bastantes servicios para la época. La Capilla que depende de la Parroquia de Puerto Serrano, venera la Imagen de Nuestra Señora de la Asunción.

Diversos motivos (mala gestión, subida de precio, retirada de clientes, conflictos familiares…) llevan al cierre en 1930 y al abandono total en 1936 con el comienzo de la Guerra Civil.

Actualmente se usa para abastecer una piscina privada de grandes dimensiones.

Las propiedades curativas que nos señalan durante siglos varios autores, y especialmente un informe de las aguas minerales de España, publicado en 1.921, son entre otras, eczema, estomatitis, faringitis, laringitis, linfatismo, escofrulismo, blefaritis, conjuntivitis, sifilis, reumatismo articular, muscular y fibroso de herpéticos y linfáticos, dispepsias, catarros, alteraciones genitales, urinarias y menstruales, cervicoartosis, histerismo, impetigo, ectima, sarna y demás dermatosis parasitarias, coriza crónico, etc.

Aquí nace el Guadaira (arroyo de los Baños), . Río cuyo trazado es casi en su totalidad sevillano pero que tiene un origen gaditano.

Existen muchos restos de poblamientos prehistóricos de la época neolítica, ibérica y asentamientos árabes.

También hay unas salinas cuyo orígen es medieval y debieron de abastecer de sal al vecino Morón.

 

 

 


Un pensamiento en “CRONICAS PARA LA HISTORIA DE PUERTO SERRANO Por Manuel Garcia Gil

  1. Federico

    Hola. Me ha interesado mucho su exposición histórica y sobre todo el pasaje que versa sobre la Batalla del Guadalete donde afirma que ……
    “El encuentro entre invasores musulmanes y visigodos tuvo lugar según todos los indicios en la orilla del Guadalete, a la altura de la finca “El Grullo” en el lugar conocido en el pueblo como “La Vega del Rey”. Desde siempre se ha ido transmitiendo de Padres a Hijos el lugar, y en el mismo se han descubierto, gran cantidad de puntas de flechas, espadas, cascos e incluso un cementerio donde enterraron los muertos en la batalla”.
    A raíz de esto me surgen varias dudas. Es posible visitar dichos restos en algún museo o colección particular?. Dichos restos han sido analizados por algún arqueólogo u universidad?. El hacerlo supondría dar luz a un tema fundamental en la Historia de España ,que hoy aún , muestra muchas sombras.
    Esperando su amable respuesta, le saluda ,Federico Garrido.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*